10 claves de un pacto con el FMI

El Fondo Monetario Internacional ya pasó por nuestro suelo dejando las cenizas de una sociedad que no soportó la carga y se lanzó a la calle a morir en manos del gobierno de Carlos Andrés Pérez en 1989.

El Fondo Monetario Internacional es un ente encargado de mantener la supremacía del capitalismo por encima de las sociedades y mantiene una estructura apropiada para que eso suceda. Su directorio está conformado por los representantes de las economías mundiales cuyos votos son directamente proporcionales al capital que aportan a la institución, es decir, las políticas crediticias se aprueban por votos donde el que más dinero tiene más votos aporta.

Es una institución netamente privada donde los recursos que maneja no son representativos de naciones sino de grupos económicos; por ejemplo Estados Unidos aporta el 17,5% del fondo a través de grandes corporaciones y países pequeños aportan su porcentaje a través de sus bancos centrales que al llegar al fondo son tratados cual empresas privadas también.

Que significa esto que los empleados del Fondo Monetario Internacional no responden a políticas de ningún estado sino a criterios netamente comerciales de instituciones privadas.

Para ingresar al Fondo Monetario Internacional, del cual ya salimos, deberíamos enviar un aporte económico sustancial a lo que aspiramos obtener de él; es como si quisiéramos que un banco universal de los tantos que hay en el país nos prestara algún dinero, eso va a depender de cuanto tenemos o cuanto demostramos tener. Para el FMI sería lo mismo: tanto tienes tanto vales.

La apetencia del Fondo Monetario Internacional sobre nuestra nación seria la que todos conocemos: las grandes reservas de petróleo que tenemos, esa sería nuestra garantía, pero como es dinero a futuro, la compra de esa garantía crediticia vale casi cero y así tendríamos que venderla.

Los políticos de la derecha están buscando a espaldas de la nación un pacto con este fondo que tanto daño ha causado y sigue causando a las economías emergentes, eso es traición a la patria, no es otra cosa.

¿Que buscan los empresarios, liderados por el más grande del país: Lorenzo Mendoza? Buscan el regreso al estatus quo que había cuando fueron despojados de la posibilidad de tomar decisiones en el país, este sacrificio económico que están realizando con la baja de la producción y el desequilibrio de la distribución les será remunerado con creces con el aporte de 50 0 60 mil millones de dólares que están negociando ante el Fondo Monetario Internacional.

¿Pero cuáles son las bases de ese pacto? Es bueno que el pueblo, incluido el pueblo que sigue a la derecha o sobre todo esta porción del pueblo, esté claro de que es lo que ellos plantean.

1.- Saneamiento del presupuesto público a expensas del gasto social. El FMI apunta a que el estado no debe otorgar subsidios a la vez que exige la anulación de servicios sociales a sectores que no estén en condicione de pagarlos tomando como servicios algunos que están amparados como derechos universales, tales como, educación y salud..

2.- Generación de superávit primario enfocados a cubrir compromisos de deuda externa; es decir, una economía que permita que la relación de ingreso del estado sea mucho mayor al gasto corriente de bienes y servicios incluidos los intereses por pago de deuda,. Esto se logra con una fuerte política impositiva ayudada con una disminución en el gasto público, o sea más impuestos y menos aportes sociales. Para esto el FMI exige: 3.- Eliminación de subsidios tanto en actividad productiva como en los servicios sociales y 4.- Reestructuración del sistema impositivo con el fin de incrementar la recaudación fiscal

5.-Eliminación de barreras cambiarias, libre flotación de divisas y mercado abierto con una implementación de una estructura de libre mercado en todos los sectores de bienes y servicios sin intervención del estado.

6.- Liberación del mercado de trabajo con políticas de flexibilidad laboral, en este punto el trabajador queda a merced del patrono como ya lo estuvo en los años 80; el patrono amparado en organizaciones como FEDECAMARAS impondrá las condiciones contractuales ante unos trabajadores desamparados por un estado maniatado y quizás anexados nuevamente a organizaciones sindicales como la CTV cuyos directivos se aliarán de manera inmediata a las directrices de la directiva patronal.

7.- En situaciones de emergencia como la que Lorenzo Mendoza y asociados expuso ante el FMI se ordenarán mediada tales como la reducción de salarios cosa que ya el FMI impuso recientemente a Grecia lo cual disminuye el poder adquisitivo.

8.- La privatización de empresas publicas reducirá la capacidad de intervención del estado, ante las condiciones contractuales de los trabajadores y el aumento de importaciones (parte de la receta de FMI ya que los empresarios norteamericanos son los primeros accionistas y nos bombardearan con sus marcas nuevamente) colapsará lo que quede de las economías locales.

9.- La supresión de programas de salud pública resultará en aumento de enfermedades y aumento de costes de sanidad y empeoramiento de economía por perdida de mano de obra.

10.- Reducción total de la capacidad del estado a intervenir en las decisiones económicas y limitación total a la inclusión de políticas públicas destinadas a favorecer a los más necesitados a menos que estas políticas generan algún tipo de ganancia medida en términos económicos; por ejemplo sale más barato hacerles letrinas a los pobres que mandar a limpiar la mierda en las calles y andar vacunado para que no rieguen enfermedades; sale más barato fumigar con DDT a los habitantes de los cerros que colocar dispensarios médicos gratuitos y escuelas, o que se propaguen enfermedades.

Toda esa vaina ya la vivimos y no permitiremos que la vivan nuestros hijos Carajo!! ¿O es que la mediana bonanza que trajo el comandante Chávez, a pesar del boicot de los accionistas criollos del FMI, ya nos permitió olvidar de dónde venimos?

El 6 D no está en juego el gobierno de Maduro, está en juego la patria y la supervivencia de nuestra especie.

La oposición no está jugando, nos está ahogando en necesidades causadas en su estrategia muy bien planificada y a la que se sumaron nuestros compatriotas convertidos en bachaqueros, quienes no merecen más que la miserable vida que ellos mismos se están fabricando aliados con el poderoso que los manipula.

La derecha en el poder traerá una vez más la miseria y la muerte a la patria.

La clase media, una vez más, después de haber evacuado el estreñimiento que tenia y sentir el estomago liviano se olvidó de la carrera que tuvo que pegar y la cola que tuvo que hacer en el baño que tenia la puerta cerrada pues el rico estaba cagando y ya está otra vez de su lado; agradeciéndole incluso que le haya abierto la puerta cuando le dio la gana.

En nuestras manos no se puede perder la patria, el gobierno está obligado a derrotar la guerra económica, el gobierno está obligado a rectificar en los planes económicos, el gobierno está obligado a defender la revolución y eso se logra eliminando el descontento que hay por la sensación de vacío que dejan algunas decisiones y los discursos del presidente.

El presidente Maduro debe de una vez por todas quitarse la investidura presidencial y ser el Comandante Maduro. La conversación de Lorenzo Mendoza y Haussman no es poca cosa o espabilamos o nos lleva quien nos trajo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2760 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: