Reservas internacionales: la jugada maestra

En el juego de ajedrez el toque final es el jaque al rey, en política ganar, bien sea electoralmente, posicionalmente o en el logro de objetivos trazados se convierten en meta ulterior, la lucha política está inmersa en movimientos tácticos y estratégicos como en cualquier guerra y a decir de muchos la política es una contienda infinita de nunca acabar, es decir ganar hoy compromete el próximo ejercicio y luego vienen otras batallas, de eso se trata, de tal manera que la atención a los sucesos está íntimamente ligada a las decisiones que se tomen, el riesgo del error estará siempre presente y estos en política se pagan caros y son sentenciadores del futuro, una mala decisión política puede tardar años en repararla, por tanto, quienes se dedican a la política como oficio, tienen el don de decir cosas que no dicen nada, jamás vender el contenido sino el empaque, ese es el arte.

Ahora bien, en materia económica pasa más o menos lo mismo, con una gran diferencia la meta si la decisión no es acertada se puede convertir en pérdida financiera, ya sea una empresa o las finanzas de un país, de tal manera que la evaluación de las decisiones económicas debe pasar por un riguroso proceso de evaluación, donde las debilidades y fortalezas determinan la toma de decisiones.

Cualquier decisión en materia económica puede convertirse en un error político irreversible cuando ésta no es tomada en condiciones de estudio y evaluación permanente, la medición de los alcances debe definirse de manera cuantitativa, porque de eso se trata precisamente de alcanzar logros en aras del beneficio.

En el capitalismo que conocemos y más aún en su étapa superior como lo es el neoliberalismo, está la gran diferencia y tiene mucho que ver con los objetivos que se buscan, en este caso la ganancia por encima de todas las cosas es el desideratum prominente y único, lo que venga atrás son consecuencias inevitables que el mercado “arreglará”, por sí solo, tamaña falacia solo pertenece a quienes lo social le es ajeno a sus políticas, por tanto la miseria, la exclusión, el adolecimiento de soberanía política y económica se convierten en su acción de todos los días, he allí, el gran derrotero de la humanidad en este siglo XXI.

Cuando la situación es radicalmente contraria a estos preceptos anteriores, y surge una dinámica política de contraposición al desarrollo de los pueblos, al libre ejercicio de la soberanía y al manejo de la política económica en función de objetivos distintos, es que podemos hablar de confrontación política y económica. Tal situación es la que tenemos presente a partir de la asunción de un compromiso que debe ser eterno en su andar y acción. Porque no solo se trata de combatir las ideas y acciones perversas de un modelo de anclaje colonial bajo nuevo signo, sino que la cosa es más fuerte aún, estamos hablando de una confrontación política con claros síntomas de afectación en lo económico, de esto es realmente que se trata el asunto y cuando es así de esta manera todas las previsiones del caso hay que tomarlas.

En economía en oportunidades importantes, la peor decisión es la que no se toma, y en razón de ello, en esta materia las jugadas al fino evento del ajedrez, están o deben estar en consonancia con lo político, de tal manera que se reduzcan las debilidades y por ende se blinden las vulnerabilidades. Es por ello, que pensamos que la decisión tomada con respecto al traslado de las reservas internacionales depositadas en bancos privados tienen mejor suerte colocadas en banco europeo que funciona como el receptor de bancos centrales en el mundo, evidentemente se trata a nuestra manera de ver de una jugada maestra que se anota el gobierno revolucionario, es más, quien quita que buena parte de la medida esté acompañada del “por si acaso”, ante la eventual arremetida del gobierno norteamericano, por aquello de las congelaciones de cuentas de gobiernos inamistosos. Aplaudimos esta decisión y la acompañamos como economista, como parte global de la política económica dirigida a eliminar la pobreza y darnos un mejor nivel de vida para todos los venezolanos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3602 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a17098.htmlCd0NV CAC = Y co = US