Cuento o razón

“Ustedes tienen la culpa de la sequía”

El pintor de la sequía ha lanzado sus pinceladas en el lienzo de los árboles de los cerros y ha dejado ahí sus pinceladas mustias que entristecen al paisaje.

El periodista Juancho Marcano había llegado a su pequeño conuco acompañado, como siempre, de su fiel perro Pipo, que estaba junto a él, quien sentado debajo de su amiga la mata de mango, observaba el panorama afligido que lo rodeaba.

Mientras tanto pájaros sedientos revoloteaban sobre un envase con agua que el reportero, llenaba para que calmaran la sed las aves, que también sufrían los embates de la falta de lluvia en la Tacarigua de Margarita.

Las matas de ají margariteño que el periodista la regaba con el poco de agua que podía conseguir para tal fin, pues en el pueblo también el servicio de agua a domicilio era bastante ineficiente, mostraban sus hojas castigadas por el inclemente sol que con su látigo ardiente las azotaba todo el día sin piedad ni compasión.

El perro Pipo viendo a Juancho preocupado al observar aquel cuadro pintado por la canícula, le manifestó:

- Tranquilo amigo, que usted no tiene la culpa de que la lluvia se tarde en tocar la puerta de este pueblo.

- La mata de mango, que los acobijaba con su sombra y escuchó al can, rápidamente señaló: “No sé qué me vas a decir Juancho, pero soy sincera y te digo que ustedes tiene la culpa de la sequía, pues ha sido el hombre con su poder destructor que ha talado y asesinado bosques y han contribuido con la desaparición de muchos ríos. En otras palabras, no han tenido ninguna compasión con el medio ambiente que lo rodea y le han hecho daños irreparables, que por una u otra forma, han conllevado a que las lluvias desparezcan”.

El periodista ante tal señalamiento guardó silencio y después dijo: “Es verdad, amiga, tiene toda la razón y de paso la gente consciente, que la hay, también sabe de eso y lucha por si algún día esos hombres se den cuenta de su error”.

Juancho Marcano, una vez que dijo esto, le hizo señas a su perro y ambos empezaron a recorrer el pequeño conuco.

Nota: Si quieres leer los cuentos de mi libro “La Venganza de la Mata de mango”, abra el siguiente enlace:

https://drive.google.com/file/d/0Bzw6KXX26B1oeTVjeEhHVmV3STUxT2o4eEM3emV2T0JQWWJr/view?usp=sharing


Esta nota ha sido leída aproximadamente 528 veces.



Emigdio Malaver

Margariteño. Economista y Comunicación Social. Ha colaborado con diferentes publicaciones venezolanas.

 emalaverg@gmail.com      @Malavermillo

Visite el perfil de Emigdio Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a282038.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO