Vivir para contarla: "Guerreros, Guerreras y Ángeles del CEPAR

Venezuela es tierra heroica, a 200 años de haber consolidado la gesta emancipadora, aún existen seres que arriesgan y sacrifican su vida sin esperar nada a cambio, sólo la satisfacción de que las personas mejoren. En días pasados producto de un descuido, fui contagiado con el nefasto COVID 19, en el transcurrir de los mismos experimenté que mi vida llegaba a su fin: tos seca, saturación en 65-70, fiebre y sudoración permanente, debilitamiento, falta de apetito, congestión. En fin, pase semanas duras en la cual sino hubiese sido por el apoyo de mis padres, esposa, hermana, algunos amigos y familia en general, quienes con sus oraciones, me motivaron a salir adelante y superar esta grave enfermedad la cual día tras día perjudica al mundo entero.

Al principio de estas líneas, señalé que existen seres que arriesgan y sacrifican sus vidas en aras de salvar vidas, son seres que lo entregan todo, convirtiéndose en Guerreros, Guerreras y Ángeles, quienes las 24 horas del día sacrifican sus vidas, se trata de los Médicos(as), Enfermeros(as), Camareros(as) de nuestro sistema público de salud, quienes con ética, dedicación y esmero salvan vidas. En este sentido, mi experiencia y agradecimiento será eterno hacia todo el personal de salud del Centro Especializado Para Patologías Respiratorias del Estado Aragua (CEPAR) ubicado en Santa Cruz. Municipio José Ángel Lamas. Edo Aragua; los cuales me salvaron la vida, y hoy citando un libro de García Márquez puedo Vivir Para Contarla.

Mi estadía en el CEPAR más allá de las preocupaciones y de los seres que no pudieron contar como mi persona esta experiencia, fue extraordinaria. Me suministraron de manera gratuita todo el tratamiento para superar el COVID 19, estas medicinas son provenientes de la milenaria China, quien siendo la potencia económica del mundo, ha demostrado una solidaridad y responsabilidad frente a esta pandemia, mientras otras potencias muestran egoísmo, mezquindad y egolatría para la compra de vacunas en las naciones pobres; China y Rusia, dan la cara para inmunizar a la humanidad, no se dejan doblegar frente a otras potencias, las cuales se encargan de sabotear con ayuda de algunos nefastos radicales, de bloquear recursos como pasó con el COVAX, "un mecanismo" el cual no se puede bloquear pero desafortunadamente cuando se quieren comprar vacunas para nuestra población, es saboteado por tristes personajes, que desde el exterior planifican el mal y luego se escudan en las redes sociales mencionando "vacunas para todos", de mi parte son unas bazofias hipócritas, algún día deben asumir su responsabilidad ante la nación por tanta hipocresía y mal realizado.

Pero más allá del bien y el mal como diría Nietzche, mi agradecimiento es eterno en primera instancia a Dios, el cual me permitió superar esta enfermedad, a los Doctores: Jhonny, Nikita, Yoandri, Freddy, y otros(as) que no recuerdo su nombre los cuales con sus tratamientos, récipes y vigilancia permanente, sorteaban la evolución, una salutación muy especial a la Dra Nelly Gomes la cual me revivió cuando en peor estado me encontraba, y al Dr Antonio, médico de La Aduana en Turmero, quien me remitió al CEPAR. A las enfermeras: Carolina, Scarley, Helvica, Nelly, Susana y otras(os), quienes me colocaban los tratamientos, teniendo unas manos angelicales para aliviar el sufrimiento cuando las vías colapsaban, merecen un millón de aplausos por su entrega y sacrifico, bravo héroes y heroínas ustedes son nuestros libertadores y batalladores que luchan doscientos años después, sigan así no desmayen.

Para culminar y no es que sea un paranoico, sólo le pido como sobreviviente del COVID 19 que tomen en consideración los siguientes consejos: 1) Por favor eviten recibir visitas familiares, ya está demostrado que quien te contagia en más del 90% es tu familia. Si verdaderamente amas a tu familia ayúdala, no la visites, una visita puede costarle la vida 2) Eviten fiestas y reuniones, no es tiempo para ello, pronto nos vamos a abrazar y besar pero por ahora EVITA, es por vuestro bien. 3) Salgan lo más mínimo y cuando lo hagan no dejen de usar el tapabocas y guantes no hagan excusas tontas tales como: el tapabocas me molesta, porque el mismo te salva la vida.

Al Estado venezolano debo dar mil gracias por cumplir el mandato constitucional: "la Salud es un derecho y deber fundamental" y haberme suministrado no sólo a mi sino a los más de 70 pacientes recluidos en el CEPAR las medicinas, sólo le pido a los responsables y gerentes que manejan las cifras de muertes y contagios en nuestro sistema de salud, que digan verdaderamente las cifras para que nuestro pueblo este más alerta, la verdad es que no hay 16 muertos diarios ni 1200 contagios, hay muchos más, lo viví, no podemos ocultarles las cifras verdaderas a la sociedad venezolana, se les debe hablar con la verdad pase lo que pase, para que este tenga máxima conciencia y se corten las cadenas de transmisión, el COVID 19 no es juego, una cosa es escuchar sobre él y otra estar en el abismo con él.

Gracias Dios, Gracias Padres, Gracias Esposa, Gracias Hermana, Gracias Familia y Amigos, MIL GRACIAS HÉROES Y HEROÍNAS, me salvé y seguiré escribiendo por el bien de mi Salud Mental y Emocional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 770 veces.



Alejandro Lezama

Profesor de Geografía e Historia UPEL. Magister en Educación.

 lezama.alejandro@gmail.com

Visite el perfil de Alejandro Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Lezama

Alejandro Lezama

Más artículos de este autor


Notas relacionadas