Los cipayos del Imperio

La guerra de los ricos: Resistencia de los pobres (VI)

Son diversos los elementos que intervienen en la guerra que la burguesía venezolana en confabulación con el gobierno de los EEUU y demás gobiernos cipayos del Imperio, que sistemáticamente le han aplicado a Venezuela, y  que han anunciado reforzar y profundizar las sanciones, sin descartar la opción militar. Veamos cómo Donald Trump, inmediatamente que anunció la posible aplicación de la opción militar a Venezuela, envió a su mismísimo Vicepresidente a contactar a los caporales (cipayos), que el imperio mantiene en los países sudamericanos como mayorales a su servicio en lo que los  gringos hacen llamar su “patio trasero”.
 
El Vice gringo llegó a estos países, recibidos por los presidentes de Colombia, Panamá, Perú, Argentina, Brasil, no dejando de lucir su triste imagen de fieles “cipayos”, que en realidad es lo son. ¿A que venía el Vice gringo? Sin duda alguna, venía a darles la orden para  la invasión, pero no dudamos que el Vice se encontró con el inesperado punto de vista, de estos adulantes “cipayos”, que unánimes, le dijeron que “ni golpe de estado, ni intervención militar”, porque lo consideraban un riesgo para la región, pero que ellos apoyaban todas medidas que el imperio tomara en contra de Venezuela. No son más que unos vulgares hipócritas. Porque estos aduladores de oficio si saben muy bien lo hacen. 
 
Es muy verdad que una acción militar en Venezuela va a afectar a  LOS PUEBLOS DE TODA LA REGIÓN LATINOAMERICANA, ¿Pero que les importa a estos ramplones “cipayos”, el sufrimiento de los pueblos que ellos desgobiernan? Lo mismo les da que los pobres muramos de hambre o que muramos  perseguidos, encarcelados, o fusilados por la tiranía que ellos pretenden imponernos. Lo único que a ellos les importa son sus intereses, (los intereses de la burguesía y el control de los recursos naturales estratégicos: el agua, el petróleo, el oro y demás minerales indispensables, para regalárselos al gobierno gringo después que tumben a Maduro, en el caso de Venezuela), que de darse la “opción militar-Trump” serían también afectados ellos, como ha sucedido con Livia, Siria, Afganistán, Iraq, etc. por eso es que dicen que están perfectamente de acuerdo en que se apliquen medidas más drásticas a Venezuela, “torcerle el brazo” al pueblo, como lo dijo en una oportunidad el negrito Obama, y hacer “chillar” la economía, que fue la receta efectiva de Richard Nixon para derrocar a Allende en el año 1963. Pero que no vengan los drones a lanzar bombas a diestras y siniestra, porque las bombas no distinguen condición política ni estado social de los habitantes del país agredido, donde el pellejo de los burgueses y politiqueros opositores también estaría en peligro.
 
Ahora veamos las posiciones de los “cipayos” en relación al apoyo incondicional de las sanciones guerreristas del imperio: El presidente de Panamá, afirmó que “su país es aliado y socio estratégico de los Estado Unidos”, por lo que anunció la adopción de nuevas medidas contra Venezuela, uniéndose a las acciones injerencistas que ejecuta el gobierno norteamericano. Y acaso este “cipayo” le pidió opinión al país que es el pueblo panameño, para decir “que el país es aliado y socio estratégico de los Estados Unidos”, mientras organizaciones sociales y sindicales protestaba la visita del Vice gringo, desde  el monumento de los caídos en el año 1964, que fueron asesinados por los soldados gringos que custodiaban la zona del canal para esa época.
 
Otro “cipayo” incondicional es el presidente colombiano, tan fiel, que en el seno de ese país hermano nuestro, se albergan nada más y nada menos que siete bases militares gringas, que no más, esperan por la señal del Trump, para entrarle a nuestra Patria. Esa es, y no otra, la razón de la existencia de estas bases militares gringas en territorio colombiano. Pero lo más ridículo de este presidente es que mientras Colombia se desenvuelve en una terrible crisis de violencia política, ligada al narco paramilitarismo, se da el tupé de cuestionar y atacar a Venezuela, llamando a la comunidad internacional a “presionar con mayor fuerza para restablecer la democracia en  Venezuela”. Y lo más irónico, cuando dijo: que el apoyo que Venezuela prestó al proceso de paz en Colombia no evitará que denuncie "la violación de derechos humanos, la destrucción de las libertades y la democracia".
 
Pero… ¿En Colombia hay libertad de expresión como la que hay en Venezuela? Donde cualquier ciudadano puede hacer ataques frontales al gobierno o a cualquier funcionario incluyendo al Presidente Constitucional de la República, a través de las redes sociales y los diferentes medios privados, difundiendo noticias falsas y haciendo propaganda de guerra, sin que nada le pase, y los derechos humanos en Colombia, ¿dónde los deja este “cipayo”?. Veamos declaraciones del defensor del pueblo en Colombia, Carlos Negret, lo que dice en un informe, según Telesur: “Durante el periodo comprendido desde el 1° de enero del año 2016 hasta el 1° de marzo de 2017, ocurrieron 156 homicidios, 5 desapariciones forzadas y 33 casos de atentados” y las víctimas son dirigentes sociales y defensores de los Derechos Humanos en 23 departamentos  colombianos”. Pero esto es sólo un simple ejemplo de los tristes episodios que en este país a diario ocurren.  
 
Y los colombianos pobres desplazados, victimas del paramilitarismo, ¿dónde quedan? mientras en Venezuela hay más de cinco millones de hermanos colombianos que conviven aquí, en perfecta armonía. Y para colmo el gobierno colombiano es quien ha dado albergue a cuanto delincuente huye de la justicia venezolana, como es el caso del golpista Carmona o el reciente caso de la  ex fiscal Ortega Díaz que salió en estampida. Huyendo de la justicia venezolana, cuando le descubren graves hechos de corrupción y traición a la Patria, que ahora es protegida por el presidente de Colombia, ella y su combo, lo que hace que Colombia se haya convertido en la principal guarida de delincuentes que han atentado contra la estabilidad política de Venezuela.
 
Respecto al gobierno colombiano, cuando su Presidente se refiere a la dictadura en Venezuela, es bueno recordarle las cifras del informe que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha publicado  a través del informe Tendencias Globales 2016, que Colombia es el país que ha creado más desplazados internos en el mundo con una cifra acumulada de 7,4 millones de personas por encima de países en guerra como Siria con 6,3 millones y de Irak con 3,6 millones de desplazados. El informe dice que "a pesar de la firma de los tan esperados acuerdos de paz, aún había millones de desplazados internos a finales del año 2016". Y el País.com.co (fuente colombiana) confirma los datos aportados por ACNUR, señalando que "desde el 2013, cuando la cifra en el país fue de 5,3 millones de desplazados por el conflicto, el número ha aumentado en más de un millón de casos, lo que llevó que Colombia se ubicara (año 2016) por delante de Siria, que en ese entonces registraba 6,5 millones de personas desplazadas".(https://www.aporrea.org/ddhh/a251105.html)
 
El Vice gringo llega al Perú, recibido por el Presidente que por supuesto  es el “cipayoyo mayor”, el capataz de los caporales custodios de los intereses imperiales en esta América. Es el líder reconocido en la región para mantener, organizar y orquestar acciones en contra de Venezuela. “Perú ha sido líder y lo apreciamos”, expresó la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Katherine Caro en referencia a Venezuela, mostró su aprecio hacia el gobierno peruano por haber asumido el liderazgo en la región, frente a la crisis que atraviesa Venezuela. (Diario El Comercio 20/08/17). Cuando dice “Perú ha sido el líder”, se está refiriendo al pueblo país, y tenemos que aclarar que no es así, es el gobierno títere de Perú, no el pueblo. Es que la confusión también forma parte de otro elemento esencial de la guerra de cuarta y quinta generación.                                                                                                                                                           
De igual manera lo hizo el cipayo de Argentina que es uno de los presidentes con más baja popularidad y reputación en el mundo por las extravagantes medidas neoliberales aplicadas en contra del pueblo argentino, donde el Vice gringo dijo: “Estoy aquí para felicitarlo a usted presidente Macri por sus audaces programas de cambio para transformar la economía del país y reinstalar la reputación en el mundo” ¿pero de qué mundo habla ese elemento?
 
Sin duda alguna del mundo del capitalismo salvaje, porque cuando los  Kirchner gobernaban, al menos Argentina respiraba la frescura de una política de desahogo social, más cercano a la solución de las necesidades del pueblo. A esta efusiva felicitación por parte de Vice, el “cipayo” argentino le responde afable: “La unanimidad en el continente, con el liderazgo de Estados Unidos, para restablecer la democracia en Venezuela” y recalcó: “su presencia es muy importante, creemos en una relación madura entre ambos países y construir desde ahí un mejor futuro para los argentinos y los americanos”. Y este cipayo con qué moral habla de la unanimidad del Continente, para construir un mejor futuro, ¿aplicando políticas neoliberales para destruir a los países que han dado importantes pasos hacia su independencia soberana?, y de cual reputación se refiere el Vice: será el de los “Panamá paper”, donde este cipayo tubo o tiene implicaciones  pendientes.
 
¿Este sistema de hambre, persecución y miseria es lo que quieren para el pueblo venezolano? donde contamos con una Democracia participativa, protagónica y de inclusión social. ¡Alerta Venezuela que suenan clarines de guerra desde los Estados Unidos, con resonancia de cipayos latinoamericanos! De estas desenfrenadas aseveraciones en declaración conjunta entre el cipayo y el Vice gringo no se hace necesario indagar mucho para darnos cuenta del sistema político que nos quieren imponer en Venezuela desde el imperio yanki, cuando vemos en argentina el desastre político que representa  para el pueblo el desgobierno de Macri. “Que Dios nos agarre confesados” si aquí llegara a suceder esa desgracia que está, viviendo el pueblo argentino, el pueblo venezolano seguro estoy su respuesta libertaria y antiimperialista sería contundente.
 
Y qué decir del cipayo de Brasil, tildando de Dictador a Maduro cuando el dictador es él y con qué moral habla de la democracia en Venezuela, cuando Temer ha estado involucrado en el sonado escándalo de corrupción y tráfico de influencia de Lava Jato en Brasil, su llegada a la presidencia se produjo luego de que el Congreso brasileño utilizara cuestionables maniobras legales para deponer a la presidenta constitucional, Dilma Rousseff, de su cargo en agosto del año pasado.
 
El Canciller Venezolano en relación a la reunión bilateral Temer Cartes “presidente de Paraguay otro cipayo estadounidense), realizada en Brasilia recientemente a dicho: "Señores Cartes y Temer: Dos dinosaurios de la política se juntan y conspiran contra la democracia venezolana. Rechazamos su indigna conducta".
 
Este cipayo paraguayo tiene un historial fraudulento, es un empresario que en la década de los 80 fue condenado por estafa contra el Banco Central del Paraguay, manteniéndose prófugo de la justicia por un periodo de cuatro años. Cartes ha sido investigado por la DEA por lavado de dinero proveniente del narcotráfico. Igualmente ha sido señalado de cometer tráfico ilegal de tabaco y ocupación ilegal de tierras. Nada más y nada menos que estos son los malhechores que quieren ponerle las manos al Continente para ponérselo en bandeja de plata al imperio norteamericano.
 
Pero para terminar estas líneas no podemos dejar pasar por alto otro peligroso cipayo que también anda en la honde de atacar a Venezuela como es el cipayo presidente mexicano, mientras su país está bajo una terrible tensión de violencia, donde los cuerpos de seguridad del gobierno ha asesinado y desaparecido maestros de escuela y el país vive en la profunda inseguridad pública, y para colmo es uno de los cipayos más sumisos del imperio, que ha llegado a tal punto de la obediencia servil hacia el presidente Trump que ha aceptado sacrificar el presupuesto nacional, que se requiere para resolver necesidades al pueblo mexicano, para construir el famoso muro que encerrara a los mexicanos pobres, y condenarlos a no buscar mejoras en sus necesidades.   
 
Estos son algunos de los cipayos contribuyentes a la guerra de los ricos contra los pobres, que en aras de su fidelidad con los mandatos imperiales, pretenden resolver la crisis de un país ajeno, pero que jamás resuelven la gravísima situación de su propio país, (que es peor, si a ver vamos, que la crisis nuestra) pero esa es la naturaleza del sistema capitalista salvaje,  que nos quieren imponer. Los revolucionarios debemos mantener la suficientemente convicción y madurez política para enfrentar cualquier injerencia extranjera que atente violar nuestra soberanía nacional.
 

reinaldoc06@gmail.com

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 629 veces.



Reinaldo Chirinos

Licenciado en Educación Mención Desarrollo Cultural. Facilitador del INCES.

 reinaldoc06@gmail.com

Visite el perfil de Reinaldo Chirinos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Chirinos

Reinaldo Chirinos

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a251321.htmlCd0NV CAC = Y co = US