"El imperio contraataca"

Ilusos aquellos que creen que los factores de poder mundial están como simples espectadores esperando el desarrollo de los acontecimientos, ellos producen los acontecimientos, la historia está repleta de hechos que así lo confirman, en la actual situación que se presenta por la actitud guerrerista de Israel, donde todo confirma fines expansionistas, no debe quedar a dudas, se la están jugando muy fuerte y apostando a sus aliados arabes, estos sí, como simples espectadores. En la escena está servida toda la madeja de intereses geoestratégicos en la zona, por supuesto, con EEUU apoyando y dotando de armas no convencionales al país agresor, a nuestra manera de ver la conducta del Imperio y aquí incluyo a sus aliados, no es otra sino la desesperación ante el suministro cada vez más restringido de materias primas para sus fines “sociales” como el mantenimiento a toda costa del “sueño americano” y por otra parte el espacio que ocupan las grandes transnacionales en el dominio económico y comercial.

Israel no solo representa un Estado que reagrupó a los judíos, la cosa va mucho más allá, el poder económico mundial, no es cuento, está en manos de los judíos, al punto que están convertidos en el “prende fuegos” de las políticas amenazantes e intimidatorias de los EEUU y sus aliados, es la punta de lanza que abre el espejismo de posesión de las riquezas en países como Jordania, Líbano, Siria, Palestina, Irak e Irán, es la zona aprobada de extensión de dominio imperial y por ello se la juegan completito en tal campaña, por supuesto que no siempre se les hace fácil tales aspiraciones, por muchas razones entre ellas la religiosa y la dignidad de los pueblos arabes y no arabes como el caso de Irán.

Extrapolando la situación a esta zona como lo es América toda, la intencionalidad de dominio el cual ha ejercido desde siempre, le ha sido en los últimos tiempos con la aparición en Venezuela de la Revolución Bolivariana y su líder Hugo Chávez, cuesta arriba, actuando desacertadamente en las formas de acabarla y destruirla, pero en ese afán intervensionista ha fracasado en varias oportunidades y le ha salido el tiro por la culata, básicamente por el desenfrenado éxito en la subestimación del pueblo venezolano, un nuevo elemento se incorpora para contrarrestar el afán de dominio mundial del Imperio que repetimos no solo es EEUU que es el gran director de orquesta sino la comparsa de la Unión Europea que baila el son que le toquen cuando se trata de defender intereses económicos, financieros y comerciales.

La piedrita en el zapato que ya alcanza niveles de gramos de piedritas con la aparición de nuevos liderazgos en función de gobierno tiene “preocupados” a estos zares de la política y la economía mundial, lo que hace distinta la geopolítica y de alguna manera la política de intervención directa se les está haciendo más dura, ya que no se trata de embarcar unos soldados y soltarlos donde sus intereses estén en peligro, la cosa es distinta y cualquier decisión al respecto viene acompañada de campañas de otro tipo como conocemos, entre ellas, la más prominente la acción mediática, ejercicio hecho por sus lacayos internos en cada uno de los países, la guerra de cuarta generación no se parece en nada a lo que está ocurriendo en el Medio Oriente, no queriendo decir que es menos efectiva, con un solo problema adicional con el que no contaban anteriormente, como lo es, la disposición de los pueblos a que se respete su soberanía y es entonces cuando la dignidad surge como obstáculo para sus planes inmediatos, no por ello podemos decir que, el peligro no es inminente y el acecho a la vuelta de la esquina, por el contrario, hoy más que nunca de lado y lado se juegan sino el último juego, el que hará el placet para semifinales y es aquí donde el Imperio afina sus estrategias con el dedo puesto en el botón rojo.

Lo hemos dicho en múltiples ocasiones el Imperio no juega juegos amistosos, se dedica a ultimar detalles sobre el accionar de aquellos gobiernos que ejercen soberanía y en eso saben bastante y conjuntamente con factores internos en los países “no amistosos” cuyos sucesos internos poco le interesan, ejercen en principio presiones y si estas no progresan la decisión es eliminarlos o tratar de hacerlo, no hay medias tintas, la cosa está bastante clara que no deja lugar para especulaciones y tanto es más peligroso cuando declaran como acaba de hacerlo el presidente Bush de que Venezuela no es un peligro militar y aunque no lo dijo representa una amenaza para sus intereses de posesión global, cuando el Imperio habla, al decir de las cosas que dice y no dice, son líneas políticas sobre sus próximos pasos, es por ello, que el seguimiento ha de hacerse en cada momento.

En el caso venezolano, son elocuentes los factores que impiden o no permiten una actuación más directa, estos están ligados siempre a los intereses económicos que hasta ahora no han sido tocados entre otras cosas, porque no ha sido necesario. El gobierno de EEUU y esto hay que recordarlo en todo momento es representante de las grandes transnacionales como la General Motors, quien acaba en Venezuela de abrir una nueva línea de producción completando la producción en el área ociosa que tenía desde hace bastante tiempo, el caso de las franquicias se ha multiplicado exponencialmente, comida rápida y otros ejemplos, por lo tanto la geoguerra y la geopolítica no solo depende de la posesión territorial sino que es económica sin lugar a dudas. En el Medio Oriente confluyen ambas cosas y la intervención militar directa e indirecta como el caso de Israel se les facilita por los gobiernos títeres, fijense y es para revisar la historia cuando hay un pueblo dispuesto a defender su soberanía con gobernantes “enemigos” según ellos, la cosa es distinta y tratan de preservar sus intereses por encima de otra cosa.

El Imperio en estos momentos en el caso venezolano contraataca a través de la guerra mediática directamente o a través de sus lacayos, el trabajo es distinto aunque sea de largo o mediano plazo, creen en la horadación continua del proceso y el desgaste de la voluntad del pueblo de apoyo al comandante Chávez, resaltando desde el punto de vista mediático dos elementos: la delincuencia y la corrupción, porque con lo de la pobreza se han dado cuenta que el incremento del consumo no es cuestión solo de los ricos, por tales razones ya sabemos por donde vienen los tiros en los próximos meses cuando se caliente el panorama electoral independientemente de que al final abandonen el camino.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3213 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a24280.htmlCd0NV CAC = Y co = US