Si atacan a Siria arderán en su propia hoguera

El narco-sionismo que domina y gobierna a Estados Unidos controla el mercado internacional de la droga, la guerra, el terrorismo y la destrucción. No ha habido en toda la historia de la humanidad una alianza tan sanguinaria, cruel, destructiva e inhumana como la que con cinismo y prepotencia ostentan Estados Unidos e Israel.

Ambos países han acordado mantener el mundo en zozobra pánica, mediante asesinatos masivos en cualquier lugar del planeta.

Es obvio que les place derramar ríos de sangre y se ufanan de los millones de asesinatos que cometen OTAN, CIA, marines, Mossad; apoyados ahora por los narcoparacos que -nadie lo dude- Álvaro Uribe Vélez vende como mercenarios terroristas (éste es el nuevo negocio del narcotraficante UV82) pues él es quien alquila paracos especializados en asesinar... ¡Y se los vende a la ultraderecha internacional que en el mundo entero conspiran para tumbar gobiernos "enemigos" de la alianza yanqui-sionista.

Esta alianza criminal de EEUU, Israel y los paracos-uribistas se dedica al asesinato, la rapiña y el saqueo -en Siria han matado a seres indefensos y han destruido reliquias que son patrimonio cultural de la humanidad. Porque CIA-Mossad-marines y mercenarios narco-paramilitares ya no actúan por separado. En su enfermiza agresión contra el mundo árabe, el narcoterrorismo yanqui-israelí supera hoy el récord de ensañamiento y crímenes equivalentes a todas las guerras, calamidades, hambrunas, pestes y cataclismos ocurridos durante toda la historia de la humanidad.

Su patológica obsesión por invadir, destruir y exterminar seres humanos demuestra que se trata de una sociedad podrida por el colosal consumo de drogas (el aniquilamiento de la humanidad es el objetivo de esta otra "santa alianza" (no olvidemos que Bush habló con el dios de la guerra para asesinar iraquíes y acabar con Irak, Libia y Afganistán).
Por eso la humanidad entera se pregunta hoy si -imitando a su amo y patrón Bush- Obama también se metió una sobredosis de cocaína y como buen mayordomo de la casa blanca planificó el ataque al aguerrido pueblo sirio...

Porque el planeta entero sabe que Uribe Vélez 82 introdujo toneladas de cocaína al pentágono y a la casa blanca, y ahora el Mossad entrena y comanda brigadas paracas especializadas en exterminio que el narcotraficante Uribe Vélez 82 -íntimo pana de Primero Justicia- vende como carne de cañón: En la frontera con Jordania, hace poco, soldados sirios capturaron a cientos de mercenarios (narco-paracos terroristas) entrenados para asesinar a mansalva -según revelaron después... Es evidente entonces que estos narco-paracos uribistas obedecen a ciegas a sus amos yanquisraelitas y pagados por el narcotráfico internacional arremeten contra Siria -porque el maligno gobierno de Israel quiere exterminar a Siria para luego lanzarse contra Irán...

¡Lo que no saben es que si tocan a Siria arderán en su propia hoguera!!! Lo peor de lo nefasto es que al frente de estas narco-brigadas criminales irá el escuadrón de paracos que asesinan y mutilan los cadáveres con sierras eléctricas -como hace meses confesó en Colombia uno de los capos paraco uribistas... ¡Al parecer esta nueva y macabra modalidad de exterminio satisface a los psicópatas yanquisionistas!!!

Por eso, algún día, recibirán el castigo ejemplar que sus crímenes de lesa humanidad merecen. Porque el horrendo exterminio de judíos hecho por el psicópata Hitler sólo es comparable en odio y crueldad con el holocausto que hoy sufre Irak, Libia, Afganistán y Palestina. Y es que el yanqui-sionismo criminal ahora pretende arrasar a Siria -con el mismo pretexto aplicado en Irak... Pero la humanidad entera se ha puesto de pie para rechazar tanta matanza en el mundo. Es intolerable otra guerra mundial, porque el planeta no soportaría un caos de la magnitud que se teme. Por ahora, la suerte de la Tierra está en manos del Consejo de Seguridad de la ONU (que el yanquisionismo siempre desoye y desacata).

Sin embargo, el mundo entero espera que el siervo de Bush en la casa blanca fracase en su obsesión genocida, y que el poderío bélico de Rusia-China-Irán (incluso Corea del Norte) le dé un parao y detenga los afanes de exterminio que el yanqui-sionista Obama ha planificado contra Siria. No obstante, si el ejército yanqui agrede a Siria arderá en su propia hoguera, y la humanidad unida impedirá que el imperio yanqui-israelita acabe con el planeta. Por Alá.

Escritor surmerideño.
amablefernandezs@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2032 veces.



Amable Fernández

Escritor surmerideño.

 amablefernandezs@gmail.com

Visite el perfil de Amable Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: