El triunfo de los patriotas bolivarianos está asegurado, solo falta la última batalla

Para lograr asimilar el título de este articulo hay que hacer primero un recuento histórico del comportamiento de los imperios frente al enemigo que inexorablemente los vencería. Comencemos con El Imperio Romano; hasta que éste no decretó, persiguió y casi exterminó a los que fueron testigos y seguidores de primera línea del Mesías, llamado Jesús de Nazaret, los cristianos no triunfarían. Ese proceso duró 700 años, hasta cuando el Emperador Constantino se vió obligado a buscar el diálogo con los cristianos y firmar un armisticio para la convivencia, pues si no lo hacia los Barbaros de Atila los tenían cercados y listos para exterminarlos como cultura dominante.

Igual pasó con El Imperio Español que decretó, persiguió y casi exterminó a los Aborígenes Caribes que llamaban indios durante 300 años, hasta que el emisario enviado por Luis XV, se vió obligado a firmar un Armisticio con los Patriotas en 1815, pues si no lo hacían perderían toda influencia y poder en el Continente Aby Ayala. Hay que hacer notar que los descendientes de Los Caribes eran una minoría en el continente, pues otras culturas como los Aztecas, los Incas, los Mayas, los Chibchas y otras, mostraban grados superiores de organización, pero no fueron declaradas un peligro para la existencia de los colonizadores y de los valores culturales que trajeron de Europa.

Después de la muerte física de Simón Bolívar y disolución de La Gran Colombia, nuestro país quedó tan debilitado, deshabitado, diezmado y empobrecido, que no tuvimos fuerzas para enfrentar al nuevo Imperio emergente y tuvimos que entregarnos en sus brazos para evitar que los otros imperios europeos se repartieran nuestros territorio y aun así, de más de 2 millones de Km2, que heredamos de nuestros padres fundadores, apenas nos quedaron 912.050 Km2. hasta la llegada de Chávez.

Veamos ahora cuales son los hechos y procesos políticos que nos están pasando, que ya llevan más de 20 años y que deberán de culminar dentro de seis (6) meses, cuando libremos la Madre de las Batallas contra El Imperio más poderoso, cruel y sanguinario que ha conocido la humanidad, o sea El Imperio Norteamericano dirigido por El Sionismo Internacional:

1.- Los Patriotas Bolivarianos, por Decreto del Imperio Norteamericano, fueron declarados un "peligro inusual a su seguridad", igual les sucedió a los Cristianos y a los Caribes. Y para que más nos doliera, lograron que fuera un Negro norteamericano (Obama) quien lo hiciera. Este hecho, el cual podemos considerar hasta el 2021: "El mayor Logro de los Patriotas Bolivarianos", les quitó la careta a los que durante más de 100 años estuvieron predicando que eran nuestros amigos y protectores con el cuento de, "América para los americanos y el Panamericanismo". El Rey quedó desnudo ante los ojos del mundo.

2.- La firma de ese Decreto Imperial por Obama y luego refrendado por Trump y Baiden, contiene en sí mismo, los métodos, fuerzas y políticas que emplea el imperio contra cualquier nación del mundo que ose desobedecerlos y más en los territorios que ellos consideran su patio trasero. Este Decreto y su aplicación que, para nosotros ha significado un "Decreto de Guerra a Muerte", genocida, de lesa humanidad y violador de todos los Derechos Humanos, ha logrado despertar la conciencia adormecida de los pueblos del continente y que gracias a nuestra resistencia heroica, se están levantando para hacerles frente a las oligarquías nacionales que les han explotado y humillado después de la gesta de independencia.

3.- Después de 25 combates en los cuales hemos sido derrotados sólo dos veces, se han creado las condiciones para la Gran Batalla Final de esta confrontación, donde los contrincantes deberán firmar un Pacto de Convivencia de Ganar- Ganar, o continuar en una interminable Guerra a Muerte donde no habrá sobrevivientes. En esta Batalla se estará decidiendo la suerte de todo un Continente. Los Patriotas Bolivarianos no pueden contentarse con un empate. Aquí se triunfa o se perece. La ventaja la tienen las fuerzas imperiales, que aun perdiendo salen ganando. Es por eso que el próximo día 21 de noviembre del año 2021 nos las estamos jugando todo. No podemos optar entre participación y abstención, necesario es que más del 60% de la población salga a votar, aun cuando con ello no pudiéramos obtener la mayoría de las alcaldías y gobernaciones.

A los que por primera vez pudieran estarme leyendo, este escrito ha sido hecho por un Negro venezolano, que cumplió apenas hace tres dias 81 años de edad y que se siente corresponsable de lo que aquí ha ocurrido desde 1958 al 2018, o sea durante 60 años. Lo que aquí ha pasado y siga pasando a partir del 2017, le corresponde hacerle frente a los que tomaron la batuta después de 1998. No sentiré pena si retrocedemos, pues creo haber lo humanamente posible para avanzar y me sentiré muy contento si logramos que nuestra nación se consolide libre y soberana como la soñaron nuestros libertadores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 440 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: