Viva Nueva Esparta

No podemos permitir que sigan deshijando la Margarita

Margarita se va quedando sin garzas tu lagunita, refranera se comen los tiburones a la sardina…Alí Primera, el eterno Alí. 

Así habrán sido de malos los gobiernos y gobernadores que han pasado por nuestra amada Margarita, que todavía se escucha a mucha gente afirmar que el actual es el mejor gobernador que por aquí ha pasado. 

La verdad es que si miramos un poco de manera analítica, sincera, objetiva e imparcial; nos encontramos con que el territorio insular cuna de grandes héroes y heroínas ha sido históricamente maltratado por una serie de malos jardineros que en vez de podar, mimar, regar e inundar de cariño  a nuestra hermosa Margarita, solo se han empeñado en deshojarla de manera inmisericorde, brutal y malsana. 

La Margarita cuya tragedia histórica se acentuó con el famoso puerto libre o zona franca, fue invadida por una economía foránea que legalizó lo que algunos margariteños venían haciendo de manera clandestina, es decir, acabó con el contrabando que dejaba un hueco en el bolsillo del fisco  nacional, pero a su vez permitió que grandes fortunas fueran amasadas por quienes estaban en primera línea para obtener las licencias y prebendas que la nueva actividad ofrecía. 

Los gobiernos regionales del estado Nueva Esparta han venido, entre una sucesión de rostros y estilos, acentuando el deshoje de la Margarita que comenzó a perder los pétalos en esa época. 

La Margarita originaria llena de galerón, decimas, pescadores, diversiones, fue suplantándose por una Margarita llena de tiendas donde el símbolo mayor es en la actualidad una margarita de concreto y aire acondicionado en cuyos pétalos, imposibles de deshojar, una gama de las tiendas de mayor renombre internacional absorben los contenidos de los bolsillos de quienes pasan por sus puertas, una margarita de concreto que cual planta carnívora endulza a sus posibles víctimas con el encanto de una fachada bonita, pero que un frio corazón comercial realmente alberga. 

El avance tiene que venir acompañado de progreso, y este no siempre viene en el desarrollo de tal o cual actividad económica, el progreso tiene que ser el desarrollo del conjunto de actividades propias de una zona, no la suplantación de una actividad en detrimento de otras. 

A la Margarita originaria le cambiaron su rumbo unos visionarios que vieron en la actividad comercial (por interés propio más que otra cosa y para camuflar, además, otras actividades que viene conexas con esta) el desarrollo de una zona que estaba económicamente deprimida, pero que estaba vibrante de canción, corazón y ganas. 

A la Margarita originaria llena de sardinas les cayó un cardumen de tiburones y arrasaron con lo que había. 

El puerto libre sirvió en un principio para que los dulces margariteños, la empanada de cazón, los tomates, los zapatos, las alpargatas, los pescadores con su pescado fresco, la música y la cultura se mezclaran con lo importado y un pequeño repunte vieran los margariteños, pero eso fue algo fugaz y momentáneo. 

Luego el turismo de corte capitalista le dio otro golpe al gentilicio y a la cultura neo espartana, un desarrollo turístico mercantilista que desvió al margariteño de sus propias tradiciones y trajo la convergencia de venezolanos y extranjeros que en conjunto impulsaron un modelo turístico ajeno a la idiosincrasia margariteña. 

Para los que han tenido la fortuna de viajar a cualquiera de las islas del Caribe oriental podrán ver que el desarrollo turístico en ellas no ha suplantado ni al gentilicio ni a las costumbres propias, allá se escucha el reagge porque es propio, allá los pescadores salen en la mañana de faena y en la tarde pasean turistas, allá no existen los dueños ni los representantes de los turistas. 

Aquí en las playas de Pampatar, Juan griego, hasta en Boca de Rio (para no mencionar playa el agua o parguito que son las llamadas “turísticas” por excelencia) se escucha también el reagge o el vallenato. 

El galerón quedó en las voces de los cantautores que lograron grabar algún CD, pero el común del margariteño es galeronista y cantador de decimas que no se pueden escuchar en la orilla de una playa, porque las orillas no existen, están llenas de una sucesión de toldos de propiedad privada que con fondo musical “caribeño” no dan espacio a una orillita para el pescador ni para el galerón. 

La economía y el desarrollo de una zona tiene que estar estrechamente ligada a su propia naturaleza, su actividad económica de sustento original y a su gentilicio; los grandes centros comerciales pueden fácilmente existir sin que afecten la idiosincrasia de la zona, por ejemplo: ¿En la margarita de concreto donde se encuentra la mas exclusiva y famosa marca de zapatos mundial no puede también estar la mas exclusiva y famosa marca de zapatos maqueros? ¿En la margarita de concreto donde hay parlantes y sonido interno no podrá escucharse como fondo musical las interpretaciones de diversos baluartes de la música margariteña? ¿En la margarita de concreto donde está la más famosa franquicia de comida rápida del mundo no podrá también coexistir una famosa cadena de empanadas margariteñas? 

La nueva generación de jóvenes de tradición pesquera están dedicándose cada vez más al turismo, y los botes cada vez más a la pesca de personas en la playa, esto a modo individual es un derecho, pero el fondo de esta determinación es la falta de incentivo a la actividad pesquera, a su avance científico y tecnológico y a su crecimiento como actividad. 

“Pesca” de turistas que solo puede hacerse con el aval y convenio del “representante” de estos en caso de ser extranjero ya que lo que viene en cada bolsillo del turista esta fríamente calculado para ser absorbido por la maquinaria turística que lo trajo y que le “organiza” los “paquetes” a los que tendrá acceso; o en convenio con los “dueños” de la orilla de la playa y los toldos que la ocupan. 

La pesca es una actividad que viene en los genes de quien la vive, se podrá aprender a pescar pero nunca se podrá aprender a ser pescador, esos genes que vienen siendo transmitidos de generación en generación se están perdiendo porque la tecnología actual sigue siendo la misma ancestral y las necesidades de superación individual y colectiva exigen más. 

Al no haber alternativas que permitan a la juventud permanecer en la actividad de sus abuelos y sus padres en condiciones acordes al avance tecnológico del nuevo siglo, estos migran a actividades que les permitan sentirse superados como individuos y productores de ingresos acordes a la realidad. 

Margarita, la maltratada Margarita, sigue siendo deshojada, y desmembrada por falta de políticas que permitan afianzar su identidad y avanzar hacia un verdadero progreso donde lo propio no sea suplantado por lo foráneo. 

No sigamos permitiendo que nos deshojen la Margarita, es tiempo de conquistar la gobernación del Estado nueva Esparta para devolverle a Margarita, Coche y Cubagua, todos los pétalos que le han arrancado. 

Es tiempo de retomar la Gobernación del Estado Nueva Esparta par darle a Coche la posibilidad de una actividad turística que les permita mantener su propia personalidad, además de darles el desarrollo en salud e infraestructura que necesitan y al que tienen derecho. 

Es tiempo de retomar la gobernación del Estado Nueva Esparta para devolverle a Cubagua la gloria de la Nueva Cádiz, devolverle los tesoros que le robaron sobre todo en el último y no tan lejano asalto y hacer de esta magnífica isla, en la que se encuentran fósiles de ostras milenarias hasta en la punta de los cerros, un patrimonio de la nación que no pueda seguir siendo violado, asaltado y condenado al más cruel de los olvidos. 

Es tiempo de retomar la gobernación del Estado Nueva Esparta para devolverle los galerones mañaneros a las plazas de los pueblitos margariteños, es tiempo de retomar la gobernación del Estado Nueva Esparta para darle al pescador espacio para la faena diaria y a sus hijos un futuro de tecnificación para una actividad que llevan en la sangre. 

Es tiempo de retomar la gobernación del Estado Nueva Esparta para ponerle corazón a la margarita de concreto y hacer de la actividad de puerto libre una actividad generadora de sonrisas y de calidez donde la producción regional sea igualada con la foránea; ¿Qué tiene que envidiarle un zapato Nike a un zapato Maquero? ¿Que tiene que envidiarle una cerámica italiana a una vasija del Maco o un colchón beauty rest a una hamaca de Santa Ana?, ¿Que tiene que envidiarle una empanada de Cazón a un Calzone?  

Así serian de malos los pasados gobernadores de Nueva Esparta que todavía hay gente que dice que el actual ha sido el mejor…Es tiempo de tomar la gobernación de Nueva Esparta para demostrarnos lo que es un gobernador, no sigamos permitiendo que sigan deshojando la Margarita. 

Es tiempo de unidad en la acción, es tiempo de recuperar la gobernación y devolverle al pueblo neo espartano el orgullo de saberse margariteño, es tiempo de un gobernador que vaya más allá de ordenar a su equipo de desgobierno pavimentar calles o construir alguna escuela, para cuando estén listos (después de analizar su agenda personal) salir a tomarse la foto. 

Es tiempo de un gobernador que haga políticas de fondo que le devuelvan al margariteño su propia esencia. 

Es tiempo de que desde la gobernación de Nueva Esparta salgan los lineamientos que nos llevaran al verdadero avance como sociedad productiva y que está muy lejos de la margarita de concreto que está floreciendo en el mismo  jardín donde una vez estuvo una margarita de pétalos bellos que fue conocida como la perla del Caribe. 

Es tiempo del pueblo en la gobernación de Nueva Esparta, es tiempo de Chávez en la gobernación de Nueva Esparta, es tiempo de  Mata Figueroa en la gobernación de Nueva Esparta. 

Es tiempo de retomar la gobernación de Nueva Esparta e impedir que nos sigan deshojando la Margarita, Carajo!!!. 

IRREVERENCIA EN LA CRÍTICA Y LEALTAD EN LA ACCION

VIVIREMOS Y VENCEREMOS

oscarajimenezr@gmail.com

VIVA NUEVA ESPARTA

VIVA Chávez!!!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2150 veces.



Oscar A. Jimenez R.


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: