El tio Sam, la oligarquía criolla y sus 65 cabrones

Los “honorables”  diputados de la bancada opositora, conforman el más conspicuo grupo hamponil, con un prontuario que envidiarían los archi enemigos de Ciudad Gótica. A esta jauría de infames hubiera dedicado Jorge Luís Borges una obra completa.

Y no se trata solo de quienes estrenan curul. No hay tan siquiera uno de ellos, que no tenga en su haber algún delito; muchos, firmantes o avaladores del decreto Carmona, esquiladores de voluntades entre sus propios partidarios, pitiyankees de postín, insufladores de golpes y en común, representantes y herederos de asesinos del Pueblo.

Es cierto que no debieron llegar allí. Tenía entre pecho y espalda la arrechera de ver a esa banda de forajidos en la AN, pero con cuanta prontitud se desvaneció por la respuesta flamígera y certera que  nuestro diputado Earle Herrera le arrostró a mister Marquina. Seguramente más temprano que tarde, se arrepentirán de haber hollado el recinto de donde una vez quisieron sacar a nuestros diputados con el susodicho decreto.

María Corina Machado insiste en que son mayoría, un delirio “Goebbeliano” que de a poco le irá desdibujando esa sonrisita sardónica que debe usar hasta para dar pésames. Me he preguntado varias veces a qué se debe ese absurdo y lo único que se me ocurre, además de atribuírselo en un escrito de ficción a una pea loca ligada al efecto óptico de espejos encontrados, es que como ha sido la única de la jauría recibida por mister Danger, se cree parte de la nueva mayoría republicana en el congreso norteamericano. Así, pues puede que sí. Por cierto, de quince comisiones que tiene la AN, once son del PSUV ¿Cómo le explican ustedes eso a sus disociados, quienes repiten como loros que son más? Sugiero que pongan a sacar la cuenta a Julio Borges. El tipo está claro en matemáticas.

No sería extraño que esta piara de contumaces, que no tiene empacho en proponer a un consumado matarife como Mazuco para la primera vice presidencia de la AN, quiera montar un sainete con Larry “profesor Trinity” Palmer para reanimar la ridícula terquedad de su amo de que sea su embajador en nuestro país luego de sus insultantes declaraciones. Ya nuestro gobierno tomó una soberana decisión y esa “no tiene pa pierde con nadie”. Que se queden con su “a red chair”.

Démosle la bienvenida al fascismo, que entra con ínfulas democráticas al hemiciclo del Pueblo. Que le cojan gusto a sus curules. Pero después no digan que cayeron en una encerrona, pues por lo visto en las primeras de cambio,  lo que van a llevar es palo. En ese sentido ya comenzaron, tal como hicieron en la MUD con las candidaturas, a pelear entre ellos al punto que ya aparecen mini bloques en esa bancada. El rancio adecaje, la incestuosa descendencia copeyana, los títeres de la oligarquía criolla y los indeseables salta talanqueras, asoman como montones disímiles dentro de ese arroz con mango político, cuya única razón de ser es el magnicidio y el golpe. Todos bajo el influjo de Washington, seguirán el libreto diseñado tratando de crear condiciones para nuevas aventuras desestabilizadoras. 

Por eso digo que son cabrones de quienes quieren repartirse la Patria. Eso es lo que en realidad los distingue. 

coolthin@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2923 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Oposición