Los esfuerzos de la Unidad siempre son impostergables

El enorme esfuerzo que hace el presidente Chávez en aras de la unidad, al final del camino tiene que rendir sus frutos, toda esa voluntad concentrada en este trabajo, nada fácil por cierto, supone que tarde o temprano se iniciará la cosecha. Los opositores siempre acusarán a Chávez de lo contrario; Chávez plantea unificar las fuerzas revolucionarias en un solo partido y sus detractores lo acusan de dividir a las fuerzas políticas y promover el "pensamiento único".

Para entender todo esta situación solo basta con ofrecer en detalle la necesaria decantación que debe tener un proceso revolucionario, una cosa es, bajo el enfoque electorero entender la unidad como un paso solo en el ámbito electoral y otra cosa muy distinta es entender que las alianzas de hoy van mucho más allá de la búsqueda de resultados meramente cuantitativos, se trata profundizar el avance cualitativo del pueblo en su capacidad organizativa y para ello es importante la unidad.

El proceso vivido desde el 15 de Enero de 2006, luego del discurso del Presidente, nos ha permitido navegar en medio de un proceso, con fallas y errores como es normal, sin embargo, lleno el mismo de un profundo salto cualitativo que no podemos soslayar; dicho salto nos ha permitido interpretar el proceso en su más esencial dimensión. La separación de algunos compatriotas que en algún momento militaron las ideas revolucionarias, y el punto de inflexión a partir de estas desavenencias y contradicciones, solo demuestran una cosa: La Unidad se consolida más y más. Muchos dirán que es paradójico y contradictorio, no obstante, toda revolución para garantizar la unidad debe definir la estrategia a seguir, la táctica a utilizar y construir el camino en base a la unidad, unidad de principios revolucionarios, políticas revolucionarias y en definitiva lo que compendia todo el proyecto de socialismo bolivariano que nos está presentando el líder del proceso que no es otro que Chávez. Quien no entienda esto está lamentablemente condenado a desacertar consetudinariamente, en pocas palabras "a mear fuera del perol" y todo el tiempo será víctima de posiciones subalternas y viscerales que en nada contribuyen a construir lo que queremos.

A pesar de todo esto, lo verdaderamente cierto es que, el momento político que vive la revolución requiere una profunda revisión del comportamiento de aquellos elementos conflictivos que obedecen la mayor de las veces a posiciones sectarias bajo el criterio de creerse el "ombligo del mundo", este tipo de actitud nos desubica de lo que realmente está sucediendo en el interior de la organización del pueblo y su principal elemento que será indudablemente el PSUV. Las elecciones regionales será sin duda otro paso más hacia la consolidación de la verdadera estructura orgánica del pueblo, hacia la depuración de la misma y hacia la constitución de una herramienta que asuma en su totalidad lo estratégico y aplique lo táctico en el marco de los principios socialistas.

Esta larga introducción, para un artículo de opinión, obedece a situaciones muy particulares pero que, como todo análisis marxista, tiene que ser tomado bajo la rigurosidad de lo doctrinario, tomando en cuenta la realidad objetiva y subjetiva de cada proceso. Nuestras fuentes históricas nos permiten, sin embargo, la mayor flexibilidad dada que se está tomando la teoría revolucionaria de Marx como una teoría revolucionaria para la acción revolucionaria, no como un dogma. El propio Marx señaló "solo se que no soy marxista", sus detractores y manipuladores lamentablemente poco o nada interpretaron ese poderoso mensaje, Marx desarrolló en su obra teórica revolucionaria en base a la dialéctica y la dialéctica establece el enfoque integral de todas las acciones humanas. El socialismo por tanto debe ser "creación heroica" como lo planteó Mariategui y la esencia práctica bajo el lema de Simón Rodríguez "Inventamos o erramos".

Bajo estas premisas, todos los revolucionarios estamos obligados a entender la unidad como parte esencial de este proceso, unidad revolucionaria que vaya más allá de las situaciones electorales, "la alianza patriótica" que plantea Chávez alcanza unas dimensiones que trasciende lo monótono y tradicional, se trata de profundizar la alianza y la unidad revolucionaria con la mínima contaminación de los elementos pequeño burgueses que tanto daño nos han hecho en el devenir de la lucha de los pueblos. En este orden de ideas, me permito opinar sobre el tema, tomando en cuenta lo que sucede en el estado Yaracuy, a pesar de muchas cosas, la propia dinámica de la lucha nos lleva inexorablemente hacia la internalización de la necesidad imperiosa de dejar a un lado lo pequeño, lo banal y desde ya dedicarse a las grandes cosas, lo estratégico que representa terminar de arrinconar a la burguesía y al imperio. En este estado se ha logrado desplazar a las fuerzas de derecha, la traición del partido PODEMOS no hizo mella en los cuadros dirigentes que procedían de esa organización y esto llevó al actual gobernador a incorporarse al PSUV, respetar los lineamientos de Chávez y apoyar la decisión de éste de crear una organización revolucionaria que aglutine a todas las fuerzas de cambio en el país, para una tarea de esta magnitud hay que seguir los lineamientos de Chávez. Por cierto, y hago un paréntesis en este caso ¿Cual es el problema de asumir que si, es verdad, en efecto seguimos lineamientos de Chávez? ¿No es el líder acaso? ¿Porque darle tantas vueltas al caso cuando la derecha nos acusa de esto? Si seguimos lineamientos del presidente pero algunas veces pareciera que nos da vergüenza admitirlo. Los medios de la derecha nos acusan permanentemente de ello; ataca a la Asamblea y otras instituciones con ese criterio baladí. "La autonomía" de las instituciones, digo esto por la posición timorata a veces de algunos camaradas cuando se plantea este tema públicamente ¿De cual autonomía hablan los medios y la oposición? Estamos con Chávez gústele a quien le guste y duélale a quien le duela pero el jefe es Chávez. Hablan de autonomía y ellos jamás la respetaron; entregaron al país, se burlaron de las aspiraciones del pueblo, lo enajenaron mientras le usurpaban los más elementales derechos, lo colocaron al margen de las grandes decisiones del país mientras se apoderaban de sus riquezas, le entregaron el país al capitalismo internacional para que nos robara y vienen ahora a hablar de "autonomía de los poderes" ¿Donde estaba la fiscalía, el Congreso Nacional, el poder judicial a la hora de la apertura petrolera? Por favor...No nos dejemos arrinconar por el formalismo burgués.

Retomando el tema de Yaracuy, el cual seguramente es válido para buena parte de las regiones, señalamos en principio que los revolucionarios no podemos seguir en el tradicional maniqueísmo de lo bueno y lo malo, "existe el arco iris" dice Chávez, por esa razón, no podemos seguir cayendo en el chantaje ese de que "yo soy bueno y los demás no sirven" ¿No es acaso ésta una expresión reaccionaria? de derecha, llena de exclusión, "fulano no puede ser revolucionario" pero cuando revisamos las actuaciones y la colocamos en una balanza a los más críticos nos damos cuenta que estamos enfrente de un narcisismo delirante más que en posiciones realmente revolucionarias
Los pueblos en medio de sus limitaciones y fallas son propensos a situaciones en donde no está exenta la posibilidad de cometer errores; el ejercicio de gobierno en todas las instancias no es tarea fácil. El estado burgués diseñó un sistema que le permite a los que mayores posibilidades tiene, desde el punto de vista económico, de manejar los hilos del poder y los beneficios económicos que esto supone, en este sentido se crea todo un mecanismo que trae consigo que las clases dominantes siempre terminen aplastando las aspiraciones de los más débiles. Durante este proceso revolucionario en donde se desempeñan funciones de gobierno ¿Cuantos camaradas no han sido víctimas de las mordazas jurídicas creadas por el capitalismo, en el ámbito del ejercicio de sus funciones? Un ejemplo muy frecuente es el tema de la alimentación, la salud, las situaciones de emergencia, entre otros, si Chávez se pone a pararle a todo este formalismo burgués no existiera ni Barrio Adentro, ni MERCAL, ni PDVAL, esto no nos exime de los controles, pero los revolucionarios, los que pretendemos construir una sociedad socialista no podemos quedarnos de brazos cruzados y privilegiar la contraloría burguesa ante la contraloría social. En estos tiempos pre-electorales, los medios de la oligarquía y los residuos de partidos que le quedan a la derecha, hacen un escándalo por fallas procedimentales en la ejecución de proyectos y programas, aquí debemos tomar en cuenta si, lo referente a los principios y la ética revolucionaria, por ejemplo, cuando se trata de asuntos de emergencia como es el caso de la alimentación, un revolucionario que se sienta como tal no puede juzgar a priori la exclusión de algunas premisas del derecho burgués, se trata más bien de fortalecer otro tipo de control como la contraloría social, que prevalezca éste por sobre el esquema burgués que siempre es una trampa contra el pueblo, contra el modelo económico revolucionario, en fin, contra el poder popular.

Todas estas consideraciones van al caso, sobretodo cuando, por iniciativa de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, se aprueba alegremente la sanción política contra el gobernador de Yaracuy porque le suministró el famoso y delicioso "Chigüire" a precios casi regalados a la población de este estado, igualmente dejó de reparar unas oficinas para dependencias de esta gobernación y las mismas fueron reparadas y adecuadas para el funcionamiento del único Centro de Alta Tecnología (CAT) que existe en el estado, no es lo mismo reparar una puerta, o el piso, los baños y cualquier otra cosa para el funcionamiento de oficinas administrativas que reparar unas instalaciones para el funcionamiento del CAT, lo cierto es que a Giménez le han estado disparando con plomo del grueso en este estado y lo lamentable es que existen algunos compañeros que se dicen ser revolucionarios que se prestan para el juego de la derecha. Por un lado disparan el caso de Barinas y la familia del presidente, a lo cual éste respondió, "que se defiendan", desde ese día los argumentos de Globovisión han sufrido ciertos cambios, esto demuestra que el verdadero objetivo es el presidente. En el caso de Yaracuy tampoco es difícil interpretar que se le busca las costuras a Chávez, obviamente que en este caso no existe relación familiar, sin embargo, el tema si tiene que ver con el presidente: Salud y Comida; verdaderos dolores de cabeza para esta revolución. Una hipotética sanción a Giménez supone, por extrapolación que la derecha no dejará pasar los argumentos utilizados para enjuiciar a Giménez e ir por MERCAL, Feria del pescado, donación de comida, etc. Asimismo el tema de la salud y de las emergencias que indudablemente hay que afrontar con determinación. Imaginémonos a MERCAL licitando el lunes la comida que debe estar en la calle el miércoles, es así como un poco difícil.

Para ir concluyendo, ver a la derecha en este plan no es nada extraño, lo extraño es observar a los miembros de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional en estos planes, se supone que son revolucionarios todos, comparten el proceso y son militantes del socialismo. ¿Todo porque? ¿Porque algún compañerito quiere ser gobernador o alcalde y no le gusta el actual? Esto sabemos no solo sucede en este estado, hay otros donde es poca la diferencia. Por esta razón, los revolucionarios estamos obligados a ser lo suficientemente sólidos en alejar cualquier cosa que sea aprovechada por la derecha y el imperio en su estrategia de destrozarnos en las próximas elecciones regionales, no negamos con ello que se investigue, pero ¿Porque ahora? Sobretodo si sucede lo de Yaracuy donde las fulanas pruebas que inculpan a Giménez están en poder de la comisión de Contraloría de la AN desde el año 2005 ¿No les parece extraño?

A pesar de todo seguimos jugando a la unidad, la actitud de Giménez ha sido una muestra de dignidad, se ha mantenido. Cuando se declaró, el 15 de Diciembre de 2006, por parte del comandante Chávez, la creación del PSUV, al manifestar su posición Giménez, hubo sectores que le cayeron encima y lo acusaron de todo, el gobernador aguantó el chaparrón y se mantuvo, luego en la conformación de los propulsores, le aplicaron una táctica en donde apenas quien se identificaban con el se les permitió ingreso a los mecanismos técnicos de estructuración del PSUV y Giménez permaneció allí. Llegó la hora de la escogencia por la base de los voceros y delegados, Giménez volvió a demostrar mayoría; se inicia la escogencia de los equipos regionales del PSUV y Carlos Giménez fue propuesto por el 76% de los votos, luego de una descomunal campaña mediática contraria con eso de la Comisión de Contraloría y su solicitud que afortunadamente la Comisión Coordinadora de la AN, luego de analizar los recaudos y al fin darle el derecho de palabra al gobernador consideró que es necesario evaluar con mayor ponderación el caso de este estado.

latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1674 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor


Notas relacionadas