Parlamento

El fraude del autoproclamado

Desde la Casa Blanca, se han planteado conjuntamente con sus aliados sabotear las elecciones parlamentaria en Venezuela programadas para el 6 de diciembre, en razón que corresponde constitucionalmente para la fecha señalada según la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. El nuevo atajo sobre el cual están trabajando es una operación dirigida a "sabotear el clima político y electoral" de Venezuela, con la participación de más de mil mercenarios que están bajo entrenamiento del Ejército Nacional y las estructuras de Inteligencia de Colombia. Esta nueva acción terrorista ya fue denunciada desde Venezuela, por el presidente Nicolás Maduro. Colombia como siempre no responde. Estas maniobras terroristas están avaladas por la administración de Iván Duque, quien "forma parte de estos planes para entrenar mercenarios que pretendan infiltrarse en Venezuela". Frente a esta nueva acción terrorista el Diagnostico señaló que Venezuela "tiene que activar sus mecanismos de inteligencia y de protección" para encarar la conspiración sistemática que se ciñe desde el extranjero. "Somos un país bajo asedio, un país bajo amenaza permanente, bajo complot y conspiración permanente, pero aquí estamos de pie", con Guaicaipuro, recordando un nuevo aniversario de la resistencia Indígena. Colombia en vez de ejecutar injerencia contra Venezuela; debería atender la situación de violencia que se registra en la nación neogranadina, donde se ha contabilizado más de 60 masacres en lo que va de año 2020. Esta nueva acción terrorista no frenara que el 6 de diciembre el pueblo de Venezuela elegirá una nueva Asamblea Nacional.

La Cancillería de Colombia, Claudia Blum, está convocando a una nueva Reunión Ministerial del cartel de Lima, para debatir las elecciones parlamentarias que se realizarán el 6 de diciembre, tal y como lo establece la Constitución. Desde el cartel de lima Una intervención más contra Venezuela. Durante el Festival Internacionalista de los Pueblos en Resistencia 2020, los líderes y exjefes de América Latina denunciaron las políticas intervencionistas de Washington contra sus países soberanos. Afirmaron que el imperio norteamericano busca desaparecer los Gobiernos de izquierda y progresistas latinoamericanos para imponerse. Venezuela denuncia una vez más las políticas guerreristas del imperialismo estadounidense. Además condena las sanciones injustas e inhumanas de Washington contra Caracas, en medio de la pandemia del coronavirus, causante de la COVID-19. Durante el Festival Internacionalista de los Pueblos en Resistencia, donde participaban varios líderes y exmandatarios mundiales, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuestionó que, desde Colombia y con la ayuda de la Casa Blanca, se planean acciones para sabotear los comicios parlamentarios del próximo 6 de diciembre.

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó que el imperio norteamericano busca desaparecer los gobiernos progresistas latinoamericanos, a fin de imponerse con sus tesis para neocolonizar todo el Continente Americano, "nunca fue tan importante resistir a los ataques del neoliberalismo como ahora". Con unidad, se puede hacer fracasar los deseos estadounidense contra los países liberes y soberanos del mundo. Hoy más que nunca se hace necesario organizarse frente al unilateralismo de Washington que está socavando los derechos y las normas internacionales. El asedio y la agresión no es solo en contra de Cuba, Nicaragua, Irán, Venezuela, Corea del Norte y Venezuela, es contra todos los Países del planeta, lo que ocurre y acontece es que solo estas Republica son las que están peleando para evitar ser colonias del imperio estadounidense. La unión Europea también recibe sanciones unilaterales de la Casa Blanca, pero calla cobardemente.

En la actualidad esta moda el fraude y las intervenciones unilaterales, todo dirigido desde el gobierno de los EE.UU. En Venezuela el autoproclamado diputado rastrojo Juan Guaidó, representa el fraude: ser presidente de una parte de la Asamblea Nacional es un fraude, ser presidente de una parte de la Asamblea Nacional en desacato es un fraude, el llamado Cucutazo es un fraude, negar que firmó un contrato con mercenarios para una intervención militar en Venezuela es un fraude, auto calificarse por tiempo indefinido de ser a partir del 5 de enero del 2021, diputado por continuidad administrativa, eso es un fraude, querer sabotear las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre , convocando a una consulta nacional, sin consistencia constitucional, es un fraude y hasta ahora ha sido un fraude las acciones realizadas por: la OEA, Unión Europea, grupo de contacto, el cartel de lima y la derecha terrorista oposicionista venezolana dirigida por la banda de los cuatro: Primero Justicia, voluntad popular, un Nuevo Tiempo y Acción Democrática, que también se han constituido en un fraude. Han hecho mucho daño a los venezolanos, no ha podido tomar Miraflores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 373 veces.



Francisco Medina

Abogado. Dirigente político. Exdiputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar

 medinafranr@gmail.com

Visite el perfil de Francisco Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Francisco Medina

Francisco Medina

Más artículos de este autor