63 años de investigación científica venezolana

63 AÑOS DE INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA VENEZOLANA

En una conversación sostenida con el doctor Alexander Briceño, Sub Director del Instituto Venezolano de Investigación Científica (IVIC), con motivo del 63 aniversario de la Institución, saltaron algunas ideas que vale la pena comentar en esta columna, con la motivación de echar luces sobre qué ha hecho esta institución en el pasado para mejorar la vida de los venezolanos y del resto de la gente del planeta, cómo funciona, qué hace hoy día y cómo es su situación actual.

Nacimiento del IVIC

Este 9 de febrero arribó a su 63 aniversario (1959). Institución creada a partir de la óptica visionaria del Dr. Humberto Fernández Morán (Zulia/ Venezuela, 1924 – Estocolmo /Suecia, 1999), quien inventara el bisturí de punta de diamante y generara avances en el desarrollo del microscopio electrónico, entre otros muchos aportes. A la larga, se convertiría en uno de los Investigadores Venezolanos más influyentes del siglo pasado en el ámbito de las ciencias naturales, a escala mundial.

"A partir de ese proyecto originario conocido como el Instituto Venezolano de Neurología e Investigaciones Cerebrales (IVNIC), se fue edificando una de las instituciones Científicas de referencia más importante del país impulsada por el liderazgo del Dr. Marcel Roche en el año 1959, con la idea de propulsar una institución multidisciplinaria para fomentar e institucionalizar la práctica científica a nivel nacional. Desde entonces, dicha Institución se ha convertido en un semillero para la creación de nuevos conocimientos y aportes fundamentales para el país y el planeta, así como en la formación y entrenamiento de nuevas generaciones de personal científico con capacidades especializadas en diversas áreas del conocimiento, las cuales se han ido adaptando en el tiempo a las disciplinas emergentes y a su impacto en la comunidad", señaló Briceño.

Evolución Institucional

Indica que "La institucionalidad, con aciertos y desaciertos, se ha mantenido a lo largo de todos estos años, permitiendo consolidar una serie de capacidades en infraestructura técnica y científica, convirtiendo al IVIC en un importante patrimonio para el país en el tema científico; es importante señalar, que históricamente en todas las convocatorias realizadas desde los entes decisores de la Ciencia y la tecnología, se han establecido y financiado temas o agendas priorizadas de interés para la nación".

Investigaciones vinculadas a la sociedad

Salud. El IVIC en sus inicios exhibe una fuerte actividad en el área de salud, siendo uno de los centros de investigación primogénitos el "Centro de Medicina Experimental", el cual ha hecho excelentes contribuciones, una de ellas la creación y consolidación del área de Genética Humana que ha venido estudiando y caracterizando algunas mutaciones genéticas que afectan a la población Venezolana y conducen a una serie de enfermedades llamadas enfermedades huérfanas, debido al bajo porcentaje de afectación en las poblaciones en general, como por ejemplo el "mal de Huntington" conocido como el "mal de sambito", la "enfermedad de Wilson" (acumulación de iones Cobre en el cuerpo), entre otras enfermedades. Se han desarrollado tratamientos para los pacientes afectados, lo cual marca la diferencia entre vivir o morir.

En el área de la nutrición, fue posible erradicar algunos problemas de anemia que afectaban a los venezolanos a través de la aplicación de formulaciones nutricionales para alimentos con hierro, otros minerales o vitaminas, a través de la fortificación de la harina de maíz precocida. Estudios de la distribución de los grupos sanguíneos, anemias, factor VIII (8), estudios dieron a plantear la creación de la planta de producción de hemoderivados QUIMBIOTEC. Desarrollo de kits de detección de metabolitos secundarios en orina debido al consumo de sustancias prohibidas, hasta llegar al estudio de células madres como una de las aplicaciones de vanguardia en el tema de medicina regenerativa en diferentes tipos de tejidos: óseo, cartílago, piel y córnea. También, caracterización y estudios de enfermedades tropicales: Malaria, dengue, chinkungunya, mal de chagas, paludismo. Enfermedades infecto contagiosas: HIV, hepatitis, tuberculosis, encefalitis equina. Tecnología nuclear. Con la construcción del primer reactor nuclear de América Latina: "RV-1". Sus instalaciones en la década de los sesenta, permitieron desarrollar el tema de la energía nuclear en Venezuela generando especialistas calificados en el uso pacífico de la energía nuclear en aplicaciones de uso industrial o de salud. Química y petroquímica. Se han hecho importantes desarrollos desde la catálisis, estudio de adsorbentes, investigaciones en petróleo, petroquímica y gas que en su momento generaron las capacidades técnicas para la creación de un Instituto especializado para dar respuesta a la principal industria del país, creándose el INTEVEP como un instituto de desarrollo e innovación en materia Petrolera y del gas. Ciencias sociales. En antropología, sociología, política y arqueología, se han hecho aportes importantes en el estudio de nuestros pueblos ancestrales, su cultura, sus formas de vida etc. Educación. Un rol sustantivo en el IVIC ha sido la formación y capacitación de alto nivel a través de la creación del Centro de Estudios Avanzados en las diferentes ramas de las ciencias biológicas, médicas, físicas, matemáticas, química y en ciencias sociales, lo cual al día de hoy ha permitido la formación de alrededor de 1390 post graduados con estudios de Maestría y doctorados, contribuyendo así a la formación de varias generaciones de relevo en estas áreas del conocimiento, lo que ha fortalecido a las universidades y centros de investigación del país. Igualdad de género. Se ha incrementado la participación de la mujer de manera constante a lo largo de las décadas hasta llegar en estos momentos a superar la paridad de género y alcanzar cerca de un 55% de participación de la mujer en las diferentes áreas.

Situación actual del IVIC

EL IVIC llega a este nuevo aniversario sumergido junto al país en medio de una fuerte crisis que ha afectado la operatividad del Instituto, reduciendo su capacidad de generar respuestas oportunas. "…en muchos casos es imposible la compra expedita de insumos necesarios para el desarrollo de experimentos, mantenimiento, reparación y adquisición de equipos especializados, necesarios en este tipo de actividades... a pesar de las limitaciones, la Institución se mantiene activa al día de hoy. En particular en estos momentos de crisis sanitaria y económica, ha comenzado un proceso de visibilización y valorización de la Ciencia y la Tecnología, así como su impacto en la toma de decisiones en cuanto a la aplicación de políticas públicas en materia de salud, en aras de atender eficientemente la pandemia. Así como el reconocimiento del rol transformador en el sector productivo del país", concluyó.

Comunícate con nosotros a través de instagram: @termometro.economico o por nuestra página web: http://termometroeconomico.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 994 veces.



David Mendoza


Visite el perfil de David Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: