El calor reinante es la nueva normalidad a nivel mundial

Un niño se refugia del calor en una fuente de la ciudad de Samarcanda, en Uzbekistán. Las altas temperaturas castigan a todo el hemisferio norte, acompañadas de lluvias e inundaciones devastadoras, en una situación descrita como "nueva normalidad" y que requiere intensificar la lucha contra el cambio climático

Un niño se refugia del calor en una fuente de la ciudad de Samarcanda, en Uzbekistán. Las altas temperaturas castigan a todo el hemisferio norte, acompañadas de lluvias e inundaciones devastadoras, en una situación descrita como "nueva normalidad" y que requiere intensificar la lucha contra el cambio climático

17 de julio de 2023.- Las temperaturas abrasadoras en el hemisferio norte, junto con lluvias e inundaciones desastrosas para las vidas y medios de subsistencia, avanzan como una nueva normalidad y subrayan la necesidad urgente de una mayor acción climática, ha advertido la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

“Tenemos que intensificar los esfuerzos para ayudar a la sociedad a adaptarse a lo que lamentablemente se está convirtiendo en la nueva normalidad”, planteó en un nuevo llamado el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.

La agencia meteorológica de las Naciones Unidas destacó, desde esta ciudad suiza, que junio fue testigo de la temperatura media mundial más cálida registrada, y las olas de calor han persistido hasta principios de julio durante le verano boreal.

Las lluvias torrenciales y las inundaciones han provocado decenas de muertes y han afectado a millones de personas en Estados Unidos, Japón, China e India. En Corea del Sur las inundaciones han cobrado 40 vidas.

“El clima extremo, un hecho cada vez más frecuente en nuestro clima cada vez más cálido, está teniendo un gran impacto en la salud humana, los ecosistemas, las economías, la agricultura, la energía y el suministro de agua”, dijo Taalas.

Agregó que “esto subraya la creciente urgencia de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la manera más rápida y profunda posible”. Esos gases, como el dióxido de carbono, son responsables del calentamiento global.

Las temperaturas elevadas aumentan el riesgo de incendios forestales, como se vio recientemente en Canadá, que perdió más de nueve millones de hectáreas de bosques en 2023 hasta la fecha, superando con creces el promedio de 10 años, que era de alrededor de 800 000 hectáreas.

La contaminación y la neblina resultantes se extendieron por gran parte del noreste de Estados Unidos, afectando la salud de millones.

Se pronostican temperaturas por encima de lo normal, con el mercurio subiendo más de cinco grados Celsius (41 grados Fahrenheit) por encima del promedio a largo plazo, en la región del Mediterráneo durante las próximas dos semanas, así como en muchos lugares del norte de África, Oriente Medio y Turquía.

Los máximos diarios alcanzarán con frecuencia más de 35–40 grados centígrados en muchos lugares, y en el Medio Oriente y el sureste de Turquía hasta 45 grados.

El Servicio de Gestión de Emergencias Copernicus de la Unión Europea advirtió sobre un peligro “muy extremo” de incendios en partes de España, Cerdeña y Sicilia (Italia) y partes de Grecia este 17 de julio.

El Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático estima que para 2050, aproximadamente la mitad de la población europea puede enfrentar un riesgo alto o muy alto de estrés por calor en verano.

Una ola de calor generalizada se está intensificando en el sur de Estados Unidos, con temperaturas altas probables en numerosos lugares, según el Servicio Meteorológico Nacional de ese país, según el cual algunos lugares podrían incluso registrar récords de temperatura de todos los tiempos.

Las fuertes lluvias y las inundaciones han causado graves daños y pérdidas de vidas en varias partes del mundo en los últimos días.

La OMM dijo que la Agencia Meteorológica de Japón (JMA en inglés) emitió advertencias de emergencia por fuertes lluvias para Kyushu, la tercera isla más grande del país, junto con un nuevo récord de precipitaciones diarias hace dos días.

“Está lloviendo como nunca antes”, resumió en sus mensajes la JMA.

Mientras tanto, el noreste de Estados Unidos, incluido el estado de Nueva York y la vecina región de Nueva Inglaterra, han visto lluvias torrenciales mortales. Nueva York emitió una emergencia por inundaciones repentinas y más de cuatro millones de personas estuvieron bajo alertas de inundaciones el 11 de julio.

Las inundaciones en el noroeste de China mataron a unas 15 personas, y en el norte de la India las carreteras y los puentes se derrumbaron y las casas fueron arrasadas cuando los ríos se desbordaron, durante las fuertes lluvias monzónicas y las inundaciones, cobrando decenas de vidas.

Sanbao, en la noroccidental provincia china de Xinjiang, tuvo una temperatura de 52,2 grados centígrados el 16 de julio, estableciendo un nuevo récord nacional de temperatura, según informes aún pendientes de comprobación.

La OMM también destacó que, si bien los países desarrollados han aumentado el nivel de preparación, como alertas y gestión de inundaciones, los países de bajos ingresos siguen siendo vulnerables.

“A medida que el planeta se calienta, la expectativa es que veremos eventos de lluvia cada vez más intensos, más frecuentes y más severos, lo que también provocará inundaciones más severas”, dijo Stefan Uhlenbrook, director de hidrología, agua y criosfera de la OMM.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6370 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas