La MUD-USA, maniáticos y ensimismados

Lo que les acontece habitualmente en su estado de enfermedad cerebral les puede suceder muy bien cuando, exaltada la imaginación por una causa cualquiera, se pone actualmente enfermiza con relación a lo que les preocupa. ¿Qué son las manías sino la realización de este fenómeno? Pues entiéndase que las manías están distribuidas en muchas clases y graduaciones; que las hay continuas y por intervalos, extravagantes y arregladas, vulgares y científicas; y que así como Don Quijote convertía los molinos de viento en desaforados gigantes y los rebaños de ovejas y carneros en ejércitos de combatientes, pueden también los escuálido fascistas descubrir, con la ayuda de la CIA, todo a cuanto a su propósito cumpliere.

Es de advertir que no siempre sucede que estos alucinados atribuyan a la sensación más de lo que ella les presenta; una imaginación vivamente poseída de un objeto obra sobre sus mismos sentidos, y alterándoles el curso ordinario de sus funciones, hace que realmente sientan lo que no hay. Para comprender como esto se verifica conviene recordárseles que la sensación no se verifica en el órgano del sentido, sino en el cerebro, por más que la fuerza del hábito les haga referir la impresión al punto del cual la reciben. Estando el cerebro muy sano se quedan completamente ciegos; y privada la comunicación de un miembro cualquiera con el cerebro, se extingue el sentido.

La “MUD-USA” están muy pensadores y ensimismados corren gran riesgo de caer en “manías sabias”, en ilusiones sublimes; que la mísera humanidad, por más que se cubra con diferentes formas, según las varias situaciones de la política, llevan siempre consigo su patrimonio de fascismo. Para estos débiles mentales el discurso de Chávez está contagiado con el castro-comunismo; la Revolución es la eliminación de la propiedad privada y la eliminación de la patria potestad de los hijos. Desgraciadamente no son sólo los obispos de la iglesia católica y las mujeres las que tienen imaginación calenturienta y que toman por realidades los sueños de su fantasía.

Los que tratan del buen uso de los sentidos suelen advertir que es preciso cuidar de que alguna indisposición no afecte a los órganos, y así se nos comuniquen sensaciones capaces de engañarnos; esto es, sin duda, muy prudente, pero no tan útil como se cree. Los enfermos raras veces se dedican a estudios serios; y así sus equivocaciones son de poca trascendencia; además, que ellos mismos, o sus allegados, bien pronto notan la alteración del órgano, con lo cual se previene oportunamente el error. Los que necesitan reglas son los que, estando sanos de cuerpo, no lo están de espíritu, y que, preocupados de un pensamiento, ponen a su disposición y servicio todos sus sentidos, haciéndoles percibir, todo lo que conviene al apoyo del sistema excogitado.

A propósito se ha dicho que estos errores podían padecerse quizá con la mayor buena fe; porque sucede muy a menudo que el escualidismo se engaña primero a sí mismo antes de engañar a los demás. Dominados por su opinión favorita, Chávez vete ya, ansiosos de encontrar pruebas para sacar la verdadera, examinan los objetos no para saber, sino para vencer; y así acontece que hallan en ellos todo lo que quieren. Muchas veces los sentidos no le dicen nada de lo que ellos pretenden; pero les ofrecen algo desemejante: “Esto es —exclaman alborozados—, helo aquí, es lo mismo que nosotros sospechábamos”; y cuando se levanta en sus espíritus alguna duda, procuran sofocarla, achácala a poca fe en su incontrastable doctrina, se esfuerzan en satisfacerse a sí mismos, cerrando los ojos a la verdad, para poder engañar a los otros sin verse precisados a mentir.

El buen pensador procura ver en los objetos todo lo que hay, pero no más de lo que hay. Estos fascistas de la MUD tienen el talento de ver mucho en todo; pero les cabe la desgracia de ver todo lo que no hay, y nada de lo que hay. Una noticia, una ocurrencia cualquiera, les suministran abundante materia para discurrir con profusión, formando, como suele decirse, castillos en el aire.

¡Gringos Go Home!

¡Libertad para los cinco héroes de la Humanidad!

Hasta la Victoria Siempre y Patria Socialista.

¡Venceremos!


manueltaibo1936@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1899 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a133456.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO