A las mujeres ni con el pétalo de una rosa, excepto en Mérida

No vamos a negar que nos hiciéramos ilusiones, en cuanto a que María Alejandra Castillo, podría ser electa Alcaldesa del Municipio Libertador. Tenía y sigue teniendo condiciones para sacar a éste municipio del caos donde lo tiene Lester Rodríguez y su camarilla de la mafia amarilla. Su eslogan de campaña: “Mérida se la merece” era acertado.
Pensamos que, con todo lo que está haciendo el gobierno nacional y el regional, para convertir a la capital merideña en el primer destino turístico del país, y la inversión que se realiza para mejorar los ingresos económicos de los profesionales, maestros, profesores, policías, y estudiantes universitarios era mas que suficiente para lograr el apoyo electoral hacia María.

Aun cuando sabíamos, que veníamos de una aplastante derrota en la última elección, donde se eligió al Presidente Nicolás Maduro, nos imaginamos que el odio acumulado en Mérida contra El Comandante Chávez y transferido luego a Maduro, no tocaría a María Castillo, pues ésta no venia contaminada por el ejercicio de cargos burocráticos de los anteriores gobiernos regionales, o sea que no tenia, ni tiene rabo de paja.

Ante el desastre ecológico, caos urbanístico e inseguridad reinante, en el cual Lester Rodríguez y su combo, han convertido a la ciudad de Mérida, pensamos que una mujer con guaramos, inteligente, capacitada y además bella, era la mejor opción que podíamos ofrecerle a los merideños y así lo hicimos. No vamos a negar que habían varios candidatos y candidatas chavistas, que habían participado en una suerte de consulta que se hizo en las bases del partido, pero ninguna de ellas logró obtener el consenso necesario que evitara una división como la que ocurrió en el Municipio Alberto Adriani, donde con dos candidatos de nuestras filas, perdimos la alcaldía en el municipio mas chavista del Estado Mérida.

María Alejandra Castillo hizo una gran campaña, las mujeres del chavismo la acompañaron y un sector importante de la juventud del PSUV se la jugó con ella. Concentraciones, marchas, murales, pancartas, publicidad en los medios y sobre todo su simpatía personal y calidad humana, nos hicieron sentir que por primera vez una mujer ocuparía la Alcaldía de Mérida.

¿Qué pasó entonces? ¡¿Por qué la Alcaldía del Municipio Libertador queda otra vez más en manos de sus verdugos?. Vamos a tratar de encontrar algunas razones explicativas y lo primero es tratar de definir cual es la población y sus características principales, donde se desarrolló el evento electoral:

1.-A los merideños, en su gran mayoría clase media y alta, les da terror sentir que están bajando de categoría social y que se pueden perder los privilegios logrados con tantos años de explotación realizada a los sectores menos favorecidos de la población. El no conseguir mano de obra que les sirva: sirvientas, plomeros, obreros, “caseros” para sus haciendas de campo, es para ellos una tragedia. Hacer colas como los demás y no tener en los puestos de dirección del aparato publico a funcionarios, que les rindan pleitesía cuando ellos llaman o llegan, les hace subir la adrenalina y se descomponen. Si uno quiere saber, que piensa y como se expresan la mayoría de los merideños, es oyendo lo que dicen en las colas que se hacen en los bancos, cuando van de compras por los abastos bicentenarios o cuando por necesidad deban tramitar algún documento público.

2.-Los merideños y merideñas, que durante los últimos 15 años han logrado mejorar su calidad de vida; muchos han estudiados, otros tanto han adquiridos casas y vehículos. Gran parte de ellos han logrado viajar al exterior de vacaciones y su sueño es tener el mismo estándar de vida de los profesores universitarios (hay que recordar que Mérida es una ciudad que tiene una Universidad por dentro). Este sector también siente miedo de perder lo que han logrado y el triunfo total de los chavistas les hace pensar que en vez de subir van a bajar de categoría.

3.-Los chavistas que todavía no han logrado el bienestar material, al cual sienten tienen derecho y que los dirigentes del partido y funcionarios del gobierno le niegan por egoísmo y por sólo pensar en sus intereses particulares. Estos chavistas en su gran mayoría están desencantados y muchos optan por la abstención y la no participación en las actividades políticas que promueven los dirigentes del partido.

4.-Los que argumentan que “si no trabajan no comen” y les sabe a m…. la política. No están interesados en la suerte de su ciudad y de su país. Para ellos “como vaya viniendo, van yendo”.

Solo los chavistas patria o muerte, grupos de soñadores que creen que el socialismo es posible y tienen fé en el legado que nos dejó el comandante, sólo ellos, votan por el candidato o candidata que designen los dirigentes del partido, pues han internalizado, que el mas malo de nuestros candidatos es mejor que el mejor de los que la oposición lance.

Hoy un poco nutrido grupo se reunió en la Plaza Bolívar para hacer una ofrenda floral al padre de la Patria, antes de tomar posesión del cargo el nuevo Alcalde del Municipio Libertador: Carlos García en representación de la MUD. Nos imaginamos la tristeza de Bolívar al saber que, la misma gente que se opuso a que Venezuela llevara el nombre de: REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA y para la cual es mas importante tener papel toalet, que tener PATRIA, es la misma que hoy le rinde homenaje y toma el poder en el municipio que por primera vez le diera el título de LIBERTADOR DE VENEZUELA . ¡ Que ironías de la vida!





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1845 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a178621.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO