Los nuevos y últimos disparates de Manuel Rosales

Manuel Rosales, es un hombre tan audaz como ignorante. Aquel rasgo le ha servido para desempeñar el rol de gobernador de un Estado tan importante como el Zulia, candidato presidencial del sector opositor y actualmente jefe nacional de un partido político.

Es esta audacia, que se alimenta en un alto grado de inconciencia, precisamente por su ignorancia, lo que le lleva a decir las mismas cosas y de la misma manera en cualquier parte o escenario, sin molestarse o incomodarse por meter la pata o expresar sandeces, disparates y superficialidades.

Pero además, se comporta como un cara dura, que no tiene empacho en decir contra alguien cosas que a él cuadran con exactitud.

Los zulianos y los venezolanos todos sabemos bien, que salvo que Rosales pueda tener el don de la ubicuidad, característica atribuida a Dios, es imposible que efectivamente ejerza las responsabilidades inherentes al cargo de gobernador. La prensa diaria, reporta sus andanzas y lo ubican en cualquier parte de Venezuela, distinta al Zulia o en los Estados Unidos, en campaña política.

En sus declaraciones reiteradas y abundantes a los reporteros, quienes por lo pautado por los dueños o directivos de los medios de comunicación detrás de él andan, casi nunca, y decimos así para no caer en radicalismos, informa algo acerca de sus gestiones como primer funcionario de aquel Estado.

Tómese el lector el trabajo de revisar la prensa de los días pasados, meses transcurridos o sígalo de ahora en adelante, y podrá constatar esto que estamos afirmando. Su indiferencia por las funciones que debe desempeñar llega a un límite tal, que ni siquiera habla para reclamar al gobierno nacional, aunque sea por pura especulación o por mentir con fines políticos, por algún incumplimiento en lo relativo a los aportes que la entidad que debe gobernar tiene derecho a recibir. Jamás habla de algún proyecto que tenga para el Zulia, de obra por construir o que esté en construcción o planes para afrontar los males cotidianos de la comunidad. Para la nada le incomodan las espeluznantes cifras de secuestrados y delitos relativos a su ámbito de gobernante.

Esa conducta se debe a que abandonó por completo aquellas responsabilidades y las trasladó a otro u otros. Para él, la Gobernación no es sino una caja grande – aquí no vale decir chica- de donde extrae a manos llenas los recursos para financiar sus actividades políticas. La incomprensible actitud, hasta para sus aliados, de auto postularse para la Alcaldía de Maracaibo, no es más que el deseo irrefrenable de seguir pegado a la teta del Estado para ordeñarla hasta dejarla fláccida y seca. Necesita de ella para pagar sus campañas y la corte que gira a su alrededor.

Pero la audacia que le da lo ignorante, le lleva a recomendar, como si tuviese autoridad moral suficiente, al presidente Chávez, precisamente a éste, que "se dedique a trabajar".

Y como no tiene sentido de su ignorancia se atreve a decir del presidente venezolano que "deje de poner en ridículo al país frente al mundo". Justamente, cada vez que este "señor" Rosales habla, aquí o en escenario internacional, a uno, para decirlo con un lugar común que al pelo viene, le da pena ajena, al oírle o constatar la sarta de necedades y disparates que dice.

Hace apenas dos o tres días atrás, intentando defender – léase bien, intentando – a Eduardo Lapi, quien pese a estar fugitivo de la justicia, aspira a volver a presentar su candidatura a la Gobernación del Estado Yaracuy, dijo que defendía el derecho de aquel a competir por la Gobernación del Estado Trujillo y en lugar de San Felipe, mencionó como capital a Lagunillas. Y lo peor del asunto, no son los dislates en que incurre, sino en la incapacidad para hacer las debidas correcciones. Pues dichas ambas cosas, no se tomó el trabajo – porque no le da la gana o no se percata de lo que dice- de corregir sobre la marcha.

Su caradurismo, que es resultado también de su ignorancia, llega a tal extremo que censuró al presidente por "tener diez años en el poder". Omitió que él ha sido Alcalde de Maracaibo y Gobernador dos veces y además que en ese espacio nacional, donde ha gobernado por once o doce años, subsisten los mismos problemas y actualmente ostenta el liderato nacional en secuestros y los capos de la droga andan a sus anchas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3843 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a63731.htmlCd0NV CAC = Y co = US