Con razón los gringos no asistieron a la toma de posesión de Santos (…)

Fue muy extraña y notoria la ausencia de los altos personeros del gobierno gringo, en la toma de posesión de Juan Manuel Santos. No hubo ninguna delegación del más alto nivel y solo asistió en representación del “imperio” un inadvertido funcionario de cuarta categoría (…) ¿Qué pasó? El hecho es que, si habían unas buenas relaciones con la White House, ¿por qué no asistió una numerosa delegación que como mínimo para esa toma de posesión?, debieron estar presentes el vicepresidente Joe Biden y la Secretaria de Estado Hilary Clinton (¿?)

Bien, veamos qué fue lo que enturbió lo que hasta hace poco eran consideradas unas estables, indisolubles y buenas relaciones diplomáticas y militares de gobierno a gobierno, entre Colombia y EEUU. Y que de improviso con la nueva administración del Sr. Santos sorpresivamente se produce un vuelco o giro totalmente opuesto, al construido y trabajado servilmente por el lacayo Uribe Vélez.

¿Qué era lo que tenía planeado el imperio con su peón Uribe, antes de que dejara la presidencia?

1) Los gringos se arrecharon con Santos debido a que no convalidó el plan de guerra (muy similar a la invasión de Ecuador) que por sorpresa tenían listo contra Chávez-Venezuela, desde territorio colombiano. 2) El plan no les salió bien con Santos (sic: cuyo mutis de Santos es obvio) y les falló todo el mamotreto de fotos Google Earth y el burdo reality show montado por la dupla Uribe-Dpto. de Estado, en la OEA, a través del payaso Hoyos. 3) Ya tensas las relaciones entre Venezuela y Colombia, Chávez con su fino olfato militar se movió como un peso pluma y llamó a todos los presidentes de Unasur, a fin de manifestarles no querer una guerra y abogar por un Plan de PAZ para Colombia. Y a su vez instruía al brillante canciller Maduro para que viajara y les explicara a esos mandatarios, las intenciones pacificas de Venezuela con respecto a las intenciones incendiarias de Uribe, cual es: provocar una guerra a Venezuela por medio de una invasión facturada desde Washington.

Ante todos estos acontecimientos, Chávez va a la contraofensiva y le lanza al imperio un tremendo bombazo que creo no se lo esperaban, y en una jugada a lo ‘Rosa Linda’ les advirtió directamente que si a Venezuela la invadían desde cualquier país Latinoamericano, le suspendería de inmediato el envió de petróleo a EEUU. ¡Los gringos, ante esta arremetida de Chávez, se cagaron todo!!

En el artículo que me publico Aporrea.org La USA-guerra contra Irán depende de Venezuela…, dije que había una estrecha vinculación entre los planes de invasión del imperio a Irán y los apresurados planes de una invasión contra Venezuela. Por cuantos antes de que se empezara la campaña militar contra el pueblo persa se debía invadir primero a Venezuela, porque el cierre del Estrecho de Ormuz por los iraníes le trancaba el paso al 45% del petróleo mundial del Oriente Medio que surte a Occidente… ¿Qué se buscaba el imperio con esta doble jugada? Bueno, se buscaba un pretexto de invasión a través de Colombia porque -ante la opinión mundial- no les convenía una intervención directa contra Venezuela.

El objeto de invadir y apoderarse de la producción petrolera venezolana se debía a la cercanía y a lo “fácil, rápido y viable” que una campaña militar contra Venezuela les resultaba hipotéticamente económica al imperio.

Hay que destacar que hay una marcada diferencia entre lo que es el Sr Juan Manuel Santos y lo que es Uribe Vélez. Que se resume en que Uribe con un legado y con el prontuario criminal que pesa sobre sus hombros tiene un rabo de paja muy, muy largo, y Santos aún cuando también lo tiene, lo tiene pero en menor cuantía que el susodicho “falso positivo”. Por tanto, la catadura de Uribe Vélez y su conexión con las fuerzas oscuras del narcotráfico tienen su cimiente en que él es el hijo de un comerciante asesinado en Colombia por sus vinculaciones con el narcotráfico. ¡De tal palo, tal astilla…!!

Otra marcada diferencia entre Santos y Uribe, es que a este último los gringos lo tienen “estrangulado por las bolas” porque su estrecha vinculación con los zares de la droga y paramilitares (AUC), lo hizo hacerse merecedor por parte del Tío Sam de una necrológica condecoración que tendrá que cargar a cuestas de por vida: “El aparecer reseñado en los prontuarios de la Agencia de Inteligencia del Dpto. de Defensa (DIA estadounidense) como el criminal y narcotraficante # 82. Por tanto, zafarse de esta catadura en lo que le resta de vida al “falso positivo” Uribe Vélez será muy difícil, por no decir imposible…


joseagapo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4081 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior