Noticias desde Quito

Prensa corrupta niega el secuestro de Correa y lo responsabiliza de las muertes ocurridas

Pretendiendo negar que se trataba de un golpe de estado fríamente calculado, en medio del cual, y ante la reacción del pueblo, se decidió acabar con la vida del Presidente, la prensa corrupta ecuatoriana ha comenzado trata de crear la matriz de opinión según la cual el Presidente nunca estuvo secuestrado y es además el único responsable de los hechos ocurridos.

Hoy domingo 3 de octubre el diario El Comercio (una verdadera basura periodística) dedica tres página a narrar como ocurrieron los hechos del pasado jueves y en ellas trata de imponer  la matriz ya mencionada. Entre decenas de mentiras y manipulaciones expone lo siguiente:

En su portada acompaña una foto de un vehículo incendiado por los policías insurrectos con la siguiente expresión: “La fractura entre el mando policial y la tropa fue uno de los detonantes de la sublevación del jueves”. La intención de la frase, repetida en páginas interiores, es salvar la responsabilidad de quienes formaron parte del grupo que planificó el intento de golpe, impulsándola tesis de que se trató de una reacción espontanea de los policías. Obvian exponer que simultáneamente a la acción policial, militares de la aviación tomaron todos los aeropuesrtos del país, políticos de la oposición sacaron del aire la televisora del Estado, todos los semáforos de Quito fueron desincronizados  y hombres encapuchados en moto recorrieron las principales calles de la ciudad disparando

Más adelante, describiendo la presencia del presidente Correa en el cuartel de la policía, se afirma lo siguiente; En lugar de persuadir a los insubordinados, el discurso del Presidente caldeó los ánimos y desató los violentos incidentes”. Esto lo complementan con una caricatura donde  un grupo de ciudadanos afirma: Si no hubiera ido a desafiar a los insurrectos no hubiéramos tenido 6 muertos, 193 heridos, secuestro, civiles expuestos en balaceras…” 

He aquí cómo justifican a los golpistas asesinos y transfieren, con descaro, la responsabilidad al propio Presidente. En pocas palabras no tienen la culpa los que masacraron al pueblo, asesinaron a personas e intentaron cometer un magnicidio. Ellos son víctimas dr la provocación del mandatario.

En otro párrafo en el cual se describe el vil asesinato de uno de los miembros del comando especial que protegió  al Presidente y lo escoltó en su salida del hospital se cita a un miembro del propio comando (sin dar nombre) quien supuestamente afirmó: “fueron los militares. Ellos dispararon de frente”. En otra palabras, fueron los rescatistas los que lo mataron, no los policías que ametrallaron el carro del presidente buscando acabar con su vida. Poco falta para que afirmen que fue el propio Correa quien desenfundó un arma y disparó contra el efectivo que le servía de escudo humano.

La tesis relacionada con la culpabilidad del propio presidente la intentan reforzar con la supuesta declaración de unos familiares (no identificados) de la víctima quienes según el diario “critican al presidente Rafael Correa por la forma violenta en que evolucionaron los hechos”. Luego toman las declaraciones de una tal Carlota quien supuestamente dijo: “Cómo es posible que el Presidente sea tan irresponsable y haga que se enfrenten pueblo contra pueblo. Él agitó la violencia, no debería ser tan prepotente.  ¿Ven hacia donde esta basura de diario orienta su reportaje?

En otra página recogen lo que expresaron los médicos y policías que estaban en el hospital (sin dar el nombre de ninguno). Según el diario ellos dijeron: “El Presidente no estuvo secuestrado”. Seguramente preñados de buenas intenciones lo tenían allí para proteger su vida y los disparos de fusil y metralla que le hicieron al momento del rescate, eran para celebrar.

En la descripción del rescate del Presidente el diario lanza esta perla, refiriéndose a lo que expresaron los policías: “Queremos que se vaya para que no siga diciendo en televisión que está secuestra”. Obviamente el diario no relaciona estas supuestas afirmaciones de los policías con el intento de magnicidio ocurrido al momento de salir.

Por último el rescate lo describe el diario de la siguiente forma: “Un operativo de rescate se concretó  con el violento asalto de los militares. Fusil en mano recorrieron los pisos del centro desatando el pánico entre pacientes, médicos, enfermeras y periodistas”.

Obviamente para el diario el pánico lo desataron los que llegaron al rescate, la acción de la policía, la represión contra el pueblo y los asesinatos ocurridos antes, debieron parecerle una fiesta de niños.

Así es la prensa en Ecuador ¿no se les parece a la de Venezuela?

areme@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3151 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor