Parte III

Corriente Radical del PSUV en el Estado Bolivar

En el momento histórico por el cual atravesamos y vivimos en nuestra Revolución Bolivariana, Pacífica y Democrática, sin duda que hacen necesaria la existencia de un partido que asegure la movilización electoral,pero, nuestra corriente radical del PSUV en un Estado tan estratégico como el Estado Bolívar,debe de la misma manera asegurar la formación ideológica, la coherencia y la sincrinización de las acciones populares, sean estas ofensivas o defensivas.

La Corriente Radical del PSUV en Bolívar debe entender que tenemos que ejercer nuestra función como "maquinaria electoral",pero,asumir fundamentalmente, convertirse en un instrumento para la transformación de la sociedad, desde los sistemas de dirección y gestión general hasta la cotidianidad ciudadana.

Sin embargo, deben nuestras autoridades regionales de nuestro Partido Socialista Unido de Venezuela, se ha venido produciendo una imposición de la lógica de la maquinaria, donde se concibe el hecho electoral como un fin en sí mismo, y no como una tarea en la lucha por democratizar radicalmente la sociedad venezolana.Nuestra amplia base social de la Revolución termina instrumentalizada bajo la forma de "masa de maniobra"electoral en cada proceso comicial, y lo que es peor, con formas organizativas que todos los años se redefinen en función del mismo, perdiendo por ende su condición de sujeto de la Revolución.

Una de las grandes aspiraciones de nuestra militancia del Partido en Bolívar es el de lograr la democracia interna, en cierto modo frustrada por algunos militantes con cargos de dirección o de gobierno,los cuales por manejar recursos o gestionar cuotas de poder,imponen sus lealtades personales por encima de los auténticos y genuinos liderazgos populares, leales a los principios revolucionarios.Por ello que nuestra Corriente Radical debe exigir y ser contralora de la revisión de los mecanismos de selección de nuestras autoridades y de nuestros candidatos y candidatas y poner en una balanza sus ventajas y desventajas.

La dinámica de nuestro Partido se agota en la gestión administrativa de lo político, concéntrandose muchas energías en reuniones de información y coordinación, en elecciones primarias para cualquier cosa, desperdiciando muchas veces reservas de energía necesarias que deberían estar en el terreno utilizándose en tareas verdaderamente necesarias para nuestra nóvel revolución y junto al pueblo.

Y este confinamiento es lo que nos esta alejando de la cotidianidad con nuestro pueblo,al desconocimiento de sus demandas y problemáticas.Empezamos a concebir al Partido como un ente separado y "superior" al pueblo que debe conducirlo, y el trabajo revolucionario cotidiano junto con las masas populares es sustituido, en ciertos casos, por una especie de "contienda electoral".Lo que provoca un natural sentimiento de rechazo hacia ese tipo de prácticas. (Continuará...).

(*) Militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) 

j_martorano@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2269 veces.



Juan Martorano (*)

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a116641.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO