Ante el Gobierno de Colombia

Recuerde Presidente: “Dócil como la paloma y astuto como la serpiente”

Basta con mirar y escuchar las noticias de los últimos días para entender que nuestro país está ahorita en el ojo del huracán del terrorismo mediático.

Veamos. Recientemente se detiene en el aeropuerto de Maiquetía al terrorista salvadoreño, Francisco Chávez Abarca, pupilo del connotado terrorista mayor, cubano, Posada Carriles, quien convicto y confeso, al ser apresado acepta que llegó al país para “desestabilizar” el gobierno.

Seguidamente el prelado opositor y el clero que conforma el Episcopado venezolano, inicia una arremetida verbal contra el gobierno nacional, con acusaciones infundadas (algo que hacen cotidianamente en sus misas y en todo el país), dando lugar al despliegue de información, seguramente logrando lo deseado, mucha propaganda. Buscando noticia de primera plana.

Para desprestigiar los comicios parlamentarios, crear dudas en el sistema electoral venezolano, algunos diputados chilenos, sí lean bien, chilenos, avisan que vendrán como “observadores” para las elecciones del 26 de septiembre, provocando por igual información internacional anhelada, mucha propaganda.

Y para poner la guirnalda en la torta informativa contra el gobierno venezolano, la semana cierra con otra ofensiva, a través de un vocero, el titular de Defensa colombiano, Gabriel Silva, quien denuncia que en Venezuela-noticia de ayer- se hospedan algunos de los principales lideres guerrilleros de las Farc y ELN, en zonas del sur de Venezuela, declaración que dan en medio de un encuentro con la prensa de ese país, a las que según dieron las “coordenadas” en donde se encontraban sus coterráneos.

Revisando este viernes parte de la prensa colombiana encontramos estas reseñas:

“ -El gobierno de Hugo Chávez emitió un mesurado comunicado en el que señala que espera que haya una mejora en las relaciones con el gobierno de Juan Manuel Santos.

-Santos se margina de polémica por presencia de las Farc en Venezuela

-Iván Márquez está reunido en este momento con otros terroristas en Venezuela.

- Grannobles', líder de las Farc, está en Apure (Venezuela)

-Así se mueven las Farc en Venezuela

-La Farc tienen 1.500 hombres en 28 campamentos en Venezuela

-Colombia acudirá a instancias internacionales para denunciar a Venezuela…”

Así las cosas…Ante esta inusitada embestida del gobierno vecino, de nuestra querida Colombia, su pueblo tan hermanado se acorrala nuevamente por la decisión de un grupo de hombres poderosos y políticos, que tienen secuestrada la libertad en ese país. Pero martirizar al presidente Hugo Chávez les complace y en especial a Uribe, quien es promotor de esta última desavenencia, y explosiona la denuncia que hace su vocero. Se reúne con altos mandos y Canciller, según la prensa para “analizar” las acciones a tomar frente a Venezuela, por la presencia de su guerrilla en nuestro país. El encuentro- dice la nota de agencias digital-se hace este viernes en el aeropuerto militar de Catam, con el director de la Policía, general Óscar Naranjo; el ministro de Defensa, Gabriel Silva; y la vicecanciller, Clemencia Forero.

En acto público la noche de este viernes, Chávez no tuvo elección y advierte que por “su seguridad” y responsabilidad como mandatario, decide “no ir al acto de posesión presidencial de Santos”. Aclara que aun cuando pensaba asistir, a pesar de los riesgos, ahora, luego de estas infamias, es imposible. Chávez, que no es mocho de lengua, dio la noticia en un acto en Aragua, en donde inauguró la Universidad Politécnica Territorial de esa región "Dr. Federico Brito Figueroa", en donde expuso algunas reflexiones sobre este hecho y advierte incluso que evalúa la posibilidad de “romper las relaciones definitivas con Colombia”.

Creo que esa era la respuesta deseada por Uribe y su combo. Que Chávez no vaya a Colombia y menos a hablar con Santos, Ha sido su plan de siempre, alejar a Chávez de los colombianos. Es la orden imperial,

Y de paso, para cerrar con broche de oro su salida, nada mejor que una noticia-denuncia, de impacto y asó mantener la discordia, el ataque mediático y terrorista. El objetivo principal es hacer distancia con Chávez, para dar cancha abierta al intervencionismo de EEUU y a esa ala derechista activa en algunos países latinoamericanos como Chile, Perú, algunos de Centroamérica y obviamente Miami, España, Israel, otros.

La señal es obvia, mantener a raya al Presidente Chávez, trazando la ruta de una serie de denuncias, elevándolas al plano internacional y de manera sistemática, para minar la imagen de su liderazgo y así poder echarle mano. Sueña con la Corte de la Haya.

La denuncia, aunque falacia hasta para los colombianos, toma vuelo.El gobierno de Uribe informa que en pocos días pondrán en conocimiento de estos hechos, (presencia de las Farc y ELN en Venezuela) a la Organización de Estados Americanos (OEA), para explicar la situación de “inseguridad que se vive con el gobierno de Hugo Chávez”.

¿Y Qué mejor que la ONU?, para presentar su olla informativa, al batallón de la prensa internacional que allí se estaciona. Es demasiado evidente que Uribe quiere la cabeza de Chávez, pero como hace con sus narcos, lo quiere extraditado en EEUU.

En unos días Uribe deja la Casa de Nariño y con esta falsa acusación contra el gobierno venezolano cierra su capítulo como mandatario contra su vecino gobernante Hugo Chávez, a quien le a hecho otra vez una de sus jugadas táctica, como la que hizo con el Canje Humanitario, cuando sin ton ni son lo sacó de la intermediación. Esta vez es como decirle, que a pesar que entra un nuevo gobernante, Santos, “no te vamos a dar tregua”.

El hombre del sombrerito, quien casi sale a regañadientes del Gobierno-porque su ilusión era ir a un tercer mandato- tubo que ceder y dar el trono a su amigo, colega y ex ministro de la Defensa Juan Manuel Santos, quien hábilmente le tranco el paso, pero falta ver si eso es verdad y veremos quien en realidad va a gobernar Colombia. Yo diría que se parece al caso de George Bush y Obama…Igual en Colombia me parece… más de lo mismo.

La verdad es que la respuesta de Chávez, de no asistir a la toma presidencial de Santos, era lo que estaban esperando. Se veía venir, era algo como decirle te invito pero no te invito. El bombardeo en Ecuador no fue un Realty Show, es la vida real. Así que ir a una fiesta en donde uno no es bienvenido…eso ni se piensa, Simplemente al enemigo ni agua.

Y quizás para aparentar el presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, quien se encontraba en EEUU (Miami), al ser consultado por la prensa sobre éste último incidente, declinó opinar. Algunos dicen que lo hizo para deslindarse de Uribe. En mi opinión, hay que tener mucha precaución, ambos son tal para cual.

Entretanto, Chávez reitera su pedido de “respeto” al pueblo venezolano, mientras la compañera, senadora colombiana, Piedad Córdoba, desde Cartagena advierte y pide a Chávez, no dar respuesta a las "ofensas" de Uribe y “hacer caso omiso”.

Córdoba acusa al gobierno de Álvaro Uribe Vélez de “provocar” a Hugo Chávez, para profundizar la crisis diplomática entre los dos países.

La única intención de Uribe, dice la senadora, es "dejarle una serie de conflictos al presidente Juan Manuel Santos".

Ante la polémica propiciada desde Colombia el canciller venezolano Nicolás Maduro, dice que el gobierno de Uribe quiere "torpedear" los intentos del presidente electo Santos de acercarse al Ejecutivo de Caracas”.

Y por su parte, el ex presidente colombiano Ernesto Samper, quien ha pedido “preservar el intento de diálogo que inició el mandatario electo Juan Manuel Santos con Venezuela”, señaló en una entrevista a radio Caracol: "Me llama la atención que a 20 días de asumir un nuevo Presidente (en Colombia), cuando se han realizado gestiones muy importantes para tratar de normalizar las relaciones con Venezuela, se venga a hacer escándalo mediático con estas supuestas pruebas que deben estar en poder del gobierno desde hace muchísimos meses por no decir años".

En conclusión, en mi humilde análisis, el desencuentro entre Uribe y Chávez tomó candela cuando desde agosto del año pasado, cuando el mandatario venezolano decide congelar las relaciones diplomáticas y comerciales con Colombia, tras hacerse pública la firma de un convenio entre Washington y Bogotá, para la instalación de siete bases militares de Estados Unidos en territorio neogranadino. Lo que significa obviamente una amenaza militar para toda la región. Estar en alerta plena.

Solo diría a estos distinguidos personajes políticos de Colombia que hagan un alto en su agenda y revisen un tanto, por ejemplo, sus afamadas novelas, en donde, algunas reflejan esa Colombia que ellos se niegan a ver. Recomiendo algunas muy buenas, por lo crudo de sus argumentos y obviamente mejor trabajo actoral y de producción, como es por ejemplo; “El Cartel de los Sapos”, “Sin Tetas no hay Paraíso y “Las Muñecas de la Mafia”. Y si a novelas escritas se refiere, es amplia y diversa la pluma, pero sugiero lean algunas como “El hombre de Hierro”, del periodista José Enrique Botero, o “Amando a Pablo y Odiando a Escobar”, de Virginia Vallejo, afamada periodista escritora, locutora, modelo y presentadora de televisión colombiana. Allí se ilustra esa parte de Colombia que es invisible para Uribe y esa casta de la oligarquía colombiana que tanto daño hace a su pueblo y tanto teme tanto un gobierno socialista.

El tema que nos ocupa va más allá de esa diatriba política, aburrida y repetida, de los dime y diretes, con lo cual tratan de distraernos.

El impasse entre dos gobiernos hermanos, como es ahora el caso de Colombia y Venezuela, es que estamos en polos opuestos de intereses. Un gobierno radicalmente oligarca y otro en democracia social.

Se trata del peligro y la amenaza que significa el intervencionismo imperial, de los EEUU en gobiernos de este hemisferio. Se trata de esta nueva manera de dominación a través del terrorismo mediático a la orden de la modernidad, la tecnología y telecomunicaciones. Se trata de aniquilar gobiernos, así sea por la fuerza, al mejor estilo de Honduras, Haití, Panamá, y como el gobierno de Hugo Chávez, que les estorba demasiado, hace ruido y pesa, para sostener “su orden mundial”.

Pero en este entorno tenemos que continuar. Y si para mantener la independencia, al menos la alcanzada, debemos marcar distancia con falsos y peligrosos gobernantes como Uribe-y esperemos no sea así Santos- entonces debemos ser cautos. Y como dice Chávez en ocasiones, ser: “dócil como la paloma y astuto como la serpiente”.

leonjudi@gmail.com

*Periodista


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2523 veces.



Judith León

Periodista e internacionalista.

 Leonjudith@gmail.com

Visite el perfil de Judith León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a104202.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO