Aristóbulo y la decadencia del Psuv

Al autentico estilo de la cuarta, el profe rompe el sentimiento de superación de las nuevas generaciones del partido de gobierno. No puede negar sus verdaderas raíces que día a día guían sus pasos. Es Aristóbulo sin duda alguna el dirigente más inteligente después de Maduro en el chavismo, los que pensaron sacarlo de Miraflores al convertirse en el protector del estado Anzoátegui, se equivocaron pues después de un intenso fin de semana en la entidad oriental, estaba el lunes frente al presidente en cadena nacional.

Tan mal están los chavistas que tiene que volver a utilizar a este desgastado educador para conquistar los votos, olvidando por completo los sucesivos fracasos de este señor, ya que fracasó como gobernador, perdiendo también en el intento de reelegirse y en su primera actuación como protector. Se equivocan los que lo colocaran a encabezar la lista de diputados a la Asamblea Nacional. A pesar de conocer sus estrategias típicas de los adecos, excelente haciendo campaña, pero al ganar busca alguien de confianza para dirigirlo desde Caracas, dirigiendo el estado por teléfono. Así no da la cara, casi no recibía a nadie. Con ese estilo particular parecido al del ex alcalde de El Tigre Ernesto Paraqueima, que solo daba audiencia a las damas. Bueno el profe le daba a las jóvenes y bonitas.

En esa forma de trabajar quemaba a todo el que se le acercaba por la cantidad de responsabilidades que les asignaba mientras él se la pasaba en la capital de la república. Uno de los más afectados políticamente fue el ex alcalde Barcelona Guillermo Martínez, primero lo tuvo como secretario de gobierno atosigándolo con trabajo, luego cuando lo impuso como alcalde le dio la responsabilidad de atender todos los municipios, lo que mermo sus funciones como alcalde en la capital de la entidad. Hoy Guillermito no tiene nada que buscar en la política. Igual sucedió con el ex alcalde de Puerto La Cruz Nelson Moreno, lo designó gobernador cuando se fue para Caracas y cuando se canso de utilizarlo le hizo la guerra impidiendo fuese candidato a gobernador. De tal manera que convertirse en persona de su confianza significa entrar en un molino destructor de aspiraciones y carreras políticas. El rechazo dentro del Psuv es grande no tiene seguidores su falta de palabra acompañada de una doble cara lo descalifican en una población difícil de engañar, es tan frágil que un aprendiz de político como Barreto Sira le ganó.

Aristóbulo quedó marcado en Anzoátegui cuando en unas elecciones de alcalde, levantaba la mano de Franklin Rondón, apoyándolo en sus aspiraciones en Barcelona. Manifestando "Yo estoy con el poder negro" refiriéndose al color de piel del negro de Guamachito y líder sindical nacional. Para luego apoyar a otro que llegó después de la ambulancia en unas elecciones internas, La oposición está alegre por la designación de Aristóbulo, su presencia en la política regional decreta automáticamente la derrota del Psuv, porque si juegan a la abstención de sectores de la oposición, en el chavismo la abstención será mayor.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2166 veces.



Claudio Schiveci

Exdirigente juvenil en el Liceo Cajigal de Barcelona, Cofundador de la revista Horizonte, redactor de la revista cultural Candilejas. Columnista en los diarios El Metropolitano, La Nueva Prensa de Oriente y Diario Impacto en Anzoátegui.

 claudioschiveci@gmail.com

Visite el perfil de Claudio Schiveci para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Schiveci

Claudio Schiveci

Más artículos de este autor