Desde Caracas

En resistencia fatigada... y ya desesperada

“Pero ve el caso de Siria…”,  trataba de explicarme un gran amigo y ex diplomático suizo… “La agresión no cesa y el gobierno resiste…”

“Cuanto más resista mayor será el sufrimiento de la gente, del pueblo”, me surgió la respuesta sin haberla pensado.    En realidad sí la había pensado, mas NO en relación con Siria, sino con nosotros y nuestro país, Venezuela.

El sufrimiento del pueblo sirio es mucho más visible para el mundo que el nuestro.   La agresión a Siria es más convencional, militar y burda, menos científica que la que nosotros sufrimos.  

La que se usa contra nosotros es una guerra integral modelo de laboratorio, en la que el contenido económico-financiero, relativamente poco ruidoso en términos de titulares de prensa internacional, mas socialmente más letal y aniquilante, es el ingrediente diferencial determinante.

Hoy (24 de Junio de 2018) y desde hace ya tiempo, la economía NO funciona, NO tenemos gobierno económico y la inflación supera el 100% semanal en el mercado de mi comunidad.   Objetivamente estoy muerto de hambre: en dos semanas ni para pagar una “bala fría” tendré, lo que seguramente me llevará a desear el epitafio trágico de una bala caliente. 

En los términos que está planteada, la guerra de atrición conducida por el Imperio del Capital, supuestamente contra nuestro gobierno, es el pueblo de a pié quien la sufre.   Los altos personeros del gobierno NI se enteran… de que mi pensión de octogenario no alcanza ni para comprar un pollo.   Entonces ¿Cómo sobrevivo?

La realidad es que esta guerra NO está diseñada para tumbar al gobierno, sino precisamente para hacer sufrir al PUEBLO… y sembrar en la memoria colectiva venezolana y nuestramericana una lección imborrable de CASTIGO por nuestra osadía anti-imperialista y poscapitalista.   Cuanto más el supuesto “gobierno” resista mayor será el sufrimiento del pueblo, más horrible será el castigo que suframos y más imborrable será la lección, que será el holocausto, mediante tortura por hambre, de todo nuestro PUEBLO trabajador.

Contemporáneamente, mayor será la destrucción que se irá acumulando… (por sabotajes continuados, pillaje y migración masiva de técnicos) que es la otra de las dos grandes razones:  La destrucción de hoy de nuestra infraestructura de servicios públicos es la base de los grandes negocios de reconstrucción de mañana… cuando el capitalismo  formalmente – con su “demo-cracia” vuelva a gobernarnos.

La TERCERA RAZÓN,  que de ser sería la más obvia; la que a los ojos del mundo común aparece como la PRIMERA… que NO es solamente petróleo, sino el TERRITORIO con la mayor concentración de riqueza geoestratégica del mundo, como muy bien lo sabe, desde hace muchos años(1) la USGS, institución oficial gringa autora de nuestro mapa geológico oficial actual.

El hecho de que el Servicio Geológico de los Estados Unidos​ o USGS haya sido la institución técnica autora (junto con nuestra UCV - Universidad Central de Venezuela -, por decisión de nuestro Ministerio de Ciencia y Tecnología[i]) de nuestro mapa geológico oficial, por obra de un convenio firmado con nuestro Gobierno en Junio de 2003 (cuando aun no habíamos salido del todo de la agresión tecnológica perpetrada por SAIC[ii] desde Diciembre de 2002), pareciera indicar que esta razón es sólo aparente.  

La creación por decreto del A.M.O. (Arco Minero del Orinoco) en Julio de 2016[iii], parece ratificar nuestro punto de vista en el sentido de que el Capital NO tiene necesidad de someternos a guerra alguna para apropiarse de nuestros recursos geoestratégicos.

Entonces… las maquiavélicas, bárbaras y sanguinarias razones (¿?) (cuan frustrante NO encontrar otra palabra para expresar tal bestialidad) lucen ser de castigo y expiación ejemplarizante hacia la sumisión futura irredimible del ser humano trabajo  a la super bestia CAPITAL.[iv]

(Ver notas al pie).

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1574 veces.



Paulino Nuñez


Visite el perfil de Paulino Nuñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: