Guarimba en nombre de Cristo

Prisa internacional.

Sin cumplir reglas y protocolos, una veintena de países dieron un almagraso en la OEA saboteándole a Bolivia su derecho a presidir el Consejo Permanente de dicho organismo. Esto ocurrió el lunes 03/04/2017.

La ilegalidad y la arbitrariedad de semejante acción revelan la prisa que hay en varias "instancias internacionales" interesadas en nuestro petróleo y en nuestro arco minero. Como aves de rapiña sobrevuelan los cielos y la tierra venezolanos, estrechando el círculo y preparándose para el anticipado festín.

Prisa Nacional

Aquí mismo en suelo patrio también hay bastante prisa y, que más parece urgencia; por los cobres, por supuesto.

Por ejemplo:

Desde la AN se han formulado, clamado podría decirse, vehementes llamados a la intervención extranjera solicitando una invasión. Estados Unidos y sus aliados europeos no vendrán a resolver los problemas de Venezuela ni a construirnos un paraíso de abundancia de alimentos y medicinas con estabilidad de bajos precios. Vienen a lo mismo de siempre, a lo que hicieron durante siglos como nos lo explicara Eduardo Galeano en su brillante y lúcida obra LAS VENAS ABIERTAS DE AMÉRICA LATINA: a saquear y destruir y a resolver sus necesidades de materias primas baratas. Para tal fin cuentan con las oligarquías que gobiernan en esos países y que se confabulan en la OEA contra Venezuela. Ellas mismas son representaciones vicarias del gobierno de Estados Unidos y el brazo ejecutor visible de lo que ocurre en ese ministerio de colonias.

Sobre la conciencia de los dirigentes de la MUD pesarán las previsibles consecuencias: estrangulamiento financiero de Venezuela para hacer caer a Maduro, con todas las dolorosas y prolongadas penurias propias del procedimiento y que agravarían la situación nacional –ahora sí– a los niveles de una catástrofe humanitaria como gustan en la MUD y a Almagro llamar a la crisis alimentaria, de salud-medicinas y de seguridad, por cierto muy grave. Esto podría ser un paso previo a una posible ocupación militar con violaciones masivas de mujeres de las clases populares en nombre de la libertad y la democracia. Y no solo de mujeres, también de niños y hombres, registradas en videos que los soldados venderían en internet para la felicidad de curas pedófilos y de políticos apátridas. No olvidemos a Libia, para poner un caso representativo, en que intereses políticos y financieros de Estados Unidos y la Unión Europea se unieron a la MUD de allá y destruyeron ese país.

Otro ejemplo.

La prisa ya manifestada por en AN solicitando una invasión, parece haberse transformado en urgencia para los dirigentes políticos de la dignísima Conferencia Episcopal Venezolana y que manifestaron en un documento satánico que circula por los medios. En tal documento llaman a la desobediencia civil, como para estar a tono con lo que ocurre en la OEA sin meditar en las consecuencias que tal mensaje podría generar. No es la primera vez que la CEV emite pronunciamientos favorables con sectores violentos opuestos al gobierno y que incendian vehículos del transporte público. El asunto viene desde más atrás, recordemos las palabras del Maestro Galeano: Vinieron. Ellos tenían la Biblia y nosotros teníamos la tierra. Y nos dijeron: "Cierren los ojos y recen". Y cuando abrimos los ojos, ellos tenían la tierra y nosotros teníamos la Biblia.

Quien lo desee puede revisar las piadosas intenciones de la CEV en el comunicado en su parte 6

"6.- Estamos muy cerca de la Semana Santa. Para los católicos la conmemoración de los atropellos contra Nuestro Señor Jesucristo es un urgente llamado a tomar conciencia y a actuar de manera pacífica pero contundente ante la arremetida del poder. No se puede permanecer pasivos, acobardados ni desesperanzados. Tenemos que defender nuestros derechos y los derechos de los demás. Es hora de preguntarse muy seria y responsablemente si no son válidas y oportunas, por ejemplo, la desobediencia civil, las manifestaciones pacíficas, los justos reclamos a los poderes públicos nacionales y/o internacionales y las protestas cívicas".

En su comunicado en su parte 8, dejan explícito que, así como Capriles, ellos actúan en nombre de Dios y de Cristo:

"8. Invocamos la Intercesión del Nazareno y de María Santísima para que esta hora menguada que vive nuestra patria encuentre, en la sensatez y prudencia de sus hombres y mujeres, los caminos para superar tan grave y riesgosa crisis. Con nuestra afectuosa bendición episcopal".

Que el Diablo no nos agarre confesados por esa gente.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1140 veces.



Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero

Licenciado en Educación, mención Matemática y Física, Universidad del Zulia.

 oscar.fmyor@gmail.com

Visite el perfil de Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero

Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero

Más artículos de este autor