¿Reconciliación nacional?

Este año que termina y en vísperas del que comienza, no deja de escucharse el término de reconciliación nacional, así como el de amnistía, siento, que mas que un sentimiento de honestidad de los sectores que no apoyan este proceso, es meramente un chantaje, una manipulación, que solo busca distorsionar y crear más fronteras entre los venezolanos. El culpable todo sabemos quien es, bolas de ensayo que se distribuyen a través de los medios de comunicación, repetidas hasta el cansancio por los periodistas vástagos que se han formado en el entorno de la traición. Globovision y los políticos desfasados sin lugar a dudas son los responsable de mala praxis del termino reconciliación nacional.

El percance sufrido el 2 de diciembre, muy a pesar de los errores cometidos y el de defender una causa justa (los que apoyamos el SI), como lo fue el proyecto de reforma constitucional, nos ha hecho entender que el trabajo que debemos realizar es muy grande para alcanzar los logros propuestos en ese proyecto. El sabor amargo que nos deja el revés es una muestra de la verdadera dimensión del enemigo que enfrentamos, enemigo que no supimos enfrentar, subestimamos su capacidad mediática, no entendimos el mensaje del líder y la desidia se apropio de nuestra conciencia.

Hoy esos factores nos llaman a la reconciliación nacional, no entiendo el mensaje.
¿Con quien debo reconciliarme?
¿Con la derecha, que lucha por arrebatarnos los logros alcanzados en esta incipiente revolución?
¿Con los hambreadores del pueblo venezolano?, ¿Con aquellos que utilizan los alimentos de primera necesidad como arma política?.
¿Con los especuladores, acaparadores? Aquellos que día a día nos incrementan los precios de los productos y servicios, para con ello desestabilizar al país.
¿Con los integrantes de la conferencia episcopal? Purpurados y no purpurados que distorsiona el mensaje del creador para coadyuvar a exterminarnos.
¿Con la derecha fascista que pretende doblegarnos a sus caprichos?
¿Con la derecha endógena que trabaja para derrocar a Chávez como única forma de legitimar sus capitales provenientes del ilícito?

No se, creo que con ellos no puede haber reconciliación nacional, es una utopía pensar que podamos reconciliarnos con nuestro enemigo, un enemigo que se crece día a día en maldad, que nos desprecia. ¿Debo reconciliarme con Globovision? ¿O con los periodistas que laboran en esa planta?, títeres que inoculan su veneno, a través de la pantalla de televisión, o aquellos que los hacen a través de la prensa escrita o radial. Es difícil pensarlo, no deja de ser estupido el planteamiento de reconciliación. ¿Amnistía para quien? ¿Presos Políticos? ¿Es que acaso existen presos políticos en Venezuela?

¿Cuál debe ser el criterio para la “unión” para la “reconciliación nacional” a manera de algunos sectores de la oposición, la revolución debe ceder en todas sus pretensiones, para que ellos ya reconciliados sigan trabajando para derrocar al presidente Chávez, la vaselina deja de ser ya un elemento lubricante, solo es un producto de interacción individual. Es hiriente el sarcasmo de estos próceres que luchan para desestabilizar al país, payasos de circo que alimentan sus marramuncias, con el credo de que seguimos siendo unos pendejos, unos desvalidos ideológicamente y en conciencia.

¿Cómo poder reconciliarse con quien quiere asesinar nuestros sueños de vivir en libertad en un país mas justo, mas equitativo, mas incluyente, mas democrático y participativo?

Ciertamente es imposible, no hay en este momento ápice de luz para buscar una reconciliación, hoy mas que nunca nos encontramos enfrentados en una lucha muy dura y larga, no hay síntomas para el reconocimiento y aceptación de que las mayorías decidimos el rumbo, existe una minoría que no termina de aceptar que ya no pueden seguir enajenado a un pueblo, que despertó, que se ha unido en fuerza y amor, para lograr sus sueños.

La oposición no descansa, hoy solo recupera fuerzas para continuar en su afán de retomar el poder, el revanchismo de su accionar no tiene limites, no conoce la humildad, no conoce la solidaridad, el egoísmo es solo el principio del totalitarismo iluso que promueven, para ellos no existen las medias tintas, son fascistas, son lacayos de gobiernos extranjero, solo pretenden imponer su hegemonía, para execrarnos del panorama político y enterrarnos en el mas espantoso de los olvidos. Su odio es total. La venganza su guía espiritual.

Nosotros los que apoyamos este proceso, los que estamos del lado de la luz debemos prepararnos para la contención de la arremetida con que nos atacarán el próximo año, ellos no creen en la reconciliación nacional que pregonan, para ellos solo somos unos don nadie, unos miserables que hemos osado a soñar con una Venezuela llena de condiciones y oportunidades para ese 80%, que ha estado a la sombra de una minoría insensata, minoría que se asumen como raza árida.

Entender lo absurdo del planteamiento acerca de esa reconciliación nos debe motivar a seguir profundizando nuestro arraigo en este proceso revolucionario, contribuir a erradicar vicios que puedan poner en peligro la revolución bolivariana, no bajar la guardia nunca ante el enemigo, crecer en conciencia y prepararnos para enfrentar batallas que nos conduzcan a la victoria que nos posibilitara esa mal llamada hoy reconciliación nacional.

Patria, Socialismo o Muerte
Venceremos.

http://chamosaurio.blogspot.com/
Chamosaurio@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2987 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a48138.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO