Filosofía i Política

Por qué acusamos a la oposición de fascista (II)

II
 

“No es suficiente enseñar a los

  hombres una especialidad.

Con  ello se convierten en algo así

  como  máquinas utilizables,

  pero no en individuos válidos”

  Albert Einstein

      Como veremos, he comenzado este segundo artículo sobre el fascismo de la oposición, terrible realidad cuando se trata de jóvenes que ignoran ser máquinas utilizables, porque el humanismo de este físico que produjo junto a Maxwel, Dirac, Borh, i otros famosos, la más grande de las Revoluciones Pacíficas que se hayan dado en la Historia -a fines del siglo XIX i principios del XX- lo que se llamó la Revolución de la Física Clásica, para los que ignoran que las grandes transformaciones del mundo no son las grandes guerras o los genocidios, sino cuando la inteligencia, la razón, la moral i la ética, intervienen en bien de la humanidad i no en prolongados perjuicios. Hai personas que pasan por la universidad, aprenden una profesión en la cual pueden llegar hasta ser brillantes; empero su circunstancia (recordemos a Ortega i Gasset en esto), su mundo, sus horizontes, son mui reducidos i no tienen ni un barniz de filosofía i por lo tanto de conocimientos profundos de la realidad que les toca vivir. Tal es el caso de la actual rectora de la UCV, cuyas declaraciones de ayer i la marcha que está por encabezar o presidir, demuestra que la podemos situar perfectamente dentro de la “ideología” nazi-fascista. I si es la encargada de regir en parte los destinos de los estudiantes de esa institución, no es de extrañar la “teoría de la acción” que manifiestan, con la violencia planificada, las agresiones hasta a la naturaleza i sobre todo su sumisión irracional a los mandatos del nuevo fascismo del Pentágono i la Casa Blanca, de donde acaba de salir un déspota, dictador i de escasa inteligencia, disminuida por el alcoholismo i la ambición del dinero a cómo dé lugar. Por eso, lo que tenemos en estos estudiantes gritones, sin discurso ni ideas (lo primero es derivado de lo segundo) sean la avanzada desestabilizadora de una nación que, por primera vez en su vida republicana, está transitando el camino del progreso como nunca i cumpliendo paso a paso la metas del milenio.

      Sin embargo, es bueno insistir que el término ideología no es preciso, que desde que se usó atribuyéndolo al filoso francés  Destutt De Tracy que lo creía “la ciencia de las ideas,” la palabra fue transformada peyorativamente en los tiempos de Napoleón Bonaparte i para muchos es un conjunto de ideas abstractas a veces sin mucha coherencia, alejadas bastantes veces de la idea de justicia, porque partidos, asociaciones, déspotas o demócratas, interpretada como ideas falsas por el marxismo en la obra de Marx i Engel. Pero dejando un poco distintas interpretaciones, se le conoce como ideas o postulados políticos que cada día es más difícil de precisar, pero lógicamente son ideas que mueven a los hombres. Empero, hemos visto que el fascismo supera las palabras o pasa por encima de ellas i lo que vale fundamentalmente es la acción, tanto para conquistar adeptos, como para combatir con la violencia, sin promover los criterios de elección i decisión. Lo mismo que sucede con los hombres poco pensantes del capitalismo, a punto que hemos visto cuando el axioma del valor primigenio del mercado se les ha venido abajo (dicen las malas lenguas que fueron asesorados desde hace años por economistas como Emeterio Gómez) i que lo que llaman pensamiento de globalización, de mercado, de negocio guerrero, de robo programado de materias primas i sometimiento de pueblos i naciones, no es ideología, sino terrorismo. Con razón, los Estados Unidos es el primer país terrorista del planeta. En cambio, Martín Selinger, siguiendo la obra de Antón Mellón, define la ideología “Una estructura conceptual de referencia que provee de criterios para la elección y la decisión en virtud de los cuales la mayoría de las actividades de una comunidad organizada es gobernada”, Después sigue exponiendo Mellón, que estos criterios no tienen que estar relacionados lógicamente, en tanto que lo están psicológicamente de manera, las relaciones entre los conceptos claves, son de naturaleza axiomática, sin una base lógica. En muchos de mis escritos siempre he expuesto que, tanto los políticos, como los economistas e intelectuales de la oposición radical, carecen de toda noción de lógica, i eso que entre los abogados escriben o hablan de Lógica Jurídica. Entonces quedamos con que, las relaciones psicológicas son parte del axioma político. Desembocamos en la desesperación: resulta que los hombres de la desaparecida IV República, los hombres de la oposición i los cavernícolas o inquisidores de la jerarquía eclesiástica…¡No tienen ni axioma político! Monstequieu -no el que Manuel Rosales halló entre los hombres de 500 años antes de Cristo- sino el verdadero, decía: “El clero es otro poder intermedio; peligroso en una república, como toda corporación independiente, conviene en una monarquía, sobre todo en las que propenden al despotismo”. Antón Melló asienta otra vez: “El axioma político del fascismo es opuesto directo del axioma democrático. La ideología fascista se ha desarrollado como en oposición polémica contra el credo democrático”. ¿Quieren mayor parecido o coincidencia con lo que está sucediendo en Venezuela, en Bolivia, Colombia, Ecuador, Argentina, etc., etc. ?Ven porque la oposición no consigue ningún argumento racional contra Hugo Chávez Frías, sino como vociferaban mujeres histéricas ¡NO,NO,NO es NO! (por cierto nunca la mujer venezolana ha sido mejor valorada e integrada a la patria que en esta bella revolución); una de las opositoras en una marcha, con ínfulas de “culta”, dijo que Chávez que no servía para nada, por no estar en la literatura venezolana como ella. Por cierto que dijo ser de apellido Luzardo i la he buscado en uno de los más recientes diccionarios de literatura en Venezuela (QUIENES ESCRIBEN EN VENEZUELA, escritores venezolanos (siglo XVIII  XXI), i solamente conseguí dos Luzardo; uno, Rodolfo Luzardo i otro apellido Luzardo, de nombre  Olga Margarita, ensayista i poetisa zuliana que no debe ser ella, puesto que entre sus obras encuentro una monografía titulada Construyendo el partido comunista en Aragua. Como creo que dijo Mario Silva: ¿será pariente de Santos Luzardo el personaje de Gallegos i ahora un fantasma utilizado por la oposición?

      I en la ideología nazi-fascista, que parece la preferida por la rectora al principio mencionada, en Mein Kampf, dice que “la mayoría democrática deniega de la autoridad del individuo (en estos tiempos Bush) y la reemplaza por el puro número de la masa transitoria (el pueblo) y ello transgrede las leyes aristocráticas de la naturaleza”. De anteojito para la oligarquía venezolana que desprecian la masa, el lumpen, los pata en el suelo, i ellos son los señores feudales privilegiados nada menos que por la naturaleza. Hubiese querido finalizar aquí, pero hai tanto que explicarles que posiblemente siga con otros artículos, pues la ignorancia es tal, que ellos mismos proceden como máquinas i no saben que protagonizan nazi-fascismo.

                                   (Continuará)

robertojjm@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2087 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a71210.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO