El Acidito

Los perros de la guerra vienen por la riqueza de los venezolanos

Se llaman perros de la guerra a aquellos que se benefician de un conflicto; tal como dice un refrán anónimo: “La paz es solo un momento confuso entre dos guerras”.

El Presidente de Estados Unidos acaba de dar un paso bastante delicado al haber declarado Obama “emergencia nacional” por el supuesto “riesgo extraordinario” que supone la situación en Venezuela para la seguridad estadounidense. Esto no solo tiene la implicación de una posible intervención bélica o bloqueo económico contra el país, sino que con la sola declaración se dispara el indicador denominado “Riesgo País”, que es todo riesgo inherente a operaciones transnacionales y, en particular, a las financiaciones desde un país a otro. La importancia de tener en cuenta el riesgo país, en las operaciones crediticias, creció rápidamente con el desarrollo del comercio exterior, de las compañías multinacionales y, sobre todo, de las operaciones bancarias internacionales. Los banqueros pronto descubrieron que financiar a los clientes en otros países significa enfrentar una serie de problemas nuevos y distintos. Para hacerlo deben estudiar las características políticas, económicas, sociales e incluso psicológicas de los países con los que intenta establecer relaciones. Asimismo deben estudiar los aspectos legales y fiscales existentes en otras naciones. Pero lo grave de esto es que ese riesgo país lo determinan empresas financieras en Estados Unidos; o sea que lo manejan a su antojo, perjudicando la credibilidad de una nación y por tanto correr a los inversionistas.

Este anuncio de Obama pudiese ser una simple amenaza o la develada intención de invadir nuestra nación; así  como usaron el pretexto un día antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001, cuando la administración Bush acordó un plan para derrocar al régimen talibán en Afganistán por la fuerza si éste se negara a entregar a Osama Bin Laden; y solo fue hasta el domingo 1 de mayo de 2011 cuando se anunció de manera oficial la muerte del líder de Al-Qaeda.

De igual manera USA realizo una propaganda sobre las armas de destrucción masiva en Irak, donde los Estados Unidos y el Reino Unido aseveraron que Saddam Hussein todavía poseía grandes reservas escondidas de armas de destrucción masiva en 2003 y que estaba procurando conseguir y producir más de manera clandestina. Las inspecciones por parte de las Naciones Unidas habían comenzado nuevamente en noviembre de 2002 y se desarrollaron hasta marzo de 2003, pero no se presentó ninguna evidencia de armas de destrucción masiva reales cuando los Estados Unidos y la Coalición del mal invadieron Irak acabando con militares, mujeres y niños.

Amigos de las confrontaciones bélicas; como dijera “Bertolt Brecht”: “Con la guerra aumentan las propiedades de los hacendados, aumenta la miseria de los miserables, aumentan los discursos del general, y crece el silencio de los hombres”; pero desde esta región insular les decimos: estamos preparados, rodilla en tierra y con la carabina al hombre, dispuestos a luchar por nuestra patria. ¡Maduro, el Pueblo está contigo!.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1521 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a204198.htmlCd0NV CAC = Y co = US