La dictadura religiosa no amenaza a su concepto de democracia

¿Y entonces por qué Obama no amenaza al vaticano?

El descaro y la desfachatez van desnudando a Obama en su “gira” por nuestramérica, el irrespeto y la prepotencia llenan su boca de azufre, deja sus amenazas a Cuba como si tuviese algún mérito para hablarnos de democracia y libertad mientras su ejército bombardea hospitales y civiles en Libia, mientras el pentágono confecciona la nueva agenda para invadirnos, para declarar zonas aéreas de exclusión en Venezuela y Cuba y repetir el mismo patrón desesperado que ejecuta hoy para apoderarse del subsuelo de África, de su reserva de agua y de petróleo.

 

África y Sur América, el sur del planeta, en definitiva, son el reservorio de materias primas para que el imperio pueda oxigenarse de aquí en adelante. El sometimiento y el dominio cada vez será más cruel y sangriento, todo con las banderas de la libertad manchadas con nuestra sangre. !Ya basta emperador maldito! Traidor a todas y todos los que “democráticamente”    te eligieron y creyeron en tus promesas incumplidas. Esta América por la que viajas apestoso a bombas y a confabulaciones que defienden los intereses de las grandes corporaciones, esta América tiene las venas abiertas, está plantada frente a la historia criminal que tu patria ha sembrado en nuestra tierra por decenios, esta América no podrá jamás ser adormecidas con tus amenazas. Todas y todos sabemos tu apetito imperial, todas y todos vemos con espanto lo que tu imperio está haciendo con nuestro planeta. Esta América preferirá la muerte que la sumisión, como hoy lo prefiere el pueblo libio ante la ingerencia despiadada que  lo asesina en nombre de una operación “humanitaria”

Es de cobardes salir a visitar a los aliados, es de cobardes el camino que recorres, es de cobardes hacerte el ocupado mientras envías a tu vicepresidenta a hacer el trabajo sucio, es miserable tu manera de salir de la historia. Regresas a tu patria, igualmente sometida y sufriente, con las maletas llenas de desprecio, de gritos de reclamos, de indignación y de rechazo. Obama: ¡go home!!

Dices en tu amenaza a Cuba que “harás todo lo posible por quebrantar esa historia”  ¿Es que no es eso lo que han hecho tus antepasados en el trono imperial??? ¿Es que es poco el daño que ha causado el bloqueo inhumano que por 52 años han mantenido contra Cuba? Harás todo lo posible y no lograrás cambiar la historia de la dignidad de los hombres y mujeres que marchamos por la verdadera libertad, que es mucho más libre que la pregonada por tu bandera llena de estrellas que chorrea la sangre de los humildes de tu pueblo, que sacrificó tu imperio en las distintas invasiones: Viet Nam, Panamá, Afganistán, Irak y los pueblos de Gaza. Dices que eres el representante de la libertad y la democracia, que tus fuerzas imperiales saldrán a restituirla donde quiera que ésta no exista. Háblame de la democracia del Vaticano, del papado eterno con que se engaña a la humanidad en nombre de un dios que sirve a los intereses del dinero, de unos clérigos serviles a los amos del mundo.

Es verdad que vivimos días aciagos, es verdad que tus palabras se cobijan bajo el pánico y el terror de tus bombarderos, es verdad. Como también es verdad que lo que las mujeres y los hombres estamos viendo suceder en nuestro planeta, no permitirá que llegue muy lejos tu reinado, también es verdad que no podrás, por más que lo intentes o supongas, doblegarnos. No lo podrás lograr en Libia, a pesar de los millones de dólares en bombas cruceros que revientes contra la dignidad de la humanidad entera.

No lo podrás lograr en Cuba, que más que cualquier patria ya sabe y conoce la verdadera libertad y la verdadera  democracia, cuya sangre pulsa llena de dignidad y de coraje, no lo podrás lograr en ningún pueblo del mundo así nos siembres de bombas y radioactividad, así hagas cien giras y uses todos tus medios lacayos.

Nunca podrá saberse como la historia siempre sabe coronar sus victorias, ha pasado muchas veces con muchos imperios, todos caen cuando van de espaldas al pueblo. Así caerá tu máscara, tu mentira, tu asesina traición al mundo que te vio ser galardonado con un premio Nobel que hoy escupes ante la humanidad que sabe de tus órdenes criminales.

Ve de regreso a tu Washington, y trata de ensayar frente al espejo aquella sonrisita con la que engañaste a los tuyos, ve de regreso y asume que si alguna vez la tuviste, ya no te queda moral alguna  con la que volver a hablarnos a quienes no podemos creer en quien a nombre de la libertad está matando a los pueblos pobres del mundo. Ve, que la historia será la que quebrará tus amenazas.

Venceremos.

brachoraul@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1155 veces.



Raúl Bracho


Visite el perfil de Raúl Bracho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Revolución en Países Árabes e Intervención Imperialista en Libia

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Revolución en Países Árabes e Intervención Imperialista en Libia