En el estado Táchira se dio un salto atrás

No esperábamos que en el estado Táchira se diera el síndrome de Estocolmo. El estado mas azotado por el guarimbeo; mas inclementemente atacado por el paramilitarismo, el terrorismo, la destrucción de bienes públicos y privados; asesinatos a mansalva de individualidades por el solo hecho de ser chavista o pensar diferente; secuestro de poblaciones enteras; donde se le impedía a sus vecinos el libre acceso a sus hogares.

Fue en este estado donde los habitantes de Palo Gordo les toco que franquear las aguas turbias del rio Torbes para poder votar por la ANC el pasado 30 de julio; porque paramilitares se lo impedían. En fin toda una cadena de sucesos que nos ponen a pensar que alli el pueblo dio un salto atrás y paso por encima de una de las gestiones, como la del Cap. Vielma Mora, más participativas y transparentes, que enfrento con mayor denuedo el contrabando, el paramilitarismo, el guarimbeo y el terrorismo. 

Que acabo con el "toque de queda" en ciudades como Rubio, que eran tomadas por paramilitares colombianos después de las 10 pm. Quien transitaba por las calles después de esa hora era dado de baja. Allí volteamos la pagina y con esta nueva gestión, regresamos al nefasto mandato del exgobernador Cesar Perez Vivas; donde la inseguridad, los asesinatos y la corrupción era la comidilla diaria.

Se daban casos de la existencia de estar secuestrados 30 o 40 personas en forma simultánea y algunos con dos y tres años de duracion. Perez Vivas sabe al detalle sobre la masacre sucedida en el Chururu, cerca del Piñal, supuestamente de un equipo de futbol los maniceros, el dia 24 de diciembre de 2009, allí fueron asesinados nueve colombianos, un peruano y un venezolano por paracos (paramilitares colombianos).

En esa oportunidad hubo roces diplomáticos del gobierno del presiente Chávez con el de Alvaro Urive; el caso fue llevado a UNASUR. Quien si estaba al tanto de todas estas incidencias por su cercanía con ellos y guardo un silencio cómplice fue Perez Vivas. En fin toda un larga lista de tropelías cometidas difícil de relatar. Ahora la gobernadora electa nos viene con toda una perorata envenenada con las no sanas intensiones de poner en practica ese viejo pasado que dejamos bien atrás. Lo que conocemos de su discurso inaugural es para echarnos para atrás como condorito.

Hay que estar pilas. Todos sabemos que detrás de esta señora esta el santanderismo recalcitrante, representado ahora por lo mas añejo de uribismo. Ellos no se van a quedar de brazos cruzados al lado de quien muy oronda vistió la camiseta de foot ball de los cafetaleros de Colombia en el encuentro con la Vino Tinto nuestra. Se oye con insistencia que los cafetaleros vendrían a un juego amistoso para celebrar el triunfo de su pupila.

Algunas de las perlas dichas por la nueva huésped del palacio de los Leones: "Yo legitimo lo que tengo a la mano. Yo no puedo legitimar resultados ambiguos". Ósea que pone en duda el triunfo del Zulia, de Anzoategui y Nueva Esparta. Desconoce de plano a la ANC, que es el organismo originario donde debe prestar juramento.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 610 veces.



Luís Roa


Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luís Roa

Luís Roa

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /regionales/a253845.htmlCd0NV CAC = Y co = US