Dos casos de Maracaibo que Chávez debe saber

Atendiendo las enseñanzas y los consejos del presidente Hugo Chávez, en la que tenemos prohibido olvidar y hacer contraloría social, no podemos deslastrarnos de casos, que por su notoriedad y trascendencia podrían formar parte de las causas que inducen a las derrotas de la revolución en Maracaibo.

En función de los preceptos de nuestro máximo líder bolivariano, creo que vale una autocrítica en torno de hechos que pienso debería saber porque dañan al proceso, como supongo sucede con la obra Metro de Maracaibo, que aún no está del todo construida y una supuesta refacción del Mercado Las Pulgas en 2004, rehabilitación que se anunció con bombos y platillos y apenas Chávez dio la espalda no ocurrió nada.  

El comandante en el Aló, presidente 205, que se transmitió desde el Parque Sur del municipio San Francisco, ofreció 5 millardos de bolívares para el reacondicionamiento de este mercado, más otros mil millones que se otorgarían a través de Pdvsa.  Los trabajos arrancaron, pero al más propio estilo de la IV República se paralizaron y Las Pulgas sigue siendo un desastre. ¿Y ustedes creen camaradas, que la población no se pregunta qué pasó? 

Las Pulgas, ubicado en pleno corazón de Maracaibo, es visitado diariamente por miles de personas que vieron como se anunciaba y se decía que este sería un mercado referencia de Suramérica, pero no llegaron ni a recuperar las redes de aguas servidas. La obra se convirtió en otro engaño más para el pueblo revolucionario de la tierra de Udón. 

Igualmente sucede con el Metro de Maracaibo. Perdí la cuenta de las veces que he escuchado de recursos para terminarlo y, todavía cómo que hace falta más plata, mientras el asfaltado de las vías que la secundan está lleno de baches. 

Por eso, pregunto nuevamente: ¿Ustedes creen compatriotas, que la gente no se percata de esa situación? Y no voy a  escarbar en por qué el Metro de Maracaibo arranca en el sector La Vanega y circula por la avenida Sabaneta hasta el casco central y no se inicia en algunas de las vías  de mayor afluencia de personas como: La Curva de Molina - La Limpia, la avenida Las Delicias, entre otras, cuestión que nunca he podido entender y creo que mucha gente tampoco. 

Estos son dos casos que quizás se pierden en el entramado del proceso bolivariano, pero suceden y los políticos los suponen borrados de la memoria, cuando son ellos los que no recuerdan que en esta revolución tenemos prohibido olvidar. El mismo Chávez nos pide que hagamos contraloría social. Después nos preguntamos ¿por qué perdimos?, pese a que las causas están allí desparramadas sobre la mesa, a la vista del pueblo, solo que en elecciones, para colmo de la estupidez, pretenden que la gente cierre los ojos para no verlas, como si ya el daño no estuviera hecho.

 (*)  Periodista

albemor60@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2390 veces.



Alberto Morán (*)


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a111838.htmlCd0NV CAC = Y co = US