VII Cumbre de Las Américas entre Cuba, Las Malvinas y Venezuela

DE CUMBRE EN CUMBRE

Haciendo un balance desde 1994 hasta nuestros días se han realizado siete cumbres de las Américas. Recordamos que a comienzos de la década de los noventa, el mundo sufría un proceso de reorganización, en el que Estados Unidos pasó a jugar el papel principal de reordenamiento geoestratégico planetario.

El neoliberalismo se convirtió, después de la caída del bloque soviético, en la piedra angular para estructurar la economía mundial. América Latina y el Caribe sufrieron los fracasados planes de ajustes estructurales del Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo y Fondo Monetario Internacional que generaron profundos endeudamientos, desaparición de las soberanías y aumento vertiginosa de la pobreza. Nuestra América se debatía entre el consenso de Washington y el imperceptible surgimiento de movimientos sociales, que poco a poco comenzaban a construir una esperanza para más de 500 millones de hambrientos y desamparados.

La primera Cumbre de las Américas realizada en Miami, 1994, comenzaría a delinear una propuesta de integración neoliberal, que Bill Clinton la llamó Iniciativa para las Américas, al igual que para África había propuesto la Ley de Igualdad de Oportunidades. Fue el presidente estadounidense George Bush, al llegar al poder que propone que para el “patio trasero”, América Latina, se comenzara a construir el famoso ALCA o mejor conocido Área de Libre Comercio de las Américas.

En el año 2001 se convoca a la III Cumbre de las Américas en Quebec, Canadá , después de haberse realizado la segunda en 1998 en Santiago de Chile. En ese tercera Cumbre, ya Chávez había sido electo presidente y lleva dos planteamientos estratégicos que, uno era pasar de una democracia representativa a una democracia participativa y la otra implementar un tipo de integración no sujeta a reafirmar lazos de dependencia como pretendía el ALCA. Chávez firmó con reserva esa declaración, lo cual causó revuelo entre los presidentes acostumbrados a decir “yes”. Luego sería en la IV Cumbre de las Américas, y bajo la coordinación discursiva de Hugo Chávez y el presidente Kirchner de Argentina y Lula Da Silva de Brasil que con apoyo de la asamblea de los movimientos sociales se va a derrotar la propuesta del ALCA. Esa ha sido la cumbre más extraordinaria de todas las hasta ahora realizadas en las Américas, pues marcó un camino hacia la soberanía y abrió nuevos caminos de la integración hoy plasmado en el ALBA, CELAC, UNASUR, PETROCARIBE.

En diez años se avanzó para la reorganización del continente desde una perspectivas soberanas. El plan del ALCA diseñado por las ciento veinte compañías más ricas de USA-Canadá había sido derrotada como lo vaticinó Chávez en Buenos Aires en noviembre del 2005, ante decenas de miles de militantes antiimperialistas y antiglobalizadores… ”Aquí en Mar de Plata está la tumba del ALCA”.
Después desfilaron las Cumbres en Puerto España, Trinidad y Tobago (2009), en Cartagena de Indias, Colombia (2012) y donde el presidente Chávez no pudo asistir por problemas de salud. Esa Cumbre no logró una declaración final ya que no se incluyó la participación de Cuba, ni reconocer Las Malvinas como territorio argentino.
 
Esta vez Cuba y la amenaza a Venezuela
Al fin, después de tanto insistir por iniciativa del presidente Chávez y los países del Alba, se logró por primera vez para esta VII Cumbre la inclusión de Cuba. Pero por otro lado, esta cumbre será una prueba de fuego para dos puntos candentes: Reafirmar la soberanía territorial de Las Malvinas como parte de la República de Argentina y el tema de Venezuela como amenaza inusual para Estados Unidos, decretado por el presidente Obama.
Por los movimientos de los nuevos bloques de integración regional exigiéndole a Obama que retire ese decreto, ese será un centro de discusión para medir la soberanía de nuestro países ante la amenaza de Estados Unidos. ¿Saldrá consenso de esta cumbre para una declaración final? ¿Pasará lo mismo que la VI Cumbre en Cartagena en la cual no hubo declaración final? A todas estas, ¿se justifica la OEA a estas alturas de las nuevas experiencias de integración regional con perspectivas cada vez más soberanas de los países de nuestro continente al sur del río grande? Veremos…
 
Exclusiones racista y religiosas de la Cumbre
Nos escribe la Asociación religiosa Yoruba de Minnesota, diciéndonos que fueron excluidos de la reunión de la sociedad civil, lo cual demuestra hasta cierto punto que solo asistirán las organizaciones asociadas a ese concepto de “sociedad civil” que está muy alejado de las organizaciones de solidaridad y no alineadas con las formas de dominación.
El tema del decenio de los pueblos afrodescendientes, vital para más de 15 millones de afrodescendientes en las Américas, no entró en la agenda. ¿Cómo se puede hacer una Cumbre sin colocar el tema de la etnoexclusión, el racismo y la discriminación?
 
CHU-CHE-RÍAS
 
** ¡QUÉ VAINA!, de nuevo abandonan al Morochito Iriza, patrimonio intangible de Miranda, en el Rincon de la inclemencia. Según la Alcaldía de Páez no tiene para trasladarlo a la quimioterapia y Corpomiranda se desapareció… así no es que se gobierna, así no es que se reivindica la humanidad de proceso que les enseñó el presidente Chávez.
 
** URGENTE un plan de seguridad integral, acompañado de unas audaces políticas de prevención para Barlovento. Nos llegan cartas de quejas de los gastos millonarios que se hicieron en Carnaval, fiestas mal llamadas patronales y ahorita seguro todo un despliegue de seguridad, festivales para semana santa… pero después de esa alegría de tísico llegan los azotes, la inseguridad…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1256 veces.



Jesús Chucho García


Visite el perfil de Jesús Chucho García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas