Los que andan por ahí jugando con candela. Cuidado y salen quemados

Por ahí estamos viendo como Juan Guaidó y los diputados y diputadas de la AND (Asamblea Nacional en Desacato) andan en una de convocar “cabildos abiertos”, a fin de poder “asumir la encargaduría del artículo 233 de la Constituciòn”. Es la fachada del zarpazo que pretenden contra el país.

Ocultan sus verdaderas intenciones. Y quieren un calentamiento de calle, esperando que Nicolás Maduro salga del poder de manera violenta. Por supuesto, les es más fácil porque eso de convencer e insertarse en el juego político les es más difícil.

Es en ese sentido, que ya el Ministerio Público y el Tribunal Supremo de Justicia ya ha designado a fiscales y jueces para poder juzgar a aquellos que pretenden llevarnos por el camino de la sedición y de la violencia.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, garantiza los derechos de todos y de todas para el ejercicio de la política. Incluso de aquellos que adversan al proyecto bolivariano.

Si ellos consideran que antes y ahora Maduro ostenta el 80% de rechazo de la población. ¿Por qué no participaron de los comicios presidenciales y legislativos de mayo de 2018? Imagínense si Chávez en 1998, que no tenía CNE ni OEA ni CSJ ni instancias que controlar, con un alto riesgo de que las elecciones de ese año se las pudieran robar, pero que contaba con el respaldo mayoritario, se hubiese parado en artículos y no hubiese participado. En política, los errores se pagan caros.

A aquellos que dentro de la oposición decidan ir por el camino político, y ganar espacios políticos para alcanzar el poder (incluyendo la Presidencia de la República) y en el marco de la Constitución, sus derechos están garantizados. De mi parte, desde acá les tiendo mi mano, y mi reconocimiento desde este momento.

Pero aquellas corrientes fascistas que andan pululando por ahí, apostando por salidas fuera del marco constitucional, llamando a invasiones, fomentando la manipulación y tergiversación del tipo de cambio, solamente debo decirles que no es lo mismo invocar al demonio que verlo llegar.

Hay un grupo de personas que pretenden “jugar con candela” y que están llamando a una hecatombe el próximo 23 de enero. Andan de manera flagrante y continuada llamando a Golpes de Estado, a guerras civiles, a invasiones militares. Creo que se pudieran arrepentir por el resto de sus días.

Los venezolanos y venezolanas, la mayoría, queremos paz, estabilidad, porque estamos obstinados de diatribas politiqueras estériles, mientras nos cuesta un mundo acceder a alimentos, medicamentos, bienes y servicios de calidad. La movilidad social ha sido afectada y la sociedad toda esta de alguna u otra manera afectada. Nos sentimos angustiados, en ocasiones tristes y arrechos ante un estado de cosas en lo económico que el que logré abrir la brecha para irlo subsanando, tendrá toda la atención y el respaldo mayoritario de la gente.

Es por ello, que aquellos que pretenden jugar con candela, creo que es importante advertirles, a cinco días de la realización de movilizaciones el próximo miércoles 23 de enero, que no se pongan a inventar. Aquellos y aquellas que jueguen con candela, cuidado y no salen quemados.

Ya están  advertidos. En guerra avisada no matan los soldados, y si lo matan es por descuidados.

Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen.

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

¡Hasta la Victoria Siempre!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1604 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Martorano

Juan Martorano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a274479.htmlCd0NV CAC = Y co = US