El futuro de Clarines

La histórica población colonial cuenta con excelentes bellezas naturales, ese gran rio Unare le brinda perspectivas de desarrollo ilimitadas, la misma integridad de sus habitantes apuntalan hacia caminos de progreso, su potencial agrícola siempre ha sido reconocido nacionalmente. Desafortunadamente no ha contados con buenos alcaldes.

Cruz Yaguaracuto, un joven comerciante tuvo un accidente una noche lluviosa, cayendo su vehículo en un hueco de una calle que nunca ha sido asfaltada, el resultado fue la pérdida del caucho y el ring. Al llegar a su residencia le comentó a la esposa lo sucedido y en medio de la rabia e impotencia, aseguró que se convertiría en alcalde del municipio Bruzual, no justificaba que en sus 37 años de vida nunca ningún gobernante haya tenido interés en resolver la problemática de Clarines y sus parroquias.

Cruz, a quien también le dicen "el niño", viene haciendo campaña sin saberlo desde hace ya largo tiempo, su actitud servicial en su taller mecánico, o en el servicio de grúas al pensar primero en mover el vehículo accidentado, para después ver cuánto cobra, lo hacen entrar en un marco de trabajador social, al igual que en el momento que en su camión cisterna, surte de agua a las personas tengan o no dinero con que pagar, lo hacen solidario con las necesidades de los vecinos.

De tal manera que no esperó tiempos de elecciones para involucrarse con la gente, sin ser político supo ganarse el aprecio de la mayoría de la población de Clarines, tiene el perfil de la humildad y el desprendimiento.

Con Cruz Yaguaracuto, nos encontramos con un nuevo liderazgo que nace en el corazón de los venezolanos, ante la necesidad de aportar un granito de arena ante la grave situación que vivimos, se caracterizan por luchar acompañados de sus esposas con un apoyo familiar a plenitud, igual lo vimos con el precandidato a alcalde Lechería Carlos Abel Campos. Que sin ser miembros de ningún partido político asumen el compromiso de luchar en busca de soluciones.

A ese equipo de Cruz y su esposa Sol, lo enaltecen jóvenes del nivel de Argenis Moreno que en esa especie de jefe de campaña está pendiente de todo y si se le llegase a pasar algún detalle allí está la activa Sol, que con una mirada incisiva y una palabra contundente coloca los puntos en su debido lugar.

La sinceridad es el mayor valor de este grupo de activistas sociales, sentimiento fundamental en estos días que el venezolano poco cree en sus dirigentes. La mentira ha sido durante largo tiempo la herramienta de trabajo de los politiqueros, de allí el rechazo a los políticos, porque por unos pocos pagan todos.

Clarines necesita de hombres como Cruz Yaguaracuto, para enrumbar su futuro. En la actualidad está terminando su fatal gestión la alcaldesa Francisca Rojas, quien llegó a esa posición mediante el empuje del exsenador Otto Padrón Guevara, quien debe estar hoy arrepentido, como también de haber creado ese fantasma del gobernador Barreto Sira, quienes no han aportado nada para Clarines ni para el estado Anzoátegui.

Afortunadamente con liderazgos como el de Cruz Yaguaracuto, Clarines si tiene un buen futuro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 860 veces.



Claudio Schiveci

Exdirigente juvenil en el Liceo Cajigal de Barcelona, Cofundador de la revista Horizonte, redactor de la revista cultural Candilejas. Columnista en los diarios El Metropolitano, La Nueva Prensa de Oriente y Diario Impacto en Anzoátegui.

 claudioschiveci@gmail.com

Visite el perfil de Claudio Schiveci para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Schiveci

Claudio Schiveci

Más artículos de este autor