El por venir de nuestro Porvenir

Con los anuncios recién expresados por el presidente venezolano Nicolás Maduro Moro, la Guerra Económica que azota al pueblo de Bolívar entra en una nueva etapa. Ofensiva revolucionaria que estará signada y orientada (por fin) a definitivamente quebrar la columna vertebral desde donde hacen "blanco" contra nuestra economía, la gobernabilidad de nuestro país y las expectativas de bienestar de nuestro pueblo.

La gangrena que por más de medio siglo ha venido carcomiendo la economía del país y sumergiendo al pueblo venezolano en la más inmerecida de las miserias, y que ha permitido que las grandes mafias hayan logrado amasar jugosas fortunas, y por "goteo" ha permitido que buena parte de la población del vecino país de Colombia haya podido sobrevivir ante la indiferencia de la política oligárquica del gobierno granadino; parece tener los días contados.

Con las nuevas y valientes medidas con las que el gobierno venezolano pretenderá definitivamente consolidar su independencia y la soberanía de sus recursos, se abre un nuevo reto para el pueblo venezolano, al que le tocará verdaderamente darle la estocada final a la godorria nacional e internacional.

La férrea determinación del pueblo venezolano en llevar adelante y consolidar su ofensiva no solo permitirá librarse del verdadero "cepo" que le mantiene el narcoestado neo-granadino, sino que buena parte de su economía y política (narcoparamilitar) colapsará de tal manera que bien podría esperarse tiempos de cambios para ese atormentado país.

Lo hasta ahora visto y sufrido por nosotros no será nada para lo que vendrá. La violencia demencial que ha caracterizado los gobiernos oligárquicos de Colombia serán trasladados y aplicados con saña contra nuestro pueblo. La putrefacción que han pretendido inocular en ciertos sectores de nuestro pueblo se verá de manifiesto y jamás deberá ser subestimada.

Aunque mantenemos la certeza que la gran mayoría del pueblo noble de Venezuela se ha mantenido incólume ante la propuesta de esta anti cultura, debemos no olvidar que algunos sectores han sido sigilosamente contaminados. Incluso en algunos casos (ampliamente detectados) en nuestras propias UBCHs y equipo políticos (hablo en particular de mi parroquia en Maracaibo) algunos elementos (no muchos afortunadamente) han incursionado en prácticas tan demenciales como la venta de alimento en Colombia.

No nos engañemos lo por venir verdaderamente nos pondrá a prueba y pondrá a prueba al estado venezolano, sus fuerzas armadas y sobre todo a su pueblo. Al enemigo se le conoce bien por su sanguinario proceder, de manera que ahora más que nunca esta Guerra avisada no debiera de ser subestimada. Hoy más que nunca la patria está en peligro y a las puertas de su definitiva grandeza.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1130 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social