¡Que se olviden!

Esta mañana, como todos los días, bien temprano llegué a mi oficina, encendí mi computadora y fui a revisar mis correos. Simultáneamente abrí la pagina de APORREA a fin de en primer lugar revisar si habían publicado mi ultimo artículo que titulé: “Pa’lante y pa’tras y copión” y qué casualidad, veo en mi correo de cantv.net dos correos del inefable aborto de la naturaleza Robert Alonzo, que cobardemente està refugiado en Miami, después del fallido intento, en connivencia con otros apàtridas, para desestabilizar y llegar hasta el magnicidio, a la vez que leo en la página el buenísimo articulo de Roberto Hernández Montoya en el que se refiere al posible plan B de los “"Dperdedores” en el cual la guarimba es una de sus armas. Olvidan esas ratas de albañal, aprendices de terroristas, que este es el pueblo de Bolívar, que derramó su sangre por la libertad y que hoy después de 8 años ha abierto los ojos de tal manera que los tenemos detectados, con nombres y apellidos y que sólo estamos esperando que se atrevan a repetir los hechos de abril del 2002 o del paro petrolero, olvidan que en “guerra avisada no muere soldado, y si muere es por descuidado” y descuidados es lo menos que estamos. En este momento y hasta después de consolidar el triunfo y más allá, todos somos Chávez, todos estamos imbuidos del fervor de nuestros ancestros y dispuestos a defender lo que nos es tan caro y tantas bondades para la pobrecia de este país ha traído: La Revolución.

Que se olviden los terroristas de la pluma y la pantalla, que lo que tanto nos ha costado lograr se lo vamos a entregar para que lo destruyan, que los que disfrutan del beneficio de poder leer y escribir por primera vez en su vida, los que pudieron ingresar a la primaria, o terminarla, ingresar al bachillerato o terminarlo, continuar sus estudios universitarios o iniciarlos, van a estar dispuestos a perder tan preciado bien. Que se olviden que los pobres, ahora menos pobres por los beneficios que están recibiendo, van a permitir que les quiten la posibilidad de tener cerca de su casa un médico, que los atienda y les suministre sus medicinas a ningún costo, o la posibilidad de acceder a una cirugía sin costo alguno, o corregir y muchas veces recuperar la visión en la Misión Milagro. Que se olviden de que quienes han sido preparados y recibido durante su preparación un incentivo, en Vuelvan Caras para ingresar al mercado de trabajo, van a permitir que les quiten la posibilidad de tener un trabajo digno que garantiza el pan de cada día para si y su familia. Que se olviden que los tantos y tantos venezolanos que han recibido el beneficio de adquirir sus alimentos en los Mercales hasta 40 por ciento menos del costo en otros establecimientos, van a permitir perder ese preciado bien. Que se olviden que los venezolanos que imbuidos de amor a la patria militan en la Misión Miranda como reservistas prestos a defender la Patria, van a cruzarse de brazos ante una arremetida de la escoria golpista. Que se olviden que las Madres del Barrio van a quedarse en su casa atizando el fogón,o blandiendo la escoba, o cambiando pañales y no van a bajar como bajaron el 13. Que se olviden que los indígenas favorecidos por la Misión Guicaipuro van a dejar colgados sus arcos y sus flechas. Que se olviden que los venezolanos reinsertados a la Sociedad a través de la Misión Negra Hipólita van a quedarse impávidos ante el peligro de perder sus logros. Que se olviden que los pequeños mineros que en beneficio de su salud y de su vida se están acogiendo a través de la Misión Piar a una nueva forma de economía van a echar por la borda tamaña oportunidad. Que se olviden que los campesinos venezolanos que tantos compañeros han perdido en manos de los sicarios pagados por latifundistas no van a defender su Misión Zamora que les permite el accesos a la tierra para que produzcan sobre los suelos ociosos, Que se olviden que quienes a través de la Misión Identidad han obtenido la identificación de la manera más expedita, van a quedarse sentados para ver cómo una caterva de sinvergüenzas atenta contra el corazón de la Patria. Y que se olviden que las madres de los niños que padecen algún problema cardiaco y que han recibido soluciones y ven en el Cardiológico Infantil su esperanza, se van a quedar apoltronadas en su casa.-

Es verdad que siempre habrá unos cuantos disociados, que son en quienes los cobardes tienes cifradas las esperanzas de que atiendan su llamado a guarimbear, pero quedarían fríos y sin aliento ante la reacción de un pueblo que esta vez, más organizado, con muchos logros que defender, con un sentimiento patriótico más arraigado, con el gran amor que sienten por la Revolución y por su líder, serían más contundentes que la primera vez. Así que mejor olvídense, quédense quietos frente a su televisor con una botella de wisky 18 y una caja de Valium observando cómo el pueblo sale a la calles de Venezuela a llenarlas de alegría por el arrollador triunfo de la Patria, claro si quieren verlo tienen que sintonizar a VTV, VIVE TV o ANTV, u oírlo por Radio Nacional o YVKE MUNDIAL, pues sus amados canales van a estar de luto como el 12 y 13 de abril, rumiando su derrota y preparando maletas porque concesiones ¡ no hay más!.-


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1861 veces.



Saul Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: