¿Es factible la conciliación de clases en la Venezuela Bolivariana actual?

El pasado martes 4 de enero, sucedió un evento que debemos estudiar y analizar en profundidad, el Camarada Presidente Chávez anunció dos decisiones que develan la cruda e intensa lucha de clases que se desarrolla a lo interno de los factores que hacen vida en el ámbito de la Revolución Bolivariana. Recordemos que, a mediados de diciembre de 2010, el Camarada Presidente pre anunciaba su disposición a incrementar el IVA, como una medida para captar recursos extraordinarios que les permita la atención a los/las compatriotas afectadas por las inclementes lluvias que azotaron nuestro territorio, hasta hizo mención de Néstor Kirchner (quepd), quien en alguna oportunidad le recomendara estudiar la posibilidad de su incremento, dadas sus bondades y fácil recaudación. La respuesta inmediata de la burguesía comercial, fue la de elevar los precios de sus productos, en los porcentajes que les dio la gana; como era de suponer, el Indepabis, ni se enteró, los operativos son cosa del pasado, suponemos dijeron sus directivos, “la moda actual es el diálogo y la concertación”.

Pues bien, la sola posibilidad que se incrementara el IVA, abrió los cauces para que los diferentes sectores de nuestra sociedad se pronunciaran sobre la medida. En su oportunidad, manifestamos nuestro descontento sobre tal posibilidad, que afecta negativamente el ingreso de toda nuestra población: “Pretender hacer creer a nuestro pueblo que en el incremento de la tasa del IVA, está la solución al problema de la obtención de los recursos extraordinarios para la reconstrucción de espacios afectados por las inclementes lluvias, es de una torpeza tal, que, sin duda, creará descontento en un pueblo que se ha dado por entero a las labores de solidaridad y atención a sus hermanos/hermanas en desgracia…” (Solucionar la Emergencia con las Armas Melladas del Capitalismo…, Henry Escalante, Aporrea, 17-12-2010). Como era de esperarse, el Camarada Presidente Chávez, atendió el llamado de su pueblo, o como diría el Camarada Presidente Boliviano, Evo Morales, “atendió la voz del pueblo”, manifestando: “no vamos a incrementar el IVA, ni un punto, ni dos puntos, ni nada, en todo este año 2011 ni en 2012", dijo y agregó "lo habíamos previsto como una necesidad ante la emergencia, para alimentar el fondo de emergencia, pero ya conseguimos cómo alimentarlo sin necesidad de incrementar ni un punto el IVA…" (Tal Cual, 05-01-2011). Ganaban una los sectores revolucionarios, contrarios a esa medida anti popular.

Pero no todas son de cal y arena, a seguidas el Camarada Presidente Chávez se vino con otro anuncio que cayó como un tobo de agua fría entre los sectores revolucionarios, “He decidido vetar la Ley que aquí me ha llegado (…) he estado conversando con ex rectores, rectores, Ministros (…) así como la Ley tiene sus fortalezas, yo soy de los que piensa que tiene sus debilidades (…) Hay razones teóricas para el veto de la ley y hay razones políticas. En la práctica es inaplicable. Tenemos razones para el veto (...) Creo que (con) esta decisión se abre el debate. La ley, en vez de desarrollar este debate, lo apagaría. Esto es una gran posibilidad…” “El mandatario dijo que recibió el instrumento legal para su promulgación pero decidió no firmarlo, tras revisar mensajes de Twitter, cartas e informes confidenciales de eminentes juristas que hicieron observaciones sobre la ley y lo inconveniente de su aplicación. Hugo Chávez indicó que una carta enviada por el presidente de la Federación de Centros Universitarios de Universidad Central de Venezuela (FCU-UCV), Diego Scharifker, le llevó a reflexionar. Considera que hay contradicciones en el texto aprobado por los diputados. Destacó que es necesario preservar la autonomía. Sin embargo, Chávez aseguró que el instrumento aprobado por el Parlamento tiene fortalezas que se deben preservar en el nuevo debate. Como ejemplo indicó la democratización del ingreso y de la elección de las autoridades…” (El Universal, 05-12-2010). Dejaba entrever el Camarada Presidente, que las razones dadas por el oposicionismo apátrida eran de peso, incluso resaltaba las razones dadas por el rector de la Universidad Metropolitana, universidad privada, ardua defensora de la Autonomía Universitaria, prerrogativa de la que no goza y disfruta. En su conversa, el Camarada Presidente Chávez, sin ahondar en las razones que lo impulsaban a tomar esa decisión, informaba que apenas el día previo, 03-01-2011, es que le había llegado el texto definitivo de la recién aprobada Ley que decidía vetar. Ganaban una los sectores reformistas que hacen vida en el Revolución Bolivariana y la ultraderecha apátrida academicista que gobierna nuestras universidades autónomas.

Para culminar su diálogo con el pueblo, a través de las cámaras de la tv y la radio, el Camarada Presidente Chávez, lanza un llamado de apertura y a la conciliación entre los factores en pugna por el poder en la Venezuela actual, la Bolivariana. Antes, felicitó a la rectora de la UCV, por su postura de oposición a la Ley: “Bueno, doctora Arocha, gracias a usted por alentarme también, de alguna manera lo hizo con sus declaraciones, pero sepa que nunca mi gobierno, ni yo, sépalo en su razón, estamos muy lejos de querer doblegar, como usted sugiere aquí, a la universidad. No ¡Qué viva el campus universitario! ¡La libertad de pensamiento!” (AVN, 04-01-2011). Dicho lo cual, pasó a darnos el plato fuerte de la noche, “Por otra parte, el presidente Chávez recordó que hoy se instala la nueva Asamblea Nacional y pidió respeto para todos sus integrantes incluidos los diputados opositores. Dijo que lejos de molestarle, le alegra que la oposición haya conquistado espacios en el Parlamento, porque ello significa que decidieron hacer política y el juego político es imposible sin contrincantes, comentó recordando las declaraciones del diputado electo Fernando Soto Rojas, a quien felicitó por sus ideas, así como por su inminente designación como Presidente del cuerpo legislativo…” (El Universal, 05-01-2011).

Emergía entonces, el Chávez conciliador, el mismo que vimos aquella madrugada del 14 de abril de 2001, dirigirse a la Nación en términos parecidos, pero en circunstancias diferentes, el pueblo lo había rescatado de las manos de los fascistas de entonces, los mismos que hoy tienen representación en nuestra Asamblea Nacional: “...A la oposición: necesitamos una oposición en Venezuela, pero una oposición leal con el país, con el pueblo, una oposición que presente críticas verdaderas, que presente alternativas al país. Es necesario que todos los partidos y grupos que se oponen a este gobierno terminen de entender y de aceptar este gobierno constitucional. Es necesario decirle a todos los dirigentes de los diversos sectores del país, bien sea del sector político, económico o del sector que sea, que puedan adversar a este gobierno o que puedan no estar de acuerdo con alguna política o alguna decisión, que hagan pública su inconformidad, que declaren, que anuncien sus criticas, sus recomendaciones, sus alternativas, que trabajen, que hagan política de verdad, que hagan trabajo en las calles, en los pueblos, pero con ética, con buena fe, aceptando lo que hay que aceptar definitivamente (…)Repito, aquí hay una Constitución Nacional; un Gobierno Nacional legítimo, que cuenta con el apoyo de las grandes mayorías del país y del núcleo y la estructura central de las Fuerzas Armadas; un proyecto en marcha que no tiene vuelta atrás. Los que se opongan tienen todos los derechos, y los hemos demostrado: derecho de participación, derecho de expresión, derecho de organización. Organícense, señores de la oposición; hagan política seria, justa y leal con el país; no caigan en desesperaciones ni aventuras: vean a lo que nos condujeron esas desesperaciones y ese aventurismo…” (Hugo Chávez, en cadena de radio y tv, 14-04-2002).

La respuesta del oposicionismo a los llamados a la conciliación y al diálogo nacional, hechos entonces, no se hizo esperar, a mediados de 2002, se concentrarían en la Plaza Altamira, un grupo de militares activos y retirados que habían estado implicados en el golpe de abril, se pronunciaron en contra del gobierno. Día a día, más militares se unieron a la protesta hasta alcanzar a unos 120 oficiales; el gobierno decidió no reprimir ni sofocar la protesta militar, pero los medios privados como Globovisión, Venevisión, RCTV y Televen le daban una cobertura de casi 24 horas diarias. Se sucedieron manifestaciones que desembocaron en violentos enfrentamientos callejeros entre chavistas y antichavistas de manera casi diaria, en las principales ciudades del país, destacando Caracas, la capital venezolana. Las posturas de ambos bandos se radicalizaron aún más, y ya el sector opositor no exigía la retirada del paquete de leyes sino la renuncia de Chávez y su gobierno en pleno. Emergió así, después de reagrupar sus fuerzas. De nuevo, el oposicionismo apátrida clavaba su espada sobre el corazón de la Patria, finaliza dicho año con el llamado a paro formulado por Fedecámaras y la CTV. Al principio, el paro plegó solo a las empresas de la patronal y los sindicatos afiliados a la CTV, pero pronto los directivos de PDVSA y los empleados a nivel gerencial decidieron apoyarlo. De esta manera, el país quedo prácticamente paralizado. Sólo continuaron trabajando algunas empresas del Estado, el transporte público terrestre y aéreo, los servicios de agua, luz y teléfono, y los medios de comunicación públicos y privados, aunque estos últimos decidieron suspender la programación habitual y la emisión de publicidad, sustituyéndola por programación política e informativa las 24 horas del día. Sólo se transmitían cuñas de índole político que apoyaban la continuación o no del paro y la realización de protestas y marchas en distintos puntos del país, aupadas por la Coordinadora Democrática o por el Gobierno Revolucionario. Con el tiempo, ese mismo pueblo, que rescató a Chávez de las garras imperiales, lo aupaba a no declinar ante el paro criminal sostenido por los mismos que hoy proclaman principios democráticos y se ufanan de denunciar que nuestra Patria vive la más brutal de las dictaduras y claman por la intervención extranjera, a través de su agencia más proactiva: la OEA.

Así como reaccionaron, en los días y meses posteriores al golpe de abril de 2001, ante el llamado al diálogo que les formulara el Camarada Presidente Chávez, hoy lo hacen de manera muy similar: “Teníamos razón las universidades libres, plurales, democráticas y autónomas, la Ley de Universidades violó el artículo 109 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que establece las competencias de las universidades (…) triunfo la verdad, triunfo el esfuerzo de todos los universitarios que unidos en una sola voz le exigimos al presidente de los venezolanos, que tenía que escuchar a sus universidades” enfatizó la rectora García Arocha en una entrevista exclusiva para Unión Radio. Por su parte, “La rectora de la Universidad de Carabobo (UC), Jessy Divo de Romero, consideró que en la noche del martes triunfó la "democracia y la pluralidad en las universidades". Expresó que se sintió satisfecha pues el Presidente fue sensato y entendió el llamado de los universitarios y ciudadanos. "La ley era inconveniente en todos los sentidos y traería un conflicto innecesario", manifestó a El Carabobeño, 05/01/2011. Sólo soberbia y prepotencia, se desprende de las vocerías del oposicionismo académico, envalentonados/envalentonadas como están de lo que analizan como un triunfo.

No contentos con ello, y ante el llamado presidencial a convertir nuestra Asamblea Nacional en el escenario perfecto para abrir el diálogo nacional, la respuesta clara y precisa de sus intenciones las formula el diputado Alfonso Marquina de AD, quien llevando la vocería opositora, con un discurso lleno de agresión en contra del Gobierno Nacional, al fustigar la Ley de Partidos Políticos, remata: “Como si esto fuera un corral, como si aquí hubiesen animales (…) esa Ley (de Partidos Políticos) es para ustedes -dijo a los parlamentarios revolucionarios- que son los que se cambiarían. Pero no impedirán que promovamos los cambios que necesita el país”, para más tarde evidenciar el poco respeto que sienten hacia la institucionalidad Bolivariana, el diputado Richard Blanco propone a José Sánchez Montiel, alías “Mazuco”, como primer vicepresidente de la AN, quien cumple condena de 19 años de prisión por el delito de homicidio, y remata entonces, exigiendo la presencia de Biagio Pilieri en las instalaciones del recinto legislativo, quien también resultó elegido como diputado; pero que actualmente, se encuentra inhabilitado por hechos ilícitos contra el Patrimonio Público. Esa actuación, como diría el Camarada Presidente Chávez en alguna oportunidad, pone en evidencia que “por más que se tongoneen siempre se les ve el bojote”, del golpismo, del anti patriotismo, del fascismo.

Desde ya anuncian, que se reunirán con sus amos del norte, como bien denuncia nuestra Camarada: “Eva Golinger, investigadora venezolano-estadounidense, informó que un grupo de diputados de la derecha venezolana viajarán la próxima semana a Washington (EE UU) para reunirse con senadores del partido republicano. Golinger manifestó que la noticia la obtuvo tras escuchar la rueda de prensa diaria que ofrece el portavoz del Departamento de Estado Norteamericano, P.J Crowley, quien dijo, sin aportar mayores datos, que efectivamente un grupo de diputados viajará a la capital de los Estados Unidos…”.

El control de la Cámara del Senado por parte de los Republicanos, más específicamente, la dirección del Comité de Exteriores, dirigida por la legisladora republicana Ileana Ros-Lehtinen, la “loba feroz”, como la llaman, nos indica hacia donde se dirigirá la política exterior del imperio norteamericano, por alguien que en marzo de 2006 manifestaba: “El día que muera Fidel Castro será un día que celebrarán todos los cubanos que aman la libertad. Hace años que digo esto y no tengo ninguna vergüenza de mis palabras (…) Siempre he dicho lo mismo, me sale del corazón [...]. Quiero que desaparezca de la escena mundial, [quiero verlo] seis pies bajo tierra [...] Si alguien lo hiciera [lo asesinara], no lloraría una lágrima [...]. [Al contrario], estaría feliz por su muerte”. Fiel defensora del golpe de Estado contra Manuel Zelaya en Honduras. Por lo demás, obstinada opositora a la Revolución Bolivariana y su ejemplo mundial: “La OEA y sus estados miembro deben dejar claro que están con el pueblo venezolano, que rechaza cada día más la agenda de Chávez”, dijo en un comunicado la cubano estadounidense Ros-Lehtinen, quien encabezará la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes desde enero. “Elegir no tomar posición en la batalla entre la tiranía y la democracia en Venezuela sólo ayuda al lado de la tiranía”, afirmó la legisladora por Florida, fiera anticastrista y detractora de los presidentes de izquierda de países como Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador (…)“Es vergonzoso que las acciones de Chávez para usurpar poder e imponer un control sobre los medios al estilo Castro han sido recibidas sin siquiera un quejido por la OEA, una organización que se supone promueve y protege la democracia” en el continente, dijo Ros-Lehtinen, quien ha propuesto que el dinero que EEUU destina a la OEA lo otorgue a otros organismos estadounidenses. Ros-Lehtinen y otros líderes republicanos han afirmado que el nuevo Congreso con mayoría republicana en la Cámara pondrá más presión sobre Chávez y sus aliados…” (cubaout.wordpress.com/24-12-2010).

Sin duda malas noticias, para los sectores reformistas que promueven la conciliación de clases entre la Revolución Bolivariana y la burguesía apátrida y sus políticos/políticas. Como diría Eva Golinger en alguna oportunidad, quien pone los reales dispone de quien los utiliza. Tratándose de una oposición financiada por el imperio norteamericano, su política dependerá de la que éste disponga, y la agenda del imperio norteamericano no ha cambiado, Hugo Chávez es un mal ejemplo, por lo tanto, debe ser derrocado. No hay viabilidad posible, para una política de conciliación de clases, como la que propulsan los sectores reformistas desde lo interno de la Revolución, en la Venezuela Bolivariana de nuestros tiempos. Hoy más que nunca, nuestra Patria se debate en la disyuntiva: Socialismo o Barbarie, no hay término medio…


henryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3021 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a115210.htmlCd0NV CAC = Y co = US