Guaidó, una papa caliente y la jugada maestra de Caracol TV para encubrir a Iván Duque

1.- Postrecitos de Huevos Chimbos:

* Dije en mi columna anterior que si fuera por Iris Varela, primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional, a esos opositores terroristas que han saqueado los activos de Venezuela en el exterior, ya les hubiesen quitado hasta el modo de caminar y estuvieran en la cárcel desde hace tiempo. Y si alguien tiene dudas, vean lo que dijo en el programa Vladmir a la 1 del miércoles 3 de febrero; mostrando los "ganchos policiales" que llevaba en la cartera: "Si me encuentro a Guaidó, le pongo las esposas. Lo detengo". Varela exhortó, además, al Ministerio Público y al Tribunal Supremo, a que le expliquen por qué ese bandido no está preso, aún cuando actúa en flagrancia asumiendo funciones que no le corresponden…Si yo fuera Guaidó, no le llegara ni cerquita.

* Partiendo del exhorto que hizo el diputado opositor, José Brito, en la Asamblea Nacional, sobre la prohibición de salida del país de buena parte de los parlamentarios que se dedicaron a robar con Guaidó, me permito hacer una observación en el caso de Juan Pablo Guanipa; este bandolero no solo es ladrón, sino también responsable de la muerte de muchos incautos en las manifestaciones de Maracaibo durante las guarimbas. Se encargaba de convocar a protestas violentas, en complicidad con Eveling de Rosales, bajo el argumento de que eran pacíficas, para que cuando se produzcan las muertes, poder acusar al presidente Nicolás Maduro.

* Los ataques al Carvativir y a nuestros científicos, son una muestra más de que la derecha criminal sólo puja por sus intereses particulares, por dinero, riquezas, no le importa la vida de los venezolanos. Así ocurre con el éxito del método 7+7 (una semana de cuarentena radical y otra flexible), nadie lo reconoce porque fue una idea del presidente Nicolás Maduro. Pero con el Carvativir, el esquema 7+7 y la ayuda de las vacunas rusas y cubanas, le ganaremos la batalla -como se la estamos ganando- al covid-19 y a los enemigos de la Patria en Venezuela y el exterior.

* Por lo que veo podrían enjuiciar primero a Guaidó en otro país antes que en Venezuela. El Congreso de Paraguay inició una investigación sobre el intento de robo de 360 millones de dólares que fraguaba con el inquilino del Palacio de López, Mario Abdo Benítez; la Fiscalía de Colombia pide que se le acuse por la "Operación Gedeón" y, si al Congreso de EEUU se le ocurre investigarlo por el robo de Citgo que ejecutó con Trump, tengan por seguro que esos gobiernos que lo apoyaron, hacen cola para pedirlo en extradición y meterlo preso.

* Viendo la situación de los migrantes en Colombia, donde el subpresidente de ese país, Iván Duque, se roba los dólares que le entregan para que los proteja, pienso que los connacionales deben ubicar en Bogotá a los apátridas Julio Borges y Tomás Guanipa, quienes viven a cuerpo de rey con el dinero que se roban de Monómeros, para que los ayuden. Ellos (Borges y Guanipa), se meten en el bolsillo ese montón de plata que le pertenece a todos los venezolanos, incluyendo los que están en Colombia. Por eso, los compatriotas que deambulan en ese país, harapientos y hambrientos, deberían organizarse, ubicarlos, y obligarlos a que les colaboren en sus penurias.

* Le responde el camarada Jorge Rodríguez al asesino Leopoldo López, quien le "reviró" por haber presentado más pruebas sobre su vinculación en la Operación Gedeón": "No es a mí a quien debes explicar nada…Es a la madre del 1er teniente Montesinos, al que dejaste amarrado en la finca del narco Doble Rueda para que lo matara y desapareciera…". Así asesina López. En sus guarimbas quemaron vivo a Figuera, colocaron guayas en las vías, para que se degollaran los motorizados; atacaron con bombas maternos infantiles. Recordemos la relación que tiene Leopoldo López con los narcos Iván Duque y Uribe Vélez, propietario de casas para picar gente. Desde el psicópata Trump –que es el amo de todos ellos- para abajo, a esos bandidos los une su condición criminal.

2-. La jugada maestra de Caracol TV para encubrir a Iván Duque … Me preocupa que, con la noticia del canal de televisión de derecha Caracol de Colombia, muchas personas crean que esa estación como medio de comunicación social, asumió una actitud de responsabilidad, de objetividad, de veracidad, ante el mundo, informando que la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) del país neogranadino, participó en la "Operación Gedeón". Eso es teatro. Otra maniobra de esa televisora al servicio de la oligarquía santandereana, y del golpe de estado en Venezuela. Caracol sólo busca desvincular al narcoparaco Iván Duque de la fallida incursión marítima, que desde Colombia intentaron por las costas del estado La Guaira en la Patria de Bolívar. El parlamentario Jorge Rodríguez, en su momento y ahora como presidente de la Asamblea Nacional, amplió la información con nuevas pruebas, paso a paso, tal como acostumbra. Antes, cuando comenzó la operación, el diputado revolucionario nos detalló las acciones desde que decomisaron un vehículo con armas en Colombia, el 23 de enero de 2020, pasando por los campos de entrenamiento de los mercenarios actuantes, ubicados en las poblaciones neogranadinas de Santa Marta, Río Hacha y Maicao, hasta las conversaciones y los movimientos de los hampones en el mar, minutos antes de desembarcar en las costas venezolanas. Y toda esa información se la suministraron a Duque. No podemos olvidar, además, que en ese golpe existe un contrato firmado por el ladrón Guaidó, Jordan Goudreau, propietario de la empresa de alquiler de (mercenarios), (Silvercorp), y el asesor de narcotraficantes, J.J Rendón, entre otros criminales, que contemplaba el asesinato de Maduro y todo el cuadro revolucionario que se atravesara por delante. Un gigantesco complot que estaba bajo la tutela del psicópata Donald Trump, en el que tenía una participación estelar, aparte de Duque, el narcotraficante Clíver Alcalá Cordones, Leopoldo López, el comisario llorón, Iván Simonovis; Carlos Vecchio, el exembajador de España en Venezuela, Jesús Silva, y unos cuantos forajidos más. Ahora, ¿qué ocurre con Caracol? Que ya Trump no está en la Casa Blanca y en Venezuela la nueva Asamblea Nacional "corta pelos en el aire", y van a salir muchas verdades de las viles maquinaciones del imperio gringo y sus arrastrados contra nuestra patria. Y no tengo dudas de que, en función de eso, Caracol, comenzó su amañado trabajo periodístico, para deslindar a Duque del caso. De allí que este medio intentó entretener al mundo con la historia de Yacsy Alexandra Álvarez, acusada de colaborar con Alcalá Cordones, diciendo que la DNI estaba implicada en la "Operación Gedeón". Y el asunto no se trata de si uno u otro funcionario del gobierno santandereano apoyó tal situación, sino de la participación directa de Duque en los golpes de estado contra Venezuela y en los intentos de asesinar al presidente Maduro.

3.- Guaidó, una papa caliente … Guaidó y su gobierno de fantasía se derrumban, y no encuentran manera de poder atajar, aunque sea un ladrillo, de todo ese tinglado de falsedades. Él sabía, desde hace mucho, que no iba a llegar ni cerca del poder; mantuvo la mentira del gobierno interino, solamente para seguir robándose los activos de Venezuela en el exterior, pero se comenzó a equivocar cuando se le abrieron las agallas y decidió acaparar completo el botín de Citgo y Monómeros. Tal situación hizo que sus compinches lo dejaran solo, tras desatarse un brutal enfrentamiento entre hampones que hizo de la oposición un complicado juego de lego. No sé si podrán juntar de nuevo las piececitas… A eso se le sumó la elección de la nueva Asamblea Nacional y la derrota del psicópata Donald Trump. Y cuando ese delincuente pretendía apropiarse del oro de Venezuela depositado en el banco de Inglaterra, y le habían descubierto el negocio planeado con el gobierno de Guyana, al que le prometió regalarle el Esequibo a cambio de apoyo, le reventó la tramoya que maquinaba, para quedarse con los activos de Venezuela en Petrocaribe; luego le estalló en la cara el escándalo de Paraguay, país al que también ofreció condonarle la deuda que esa nación tenía con Pdvsa, por el respaldo a su mentira de gobierno. Después le explotó la bomba de Colombia, donde la televisora Caracol informó de la participación de la Dirección Nacional de Inteligencia en la "Operación Gedeón" y eso lo salpica a él, a su compinche Iván Duque y a los panas de ambos: los paramilitares del grupo colombiano "Los Rastrojos". Anteriormente, todo eso lo minimizaba el poder de Trump, bastaba algún grito, pero, repito, ya ese psicópata no está en la Casa Blanca y Guaidó se convirtió en una papa caliente, para todos esos gobiernos que lo apoyaban a instancias del imperio gringo. Muchos, no por Guaidó, sino más bien por vergüenza, no le quitan el respaldo en el acto, sino poco a poco y con eufemismos, como la Unión Europea, República Dominicana, Alemania, por ejemplo… Igual han hecho algunos de sus más cercanos ladrones, como Julio Borges, Juan Pablo Guanipa. Su situación ha llegado a tales magnitudes, que hasta los medios de comunicación españoles le sacaron que, el 25 de enero de 2020, la comunidad de Madrid pagó 2.002,28 de euros por el alojamiento de él y su comitiva, en una visita a esa localidad.

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4980 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com      @gcdimartino

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: