EL triste espectáculo del nuevo Búffalo Bolton ante la ONU

Haberlo visto en las condiciones que lo vimos ya realmente es una hazaña y un triunfo para todos los que entienden el significado y el compromiso de llevar lo que nos cuelga con bastante orgullo y decisión. Sólo observar los trabajos que tuvo que pasar este nuevo BÚFFALO BILL, john bolton, en el patético espectáculo desarrollado ante la ONU nos convence de los alcances de la política y liderazgo internacional no sólo de nuestro Presidente, sino del sentir de todos aquellos que relucieron dignidad ante la política despreciable y patotera del imperio. Más allá de lo que concluyan estas votaciones lo realmente destacable es que la hegemonía del imperio nunca se había visto tan en aprieto, tan preocupada y suplicante. Lejos de habernos enfrentado a Guatemala, a Estados Unidos, y al Imperio más sangriento y carnicero de la historia; nos hemos enfrentado, con bastante éxito, a no menos que la más terrible de las ponzoñas que azota a todos los países del planeta: LAS ECONOMÍAS DEPENDIENTES y a LA FALTA DE DIGNIDAD de algunos. Éstas, y los consabidos gobiernos serviles, son precisamente las verdaderas causas para que las injusta y descontextualizada votaciones hayan mantenido, durante las últimas décadas, el cuestionado aire democrático con el cual han pretendido erigir su hegemonía a escala mundial; claro está a fuerza de los más viles y rastreros chantajes y extorsiones. Lo realmente nuevo en estas votaciones de la ONU FUERON LAS RODILLAS DEL IMPERIO, y eso todos las vimos, a un sujeto que aun siendo todo lo aborrecible y despreciable SÍ LO OBLIGAMOS A PONERLAS EN EL SUELO.

El truco más destacado del capitalismo no es sólo apoderarse de las riquezas de los países, sino inocularles la respectiva dosis de DEPENDENCIA en sus formas de CIVILIZACIÓN AMERICANA. Las dependencias no sólo vienen dadas en lo económico, en lo militar y lo tecnológico, sino, e inclusive, en lo político y en lo cultural. Los CHUPAS SANGRE, cual novela de Bram Stoker: Drácula, mantienen todavía hoy el sortilegio de sus amargos e hipnóticos encantos.

Venezuela ha demostrado que la única forma de romper cada una de las ataduras de la actual contemporaneidad es a través del heroísmo de comportar que los cambios aparte de ser totalmente urgentes son igualmente claros y viables. Es verdaderamente impostergable la búsqueda de un modelo multipolar para el destino pacífico de las naciones; el cual se hace ya cada vez más codiciado por todos y cada unos de los países del planeta, a excepción por supuesto de los Estados Unidos que, a razón de su evidente descalabro financiero, no tardará mucho en resistir. La globalización debe transformarse más que en una formula o necesidad de intercambio económico o de comercio, en la instauración de la solidaridad y la complementariedad de los países y sus pueblos. Sólo a través de un esquema político-económico diferente al actual se podrán fortalecer las diferentes economías y autodeterminaciones de los pueblos. Y en esto valientemente Venezuela ha dado testimonio, de pretender buscar con gallardía responsable un nuevo esquema de relaciones internacionales. Definitiva e independientemente de lo que pase, todo lo que se pueda demorar la oficial conformación del Consejo de Seguridad de la ONU, es realmente provechoso para todos los pueblos y su dignidad, y una verdadera lección de hombría para todos los lacayos que aun siendo en el pasado torturados continúan manteniéndose de rodillas ante sus verdugos.

waldo.munizaga@corpomaracaibo.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3366 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor