El Plan de los Bush y los WASP es el Exterminio (*)


El imperio quiere hacer con nosotros el Tercer Mundo

 

lo mismo que hicieron con los pieles rojas…

Comer aceitunas o comerse el Planeta

El IMPERIO Romano fue a la Galia en busca de trigo, así como a la clásica Grecia por el aceite de oliva, y a Egipto por el oro y los tesoros de los faraones. Los españoles mandaron sus carabelas buscando las especies de Oriente y pasaron tres siglos llevándose el oro y la plata de América. Los Nazis tomaron Kiev cuando la Unión Soviética, buscando petró­leo para mover su guerra mundial. Los ingleses fueron para todos lados con sus poderosas escuadras de barcos, buscando monopolizar el comercio de todo, hasta del opio de Hong-Kong.

Quizás este devenir de la rapiña internacional nos haya inducido a la inercia de considerar que el Gobierno de los Estados Unidos en estos tiempos, anda, igual que sus predecesores gobiernos y sus predecesores impe­rios, buscando las materias primas de los pueblos, el negocio, y ya… ­que con eso se conforman. Pero no es el caso. Los romanos podían sen­tirse satisfechos con las aceitunas de Grecia porque eran aceitunas lo que les faltaba. Pero para estos tiempos, nos parece y nos apresuramos en denunciar, hay una visión en el Gobierno de los Estados Unidos según la cual, aún teniendo todas las riquezas estratégicas y todo el negocio del planeta, aún así, hay algo que les falta.

En estos tiempos en que la ecología nos esta haciendo llegar al llegadero el poder detrás del gobier­no de los Estados Unidos siente que se está quedando sin planeta.

Ellos no más no. Nosotros tam­bién nos estamos quedando sin plane­ta, sólo que nuestra forma de reaccio­nar ante tal situación es muy diferente a como reacciona Bush y la gente que Bush representa, los inefables WASP: White anglosaxon and protestand (blanco, anglosajón y protestante), guachi-guachi, pues. Según vemos, los gringos y su transitorio representante por estos días, el George Doblebe Bush, han visto que el planeta no da para más, que tendremos problemas en breve plazo de agua, de energía, (es decir petróleo, electricidad, calefacción, refrigeración...) Nos impresionamos mucho por allá en los años setenta, cuando sobre el sur de Chile se abrió un hueco en la capa de ozono. Hoy tenemos otro hueco sobre Inglaterra y otro más sobre Japón. Con los tsunamis en alza, ni se diga los pro­blemas de salud y alimentación que se nos pueden venir encima, si además sigue aumentando la población, que ya está en más de seis mil millones de seres humanos, y peor si sigue el capitalismo go­bernando el mundo, que es como decir que nos siga lloviendo sobre mojado.

¿Es que acaso no hay solución..?

Porque aún con esos problemas la Madre Tierra puede tener solu­ciones para todos sus hijos. No existe una crisis tan grande que la solidaridad y el amor al prójimo no puedan arreglar, sobre el Planeta Tierra. Pero Bush y la gente que Bush representa no están dispuestos a cambiar las reglas del juego que ellos han impuesto, ni siquiera en nombre de salvar a la raza humana del co­lapso de la sustentabilidad.

Pareciera que el Poder detrás del Poder en los Estados Unidos hubiera llegado a la conclusión de que estan­do el planeta en curso de colapso, no es importante salvar a la huma­nidad, sino salvarse ellos y salvar el capitalismo. Y en consonancia con esa decisión, han iniciado hace rato ya una serie de acciones que después de la caída de la Unión Soviética se nos han hecho tan evidentes como inexplicables, lo cual lleva al error de los analistas, porque si no tienen conciencia de la verda­dera y macabra intención final de ese propósito gringo, la situación no resiste el análisis normal que gente normal haría frente al hecho. Por eso terminan encontrando las accio­nes de los Estados Unidos como absurdas. Y no son absurdas. Son premeditadas.

Por ejemplo, todos los comentaristas internacionales están dicien­do en estos días que los Estados Unidos se equivocaron con su inva­sión a Irak. Que les está yendo mal, muy mal, porque mira como les están matando a sus soldados. Pues creemos que no. Que el análisis de toda esta gente de buena voluntad está equivocado, porque los señores del Pentágono y toda la super­estructura de los WASP, con su Bush a la cabeza, no fueron a Irak a ganar, sino a perder, o mejor dicho, a ganar perdiendo. Ellos allí están hoy por hoy consiguiendo su objetivo, el cual es que le maten gente, que los odien y que suba el precio del petróleo, todo lo contrario que las personas normales de este planeta buscarían ante una situación igual.

Es evidente que buscan, como solución una matazón apocalíptica

El Poder detrás del poder en los Estados Unidos está preparando una guerra entre el primer mun­do... y nosotros, el tercer mundo. Una guerra de exterminio, ni más ni menos.

Porque, si el planeta va a colapsar con más de seis mil millones de seres humanos, “la solución” es reducir esa población a unos tres mil millones. Quedarían como sobrevivientes de la matanza los Estados Unidos y sus socios del primer mundo. El resto, espacio para el oxígeno y las aguas necesarias para la buena vida de ellos. Y asunto arreglado. Pero. ¡y qué pueblos podrían avalar esta barbarie..? Como es muy probable que ninguno, los WASP están llevan­do a cabo toda una campaña para deteriorarle la calidad de vida a su propia gente del primer mundo (alza de la gasolina) y de amedren­tamient o y temor para que los habitantes del primer mundo crean que nosotros, los salvajes del tercer mundo, los queremos atacar (caso Torres Gemelas, bombazos de Madrid y ahora de Londres, por ejemplo...).

El Plan Macabro de los USA se robustece con el terrorismo antiUSA

Están buscando a toda costa que ante el deterioro de su calidad de vida y el terror por la inseguridad de sus vidas ante posibles atentados, la gente del primer mundo, esa misma gente que con las acciones de grupos juveniles se habían comenzado a sensibilizar con la deuda y los sufri­mientos del Tercer Mundo, bueno, esa misma gente comience ahora a sentirse amenazada por nosotros y en una reacción de instintiva defen­sa inducida, se inicie un distanciamiento de nosotros para luego, de frente, odiarnos, a nosotros, los que les subimos el precio del petróleo, a nosotros, los que andamos con una bomba debajo del brazo dispuestos a volarles el culo a la primera de cambio... de manera tal que cuando Bush ordene -por ejemplo, es sólo una suposición, cualquier parecido con la realidad es inocente coin­cidencia-, ordene pues la invasión de Venezuela, la población de los Estados Unidos respire aliviada y en medio de un agradecido suspiro diga "¡qué bueno, por fin, por fin nuestro gobierno hizo algo para defendernos..!"

Por eso Estados Unidos, hoy por hoy, no quiere amigos. Ni el Papa les interesa como amigo... Y todo país que se le amiga (hasta dolarizando su economía), termina como el gatico que se le acerca al gato macho dominante del barrio: el gato más grande lo mata, por mucha gracia que el pequeño le haga para congra­ciarse con él, lo agarra del cuello y tácata. La historia es reciente, a nadie se le ha olvidado: todo país que se pone de amiguito de los Estados Unidos termina arruinado. Porque Estados Unidos no necesita amigos. El verdadero poder que gobierna en Estados Unidos necesita son enemi­gos, porque es con enemigos que se cumple su plan.

Hace un par de años, en una con­ferencia en la Asamblea Nacional de Venezuela, Ricardo Alarcón , el Presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, dijo que habían logrado acceso a un documento secreto de la CIA, donde en un análisis del avance de la globalización, el informe preci­saba que entre unos diez o quince años, en África dejarían de existir entre tres y cinco países. Pero no desaparecer sus estructuras administrativas demostrativas de ser una nación. No. Desaparecer de quedarse sin gente, desaparecer del mapa demográfico del planeta, como si una bomba solo mata-gente les hubiera caído encima. El camarada Alarcón, con la sensibilidad con que ejerce su alto liderazgo, con su moral y su decencia, consideraba que ese infor­me desnudaba el como hasta los mismos gringos, se estaban dando cuenta del fracaso de la globalización. Y no. Será un fracaso para nuestra visión como amantes de la humanidad y su futuro, pero no para ellos. Ese informe de la CIA lo que reflejaba era el como ellos ya comen­zaban a vislumbrar el éxito de sus planes, la premeditada y diabólica búsqueda de la exterminación de una buena porción de la humanidad del Planeta Tierra.

Salve, Doblebe Bush, los que van a morir te mentan la madre...

Los pueblos del mundo tenemos una experiencia ancestral ya en la lucha contra los imperios. O, para ser más precisos, en ser la víctima de los imperios. Pero nadie antes, ni siquiera los nazis, habían llegado al punto al que ya llegó la camarilla exterminadora gringa, en una situa­ción peligrosamente nueva, una porque la industria de las armas, principal soporte del poder en los Estados Unidos, tiene la capacidad económica y tecnológica para llevar a la realidad lo que simplemente se les de la gana. Otra, porque existe una situación real, la posibilidad cierta de que el planeta colapse y no sólo nosotros los pobres del mundo sino también ellos, los poderosos USA también sean parte de la desa­parición, no de la especie humana sobre la tierra, pero si de la civili­zación, quedando sólo una pequeña porción de hombres y mujeres vagando por los escombros, bus­cando un árbol donde guarecerse, anhelando una caverna donde esconderse. Esta situación de vida o muerte quizás sea el sustento ique "moral” para que el stablisment haya decidido que nos jodamos nosotros y se salven ellos, en vez de hacer, por ejemplo, un esfuerzo internacional por salvar a la humani­dad, en un mundo, es verdad, donde enfrentamos muchos problemas, pero donde desaprovechamos grandes oportunidades, porque en el mundo donde vivimos más de la mitad de la riqueza que produce el accionar económico de nuestra especie, se gasta en armas de guerra y no en el pan de cada día.

Recordemos, por ejemplo, lo que dijo el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y líder de la Revolución Bolivariana, el comandante Hugo Chávez Frías, cuando asumió, el 11 de Enero del año 2002, la presidencia del Grupo de los 77. Chávez dijo allí (cito de memoria). "... Y a quién se le ocurrió separarnos en eso de primer mundo, segundo mundo, tercer mundo... si estamos todos en el mismo barco, aquí nos salvamos todos o no se salva nadie..!"

Salvarnos todos debe resultar demasiado trabajoso, demasiado costoso y poco glamoroso para los señores BushWaspPenlágonoyCIA. ¿Por qué salvar el barco cuando es más fácil hundir el barco y dejar que se salven sólo los que tienen sal­vavidas, o sea, ellos..?

¿Qué hacer..?

El primer problema que tenemos para enfrentar esta muy fregada situación, lamentablemente somos nosotros mismos. Porque esta denuncia deja tan fuera de utilidad tanto de lo que estamos haciendo, que nos sentimos incómodos u ofendidos, e insistimos en analizar la situación con los parámetros de la injusta pero al fin civilizada vida que tanto nos ha costado construir. Es normal escuchar, por ejemplo, decir que bueno, “…pero se enfrentarán a un gran rechazo de la opinión pública internacio­nal, además de dejar al descubierto un doble discurso, porque etc., etc.” Nos parece pues tan increíble que nosotros seamos tan insignificantes para ellos como para que piensen en echarnos baygón y ya, como cuando, en la película "El día de la Indepen­dencia", alguien le dice al presidente que "los extraterrestres nos están exterminando..."

Hay que salir del esquema y entender lo que realmente está pa­sando o no lograremos nunca encontrar la estrategia adecuada para defendernos, porque no estaremos actuando dentro de la realidad. Nos podría pasar lo que le sucede a la oposición oligárquica venezolana que no ha podido ganarle a Chávez nunca, porque nunca han partido de la realidad para sus estrategias políticas. Es decir, todo lo han planificado para un país que no existe, mientras Chávez avanza pisando firme sobre la realidad. Lo que felizmente le está pasando a los escuálidos venezolanos que tristemente no nos pase a nosotros en el enfrentamiento con el papaupa del mundo de hoy. Hay que entender la situación y trabajar con ella. Ya no se trata de doble discurso ni de estrategias limitadas para poner un dictadorzuelo aquí y un presidentito allá… La camarilla gobernante de los Estados Unidos se dejó de mariqueras y viene por nosotros, por eso ya no hay doble discurso, lo que hay es el más descarado cinismo, el que sólo puede ejercer quien está trabajando para dentro de unos años no tener que darle explicaciones a nadie y punto. Bush, Darth Vader y el mismísimo emperador vienen por nosotros. Ahora sí que el Impe­rio contraataca.

¿Que" hacer, entonces...? No se. Pero quizás sea una buena orien­tación hacer lo que siempre hemos hecho sólo que enterándonos de que la tarea es mucho más grande y difícil que lo que creíamos. Y mucho más peligrosa que lo que pudiéramos pensar. Es decir, tener conciencia y difundir esa conciencia de la situación entre las gentes. Hay que escuchar las conferencias y leer los libros de Fernando Báez por ejem­plo, sobre la quema de libros en la historia de la humanidad. Y sobre cómo el ejercito invasor de USA está quemando, destruyendo, haciendo desaparecer del mapa ¡y de la histo­ria! los cántaros de barro, los perga­minos, las estatuas ¡toda la riqueza arqueológica iraquí! esa que guarda los símbolos, las raíces, la sustancia de la existencia de ese pueblo árabe, en un acto que sólo si somos pendejos entenderemos como simple vandalismo de sus drogadas tropas...

Y a éste, el más peligroso proyecto de exclusión de la historia humana, hay que oponerle una muy organizada lucha por la inclusión. De to­dos los hombres, de todas las mujeres, niños y niñas, de los pueblos de todo el mundo y del pueblo de los Estados Unidos también. Pero tam­bién de todas las aguas, de todas las tierras, bosques, animales, pájaros, peces. La hermana Flora y la herma­na Fauna. Quizás nosotros los pue­blos y nuestro Planeta Tierra, unidos, no seremos vencidos.

Caracas, Enero de 2006

* Este artículo forma parte de un folleto que incluye, además de una variada muestra gráfica sobre el trabajo comunicacional que realiza AbreBrecha-UCV en el proceso bolivariano, el poema “Bien Lejos Contigo, Discurso de ique Bienvenida para un Portaviones Gringo”, ambos publicados con motivo del 16º Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, realizado aquí en Caracas, en Agosto-Septiembre de 2005, folleto corregido actualizado y reeditado en el marco del VI Foro Social Mundial y el Foro Social Alternativo, agotado y próximo a una nueva reimpresión, el que estará también disponible en pocos días en las direcciones Internet http://abrebrechaucv.iespana.es http://www.abrebrechaucv.cjb.net

También pueden solicitarlo por los emails

abrebrechaucv@yahoo.com y abrebrechaucv@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4653 veces.



El Tano

Poeta inurbano, diseñador gráfico. Integró el equipo de comunicaciones de La Moneda cuando el presidente Allende en Chile. En Venezuela, diseñador de los empaques de los productos Casa, que se venden en Mercal. Coordinador de Abrebrecha-UCV. Del Colo-Colo en Chile y del Zamora en Venezuela.

 abrebrechaucv@yahoo.com      @eltanoyea

Visite el perfil de El Tano Yea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: