Pobresores

La historia sin duda es la ciencia de los hombres en el tiempo, no cabe duda que la afirmación de que "Todo es Histórico" es insoslayable, Marx argumentaba que la única ciencia que existía y existe es la Historia ya que la Historia lo contiene todo, y razón no le falta, ya que para comprender los acontecimientos de toda índole es necesario enmarcarlo en una determinada época, cualquier lucha desarrollada responde a una condición histórica dada o determinada. Cuando se revisa la historia del Magisterio Venezolano desde finales del siglo XVIII, se observa a un Simón Rodríguez denunciando los vicios que existía en la Escuela de Primeras Letras de Caracas, proponiendo a su vez medios para reformarlas, unas de las quejas del Sócrates de Caracas eran los bajos salarios; del mismo modo en "Los Episodios Venezolanos" escritos por Francisco Tosta García, mencionaba a Manuel Antonio Álvarez (personaje novelesco, que podía representar a cualquier Maestro de la época), como un humilde Profesor que daba clases en condiciones deplorables, el cual cobraba poco, pero tenía en su corazón el espíritu de la libertad, la igualdad, la independencia, y soberanía, transmitiendo estos ideales a sus educandos con mucho rigor: "Usted Maestro Mío, formo mi corazón para la justicia, para lo grande para lo hermoso, yo he seguido el sendero que usted me señaló" (Bolívar, 1824, p. 35)

Como se observa, estos educadores, los cuales tenían algo en común: denunciarían las terribles condiciones de estructura y salariales en las cuales se gestaban los procesos pedagógicos durante el período seccionado o colonial. Estos Maestros, al igual que los Profesores actuales devengaban salarios pírricos y laboraban en espacios precarios. Empero, tenían una gran ventaja respecto a los de ahora, jamás desmayaron, su formación y estudio era permanente, el estudio les permitía liberarse y crecer, no eran conformistas y mejor aún proponían y demostraban con el hacer y quehacer su praxis pedagógica.

El Sócrates de Caracas, era un pedagogo comprometido con las causas y luchas republicanas costándole para siempre el destierro de la otrora sucursal del cielo. Cuando visualizo tristemente la realidad docente actual, observo como le dije en una carta redactada al Sr. Ministro Aristóbulo Isturíz : "UNA MARGINALIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN" y esa pobreza empieza cuando el Maestro contemporáneo empieza a quejarse de todo, pero sigue encasillado en los moldes tradicionales, no innovan, y mucho menos se esfuerzan en estudiar, sólo andan pendiente del salario pero no nos revisamos por dentro, no revisamos vuestra praxis educativa, nos hemos puesto conformistas, y una de las principales causas ya las he venido denunciado, hay mucha politiquería, se están regalando títulos al garete, se están aprobando títulos y maestrías tan sólo presentando un trabajo sobre lo que hace el Maestro cuando se debe ir más allá, se confunde inclusión con facilismo, se aprueba al estudiante sin saber, se confunde populismo con pensamiento crítico, en fin esto ha hecho que tengamos un Magisterio sumiso y poco preparado.

La falta de preparación y estudio ha generado que el Magisterio se encuentre sumergido en un pauperismo in extremis, la respuesta a este populismo, es peor, es el fascismo, un colega amigo afirmaba que cuando la voluntad política, espiritual y existencial del otro no se puede doblegar y menos romper, llegan los epítetos y descalificaciones, la violencia física y el desprestigio, nace la intolerancia e insensatez. A partir de allí se pierden las luchas, y mientras prevalezcan los intereses de los sectores partidistas, mientras no exista la comprensión, el respeto y el diálogo, mientras te tilden de escuálido o salta talanquera por denunciar la problemática educativa actual y de chavista por manifestar el descontento de las erráticas políticas por parte de los rectores de las universidades autónomas los cuales niegan todo, apoyan y reconocen Presidentes y aventurismos políticos anticonstitucionales, nuestra nación no podrá salir adelante, y continuaremos siendo pobresores.

Nuevamente llamo la atención, no pueden existir dos sistemas educativos, tiene que haber sólo uno, ya basta de irrespeto y confrontación. La falta de una política magisterial comprometida en denunciar seriamente las luchas laborales y sindicales (las cuales sobran), que defiendan los intereses del Magisterio y no las parcialidades políticas, deben ser la tarea fundamental para que los Maestros y Profesores, luchen justamente por sus reivindicaciones; para ello, se debe establecer un diálogo y un consenso donde se reconozcan las partes, si se sigue llenando al Magisterio de odio y falsas ilusiones estaremos sumergidos en una pobreza mental y espiritual, y por ende, seguiremos siendo pobresores. Con rabietas y mentado madres cada vez que llega una quincena, no pasará nada, en la red virtual Facebook, existe un grupo llamado: "Gremio Docente" allí se dicen unas barbaridades y barrabasadas que me dan mucha pena ajena, ya que "supuestamente" allí hay colegas, pero el ver como escriben, redactan y se expresan me llenan de mucho nerviosismo, allí comprendo que nuestra Educación esta grave y esta cargada de fascismo.

En el Congreso Pedagógico de este año, el Ministro denunció que: "el programa educativo Cada Familia una Escuela tiene fallas y errores, pero se está haciendo" (Isturíz, 2020). Ministro, yo le sugeriría que no sólo es el hacer, en medio de la pandemia se debió consultar a las universidades autónomas y las agrupadas en ARBOL y seleccionar allí a los mejores Profesores y Estudiantes, otorgarles un salario adecuado, instruirles bien y hacer el programa. Por lo visto, ese programa lo están haciendo los Maestros y Profesores, más politiqueros, los que hacen, no puede ser el más chavista, debe ser el más preparado, recuerde a Gramsci y a Trotsky, no sólo es el hacer, es el estudio permanente el que nos sacará adelante, denunciando lo que está mal para mejorar (Negación de la Negación). Usted no puede seguir apostando a que los educadores patrios sigamos siendo pobresores.

Por lo visto la situación de pobreza que vivimos los educadores, no sólo es culpa del Ministro, es cierto, el gobierno tiene una gran responsabilidad en la pauperización de nuestro salario al no respetar las contrataciones colectivas, pero si se revisa a fondo, la responsabilidad también recae en la mala formación que han tenido los nuevos Maestros y Profesores, a ello súmenle la lucha sempiterna entre los sindicatos, colegios y federaciones cuyos líderes siempre son los mismos (pertenecen a los sindicatos, para buscar licencias y no estar más en el aula) se quejan de que existe una dictadura, pero llevan ya décadas en el poder, esto obstruye negociaciones con el patrono, por tanto también son responsables de que seamos pobresores.

Diálogo, consenso, respeto a las contrataciones, estudio y formación geohistórica, pensamiento crítico del profesor y educando, recuperar el poder adquisitivo, proponer como hiciera Simón Rodríguez, Luís Beltrán Prieto Figueroa, Rafael Alberto Escobar Lara, entre otros grandes pedagogos, alejar el populismo y el fascismo en la educación deben ser nuestro norte; mientras esto llega no me queda de otra de ¡Seguir Escribiendo por el bien de mi Salud Mental y Emocional!



 


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1463 veces.



Alejandro Lezama

Profesor de Geografía e Historia UPEL. Magister en Educación.

 lezama.alejandro@gmail.com

Visite el perfil de Alejandro Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Lezama

Alejandro Lezama

Más artículos de este autor