Traición a la Patria e intervención en asuntos internos de otro país

Recientemente, salió  a la luz una declaración del Administrador adjunto para Latinoamérica y el Caribe de la USAID (Agencia Internacional de EEUUAA para El Desarrollo), Mark Feierstein, confirmando que su País mantiene una estrecha relación con los partidos de oposición de los Países de La Alba; esta declaración incluye un fuerte aporte monetario a dichas organizaciones, alegando que son grupos que están luchando por los derechos humanos y la democracia. Lo que este ciudadano pretende ignorar, es que en estos Países se practica la más pura democracia en el mundo, ya que es participativa y protagónica, es el pueblo el verdadero dueño de la soberanía y la ejerce de múltiples formas y no sólo acudiendo cada tantos años a sufragar. El pueblo tiene el derecho de revocar el mandato a cualquier funcionario de elección popular y participa en las políticas públicas a través del poder comunal tal y como sucede en Venezuela a través de la novísima Constitución de 1.999. Por tanto, esa prédica constante de que en nuestros Países no existe democracia es falsa de toda falsedad, es sólo un pretexto para tratar de cambiar el curso constitucional de un país porque éste no desea seguir siendo colonia de ellos, desea ser libre y  soberano y tomar sus propias decisiones sin tener que doblegarse a los designios de los EEUUAA. Esa práctica está apoyada por los medios de comunicación del imperio y de las férreas oligarquías de nuestro Continente, que a través del uso de estrategias de guerra de IV Generación las expanden por todo el mundo, tratando de convertir, con su repetición constante, una mentira en verdad, sobre todo para aquellos ingenuos que desconocen este tipo de guerra y los principios del Ministro de Propaganda de Hitler Joseph Goebels, entre los cuales está uno ampliamente utilizado por el imperio y sus medios de comunicación, “de que una mentira repetida cien veces se convierte en verdadera

De otra parte, la CIA (Central de Inteligencia de EEUUAA) está actuando directamente en Venezuela a través de una falsa ONG, denominada Caballos de Troya; esta organización tiene como fines la captación, en la oposición de nuestro País, de futuros agentes de esta Central de inteligencia imperial, son financiados por la Embajada de los EEUUJAA en Caracas y operan, libremente, en nuestro territorio,¿ cómo les parece?.

Pero no es solamente los EEUUAA quienes están ejecutando acciones de intervención directa en nuestro País, violando nuestra soberanía, también lo está  haciendo, en forma descarada, el Gobierno de Alemania; y es así, como éste ha pedido a la Un ión Europea, “que salga del closet y apoye a la oposición venezolana”. En días pasados directivos de FEDECAMARAS y La Cámara de Comercio de Venezuela (Jorge Botti y Víctor Maldonado y otros miembros de la MUD) se reunieron con Diputados alemanes. Recientemente ha venido al País  el ex ministro de Economía y Ciencias de Alemania Michael Glos a reunirse en la propia Embajada alemana acreditada en Venezuela con miembros de la oposición. Se tiene conocimiento que la Fundación Konrad Adenauer de Alemania también financia a la oposición venezolana para que desestabilice nuestro País. Esto es un indicativo muy grave de que se están utilizando las Embajadas de los EEUUAA y de Alemania para fines distintos a los diplomáticos, que fue para los que fueron legalmente creadas. A tal efecto, el Convenio de Viena sobre Relaciones Diplomáticas del 18/04/1.961, firmado y ratificado por los EEUUAA, Alemania, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua (Estos cuatro últimos Países de La Alba); establece en su Artículo 1°: “Las funciones de una Misión Diplomática consisten principalmente en: a. Representar al Estado Acreditante ante el Estado Receptor. b. Proteger en el Estado Receptor los intereses del Estado Acreditante y los de sus nacionales, dentro de los límites permitido por el Derecho Internacional. c. Negociar con el Gobierno del Estado Receptor. d. Enterarse por todos los medios lícitos de las condiciones y de la evolución de los acontecimientos en el Estado Receptor e informar sobre ello al Gobierno del Estado Acreditante. e. Fomentar las relaciones amistosas y desarrollar las relaciones económicas, culturales y científicas entre el Estado Acreditante y el Estado Receptor”. Yo creo que ya es hora de denunciar ante la Corte Penal Internacional del uso indebido de estas prácticas ilegales de las Embajadas de EEUUAA y de Alemania acreditadas en Venezuela, que es el Organismo aceptado por las partes contratantes para dirimir sus controversias. Pero, también deben ser denunciadas ante la Organización de Naciones Unidas; así como darle la máxima publicidad a tales denuncias para que el mundo se entere que los países que se denominan desarrollados y “respetuosos del Derecho Internacional” son los grandes violadores de las normas de éste. Ahora, me gustaría plantear este escenario en sentido opuesto; o sea, que el Gobierno de Venezuela  le pague a ciudadanos de EEUUAA o de Alemania, para que desestabilicen a esos Países con el pretexto de que son  Gobiernos dictatoriales y que lo que se está apoyando es al sistema democrático; y, que a pesar de ello se reúnan, para tales efectos, en nuestras Embajadas acreditadas en los EEUUAA y en Alemania. La respuesta es que ya nos hubieran bloqueado internacionalmente y se nos estaría invadiendo y llevando a juicio ante la Corte Penal Internacional. Me gustaría, igualmente, ver un comunicado de nuestra Cancillería denunciando ante la opinión pública tales prácticas ilegales.

Como quiera que este problema tiene dos aristas; a saber: la de las relaciones internacionales arriba analizada y la arista interna, que tiene que ver con la actuación de los Organismos jurisdiccionales para la penalización de los delitos presentes, nos vemos obligados a encarar esta problemática. En primer lugar, hay un delito muy grave que cometen quienes reciben fondos de Gobiernos y Organizaciones extranjeras a los fines, ya desvelados, de desestabilizar a nuestro País, tal y como lo ha confesado el propio el Administrador adjunto para América Latina y el Caribe de la Agencia Para el Desarrollo Internacional de Estados Un idos (USAID), ya explicados al inicio de este artículo; por tanto, esta es una noticia críminis que debe ser atendida de inmediato por nuestra Fiscalía General de la República, ya que de conformidad con el Código Orgánico Procesal Penal que contempla, con relación a la titularidad de la acción penal, que esta corresponde al Estado a través del Ministerio Público, quien está obligado a ejercerla, salvo las excepciones legales. Este delito muy grave a que hago referencia al inicio de este párrafo no es otro que el delito de traición a la Patria; y, es así, como nuestro Código Penal establece en su Artículo 128: “Cualquiera que, de acuerdo con una Nación extranjera o con enemigos exteriores, grupos o asociaciones terroristas, paramilitares insurgentes o subversivas, conspire contra la integridad del territorio de la patria o contra sus instituciones republicanas, o la hostilice por cualquier medio para alguno de estos fines, será castigado con la pena de presidio de veinte a treinta años”. Esto nos obliga a analizar este Artículo y detectar la vinculación del sujeto activo con los hechos reales.

En primer lugar,  el sujeto activo de este delito es cualquier persona o grupo de personas, sean nacionales o extranjeros, residentes para el momento de la perpetración del acto delictivo. En segundo lugar veamos los supuestos de hecho del delito: que se realice en acuerdo con una Nación extranjera o con los enemigos exteriores ya descritos; aquí señalaremos que, al recibir estipendios de organismos de un gobierno exterior (La CIA, la Fundación Konrad Adenauer, la USAID, la NED, etc); se descubre  la prueba de que quienes reciben estos pagos, están actuando de acuerdo con una Nación extranjera y ya hemos visto que el propio Administrador Adjunto de la USAID así lo ha admitido. Otro supuesto de hecho es que se conspire contra la integridad territorial de la patria; otro supuesto de hecho es que  se hostilice a sus instituciones republicanas por cualquier medio para alguno de estos fines, aquí debo decir, que ese dinero que organismos y personas de la oposición están recibiendo de la USAID, no lo están recibiendo gratis, existe una contraprestación evidente que es la desestabilización de la patria, y lo que es peor, la entrega de nuestro petróleo a los EEUUAA a través de la privatización de PDVSA y su entrega a sus transnacionales. De otra parte, entre los planes de EEUUAA está la invasión de Venezuela a través de Colombia, recuerden que para la aprobación del Plan Colombia, un alto funcionario de los EEUUAA dijo aquella famosa frase: “para tomar a Venezuela hay que militarizar a Colombia” y de ahí las siete bases imperiales en territorio de nuestro vecino, ese es un hecho público y notorio que denota un plan para invadir a Venezuela y que es conocido por la oposición. La conducta de la oposición coincide con este supuesto de hecho cuando atacan al Presidente Chávez deseándole la muerte o endilgándole los más soeces e injustos calificativos; o cuando atacan a La Asamblea Nacional o al Poder Judicial o al Consejo Nacional Electoral (CNE); acaso no se trata de las hostilidades a que hace referencia este último supuesto de hecho cuando dice: “que se conspire contra nuestras instituciones republicanas o se les hostilice por cualquier medio para alguno de esos fines” ; y, que no venga alguien por ahí diciendo que la oposición piensa que llegarán al poder por la vía democrática del voto, ya que todos sabemos que la brecha entre el candidato Chávez y el candidato Capriles es demasiado amplia para que sea revertida en tan poco tiempo (los matemáticos alegan que es imposible revertir  una brecha tan amplia en tan corto tiempo). Nos resta mencionar que la pena para este delito es de presidio de veinte a treinta años.

En un programa, reciente, de televisión nuestro Presidente Chávez ha dicho: “Hay que ser severos y hacer que baje la impunidad”; esto es muy serio, porque no sólo hay impunidad para castigar los delitos comunes, sino para castigar el delito como el aquí señalado de traición a la patria, que es quizás el más grave de los contemplados en nuestro derecho positivo ya que tiene que ver con nuestra esencia y con nuestra existencia soberana y libre. Por ello hago un llamado a nuestra Fiscalía General para que haga un estudio de la situación del País en relación al artículo 128 del Código Penal antes de que sea demasiado tarde.

Independencia y Patria Socialista, viviremos y venceremos.

(*)Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y Abogado del Pueblo.

brauliomartinez1@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4912 veces.



Braulio Martínez Zerpa(*)

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo. Independencia y Patria Socialista.

 brauliomartinez@cantv.net

Visite el perfil de Braulio Martínez Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Braulio Martínez Zerpa

Braulio Martínez Zerpa

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad