Divide y vencerás: con Diosdado

El imperio fue confrontado en la Cumbre de las Américas. Se le dijo que no se aceptaría más intervencionismo en la región y se exigía relaciones políticas de igualdad. Obama, como los monitos caricaturescos, se tapó los ojos y oídos para no ver y escuchar la realidad. Aunque si habló. Dijo que desdeñaba la historia y cual gerente de empresas planeó el futuro. "No hay liderazgo mundial en Occidente, sino sólo egoísmo y arrogancia de la autoimagen de Estados Unidos como el país excepcional”, dice Paul Craig Roberts. Dado que su poder está muy resquebrajado, el imperio ha decidido “torcer el brazo” de los gobiernos progresistas americanos para imponer su voluntad. Por ello, se ha lanzado en la cruzada de deslegitimación de las instituciones públicas venezolanas y la ha enfilado, en esta oportunidad, contra el presidente de la Asamblea Nacional.

La campaña ha iniciado con infamias y descrédito de la persona de Diosdado Cabello. No repetiré aquí los infundios emitidos, sino sólo destacar el estoicismo con la que éste se defiende e inmovilidad de sus convicciones revolucionarias. ¿Por qué tanta basura contra él? Creo que, como decimos en Venezuela, se trata de “prender el ventilador” y enlodar a todos. Intentar convencernos que tenemos un gobierno fallido, corrupto y dirigido por delincuentes. Es la última táctica utilizada por el imperio contra la Revolución Bolivariana después de otras fracasadas.

Las primeras armas consistieron en cortejar al adversario, seguidas por su intento de aislamiento (dado que Chávez no cedía) y ahora promueven el aniquilamiento de sus dirigentes cuando observan definitiva resistencia. Ya llevamos dieciséis años en esta lucha y los ataques arrecian. ¿Cómo terminará esta historia? Hasta ahora sabemos que el imperio en su debacle intenta arrastrarnos a todos. Dividir los esfuerzos revolucionarios, hacer la guerra frontal o solapada contra los pueblos, destruir países, porque EEUU se cree “el país elegido por la historia para ejercer la hegemonía sobre el mundo", insiste Roberts y (liberando) “al Gobierno de EEUU de las limitaciones del derecho internacional y usando la coerción contra Estados soberanos con el fin de rehacer el mundo" para su ejercer su dominio, agregaríamos nosotros.

Se quiere aislar a Venezuela de la integración latinoamericana. Socavar la base moral de su revolución. Confundir a su pueblo y convencerlo de cambiar su futuro. El ataque es feroz. Con la ausencia física del liderazgo gigante de Hugo Chávez, la Revolución Bolivariana transita camino espinoso. Por ello contra la división se debe repetir “unidad, lucha, batalla y victoria!

 

barreto.morella@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2122 veces.



Morella Barreto

Historiadora y Diplomática

 barreto.morella@gmail.com

Visite el perfil de Morella Barreto López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Morella Barreto López

Morella Barreto López

Más artículos de este autor