Sentir Bolivariano

La Ofensiva Estratégica

Los recientes y lamentables sucesos ocurridos en San Félix, en el estado Bolívar, han puesto en evidencia los planes de la oligarquía y la burguesía nacional, respaldada por el imperialismo norteamericano, para tratar de generar un conflicto de incalculables consecuencias y derrocar al legítimo Gobierno Bolivariano, encabezado por el presidente obrero Nicolás Maduro, hijo de Chávez.
Pero también, nos han permitido comprobar que la gran mayoría del pueblo está con Maduro y respalda el proyecto de construcción socialista, legado del Comandante Eterno Hugo Chávez. La población, independientemente de su tendencia política, rechaza la violencia, el caos, la ingobernabilidad. Los venezolanos, las venezolanas, queremos paz.
En el primer semestre del año, tal y como lo hemos advertido, el empresariado apátrida y los sectores fascistas de la burguesía enquistados en la oposición, usando mafias de traficantes y contrabandistas, aliadas con el hampa organizada y el paramilitarismo, han arreciado la guerra económica para tratar de dejar a la población sin alimentos y sin productos básicos.
El Gobierno Bolivariano y chavista, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y el Gran Polo Patriótico (GPP), la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), las comunidades organizadas, han salido al paso para detener el terrorismo económico y mediático que pretende inducir, a través de la neurotización de la población, un falso estallido social para aniquilar la Revolución Bolivariana.
El movimiento cívico-militar fundado por Chávez, hoy pilar fundamental y garante de la paz social, se mantiene alerta y presto a defender la estabilidad de la Patria en cualquier terreno y en cualquier circunstancia que se presente. Eso lo hemos demostrado fehacientemente en estos duros meses de conspiración y saboteo permanente.
El imperialismo arremete nuevamente contra los pueblos latinoamericanos y caribeños que han decido ser libres, incitando a golpes de estado fascistas en Ecuador, Bolivia, Argentina, Brasil, Venezuela, para revivir el neocolonialismo, usurpar nuestros recursos y despojarnos de los avances y beneficios sociales obtenidos en este proceso de segunda liberación de Nuestramérica.
Para quienes nos adversan, la inversión social realizada que ha traído enormes mejorías en la calidad de vida de la población, constituye un gasto que debe ser suprimido. Tratan de achacarle a los programas y misiones sociales, la supuesta crisis económica que padecemos.
La Revolución Bolivariana está clara. Por más perturbaciones del día tras día que se presenten, no debemos perder la visión del horizonte ni cuál es el rumbo estratégico. La burguesía fascistoide quiere volver al modelo económico excluyente de la cuarta República, cuando se robaban el dinero del pueblo venezolano para dárselo a los empresarios, latifundistas, comerciantes e importadores.
Nuestro rumbo estratégico es la superación del modelo capitalista rentístico, basado en la producción petrolera, para marchar hacia la Venezuela potencia con un modelo socialista. Buscamos nuestra liberación económica; y pese a las dificultades, aunque la guerra mediática trate de hacernos dudar y confundirnos, estamos haciendo lo correcto.
El presidente Maduro anunció este sábado, el reimpulso del Plan de Desarrollo Integral en la mayor reserva petrolera del mundo, la Faja Petrolífera del Orinoco, recuperada por el líder de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez. No se trata de profundizar el modelo rentista, sino de utilizar esos recursos para apalancar a la Venezuela productiva y socialista.
Perseguimos la economía para el bienestar social, y no para la explotación. Seguimos construyendo el Socialismo Bolivariano con la consolidación de las comunas que están produciendo incluso, a gran escala; seguimos injertando, implantando, formas de producción socialista en todos los espacios posibles: en las fábricas, en el campo, en las comunidades organizadas. Seguimos avanzando hacia la consolidación del modelo de estado que le brinde a nuestro pueblo la mayor suma de felicidad posible.
Y aunque la derecha diga lo contrario, pese a las fallas, estamos en mejores condiciones de superar este golpe económico que las que tuvimos en 2001, 2002 y 2003. En aquel momento, con el sabotaje petrolero, la economía se vino abajo, se paralizó el sector construcción, no había recursos de ningún tipo, se paralizaron obras, carreteras, conjuntos de viviendas, etc. Hoy no han podido paralizar las obras y misiones del Gobierno Bolivariano, no hay condiciones para un estallido social; lo que existe es una brutal conspiración para inducir la violencia política y social y desencadenar una guerra civil, tal y como lo ensaya el imperialismo en otros países progresistas de la región. Pero los pueblos han ganado en conciencia, se han empoderado; saben que los intereses de la burguesía proimperialista, no son los de las clases populares.
Nuestro país no se ha paralizado en ningún sentido, continuamos adelante y saldremos de esta difícil coyuntura, más fortalecidos que en el pasado; sin duda, nuevamente derrotaremos el golpe petrolero, económico, fascista y terrorista y obtendremos unidos, otra victoria contundente de la Patria bolivariana y chavista; una victoria moral, militar, obrera, campesina, popular; la victoria emblemática de la Revolución en estos 16 años de construcción socialista.
Una arista muy importante para derrotar la guerra económica, es terminar con la corrupción aún presente en algunas instancias gubernamentales, que se hacen cómplices del contrabando, el bachaqueo, el acaparamiento, la reventa de productos que son subsidiados por el Estado para el pueblo y terminan en manos de mafias especuladoras que generan la inflación inducida.
La lucha contra la corrupción y la impunidad y la construcción del nuevo modelo de gestión y de planificación para superar la estructura del viejo federalismo liberal y burgués, es el rumbo estratégico que ya mencionamos, el sendero que debemos continuar. Diríamos, que vamos hacia una Operación Liberación y Protección del Pueblo, OLP, contra la corrupción, la impunidad, la ineficiencia y la burocracia estéril; recordando siempre que, el corrupto, la corrupta, así se vista de rojo de la cabeza a los pies, no es un revolucionari@ verdader@.
Debemos continuar transfiriendo competencias al Poder Popular, consolidándolo, fortaleciéndolo, porque el pueblo organizado y consciente a pesar de las dificultades, de la guerra económica, del bloqueo económico, de los intentos desestabilizadores, en los que sigue insistiendo la oposición fascista de Venezuela, sigue adelante, indetenible, rechazando la violencia, apoyando a su presidente hijo de Chávez, a su proceso revolucionario, a sus gobiernos regionales y municipales y lo demuestra con el respaldo que se siente cuando se va a las comunidades, a las calles, en cualquier lugar de nuestro país; con sus propios testimonios emitidos por los medios de comunicación serios, con los resultados de las encuestas científicamente realizadas.
Aceleremos contundentemente la aplicación de nuestra ofensiva estratégica, porque la batalla por Venezuela continúa; vamos, con el coraje de siempre, orgullosos y orgullosas de cumplir el mandato de Bolívar, a defender las garantías sociales, la patria, las instituciones, el mandato de la Constitución reflejado en el Plan de la Patria, legado político de nuestro Comandante Chávez.
¡Viva Chávez !
¡Viva Maduro ¡
¡Viva el pueblo heroico de Venezuela ¡

¡No volverán ¡


Barinas, domingo 02 de agosto de 2015.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2649 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adán Chávez Frías

Adán Chávez Frías

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social