EL PSUV Anzoátegui en el 2011. ¿Raspado?

Los que han seguidos mis artículos a través de Aporrea, recordaran que iniciamos esta jornada de análisis sobre el perfil del PSUV Anzoátegui y su desempeño, con un artículo que titulamos: Reunión de trabajo imaginaria del PSUV Anzoátegui. Fue una descripción de una supuesta jornada ordinaria de la organización en el estado Anzoátegui y con ella, trataba de sostener el poco de sentido de estas reuniones porque carecían de impacto en lo político y en lo organizativo.

Preocupado por esta falta de iniciativa y fijando mi interés en aportar algunas ideas para su activación, me atreví a formularle varias propuestas de trabajo con su respectiva agenda y cada una de estas propuestas fueron esbozadas en artículos que se conocieron a través de Aporrea. Llegue inclusive a sugerirle una resolución, que aún siendo imaginaria, trataba de ayudarlo a darle sentido al equipo de los 15. No creo equivocarme, si también llegó a colocarme en el papel de ese joven que sin nada que hacer, consumía el tiempo pateando una lata de refresco. Mi esfuerzo, aunque lo emprendí como ese objetivo que me pareció loable, terminó siendo un esfuerzo inútil porque en esa actividad de patear la lata, el joven –el equipo- por supuesto no tenía ánimos de revisarse y someterse a una contraloría social.

Si recordarán, en mi último artículo traté de darle otra recomendación frente a la situación que para entonces había detectado. Los entes públicos del estado estaban incumplimiento con la tarea exigida por el Consejo Federal de Gobierno, respecto a la preparación y presentación de los Planes de inversiones. No entendía y sigo sin entender, que un partido que se identifica como socialista sus principales cuadros no hubiese comprendido el sentido e importancia de una cosa que llama PLAN y que es un punto básico en un proceso revolucionario. El PSUV Anzoátegui no entiende nada de nada.

No he regresado a Caracas para cerciorarme que los planes de inversiones de todos los entes públicos ya fueron presentados. Decía que siendo una tarea tan importante para gobernar y concretar iniciativas de un gobierno; el PSUV Anzoátegui no estuviera al tanto ni mostrara interés por estos temas. La única cosa que hoy puede reconocérsele al PSUV Anzoátegui es la labor de conformar –no organizar- las patrullas y promover un “debate” sobre las cinco líneas y eso porque fue una tarea nacional, pero poco proactividad muestra el PSUV Anzoátegui para aportar comprender en el ámbito territorial las distintas situaciones que son fundamentales en el trabajo de la patrullas. No han entendido ni van a entender eso de la nueva geometría del poder.

Hecho el esfuerzo de contribuir con la activación del PSUV Anzoátegui y observando que nada ha variado, intento ahora imaginarme una reunión –fiesta- de fin de año del PSUV Anzoátegui y espero que con este esfuerzo de imaginación, contribuya en algo en el proceso de activación para que este grupo de camaradas se transforme un equipo. No es un capricho, es lo que se requiere para emprender la dura tarea del 2012 con la elección de gobernador y de alcaldes.

En la agonía 2011, la mejor caracterización que podemos formular para dejar claramente establecido el papel del PSUV en el estado Anzoátegui, es que su “trabajo” parece dar buenos aportes para que la burocratización gane más espacio del que ya tiene. El PSUV Anzoátegui es un “equipo” o un “partido” sin ánimos y ahora se me ocurre que la mejor manera de visualizar este desgano y rutina burocrática es esta: Veo al PSUV Anzoátegui como un joven ocioso pateando una lata de refresco por una larga calle para consumir el prolongado rato de ocio que lleva sin horizonte y sin nadie que lo acompañe en otra tarea más productiva. Si no se ORGANIZAN Y SE TRANSFORMA EN UN PARTIDO ahora mismo, los veo regresándose como el joven ocioso pateando otra lata de refresco porque regresa sin razones para hacer algo que le permitiera salir de largo ocioso burocrático que lo consume. Lo observo cargando un trauma de legitimidad. Su reto no será las presidenciales porque todos esos votos lo pondrá el Comandante; el reto será las otras elecciones para Alcaldes y gobernador porque unos votos los pondrá el comandante y los que hagan falta para ganar las elecciones locales que estamos perdiendo en Barcelona, Sotillo, Anaco y el Tigre están difíciles.

En la agonía de este 2011 y frente al reto de las elecciones locales, pido al “equipo” de los 15 responderse estas preguntas. ¿Cuál fue el objetivo que se trazó el PSUV Anzoátegui durante este año 2011? ¿La patrullas? ¿Este fue un objetivo del PSUV Anzoátegui o una tarea nacional? ¿Las jornadas de análisis del documento de las cinco líneas estratégicas? ¿No fue eso una tarea nacional? ¿Cuántas equipos de contraloría social quedaron instalados y funcionando en los municipios para evaluar las gestiones nuestras y la gestiones de los opositores? ¿Cuántas reuniones de TRABAJO realizamos con los alcaldes y cuántos de las observaciones y sugerencias se canalizaron? ¿Promovimos reuniones de articulación entre órganos del Poder Municipal, estadal y nacional para ser más efectivo en las soluciones a los problemas? ¿Se tuvo autoridad y liderazgo para plantear observaciones y sugerencias a los Gobiernos locales? ¿Se formalizaron esas sugerencias y propuestas? ¿Tienen equipos y comisiones de gobierno organizadas y trabajando? ¿No será necesario tener un plan político estadal del PSUV, independientemente de las tareas nacionales? ¿No será importante fijarse objetivos locales?

Final y lamentablemente, este 2011 tuvimos un PSUV Anzoátegui como un jarrón chino. ¿Será que el Gran Polo Patriótico podrá superar en el estado esta falta de legitimidad y autoridad del PSUV?

Dominguezclaudio15@gamail.com

@ClaudioElcuaco



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2856 veces.



Claudio Domìnguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas