¿Confrontación final el 1-S?

Tal como lo diría José Saramago "hasta donde alcanzan mis pocas luces", nunca había visto conspiración desmedida como la que estoy viendo ahora. No es una distracción mía ni es el latir del corazón; es la tristeza y la muerte que se asoman con las consignas y con el alba del 1 de septiembre, donde las aves de rapiña opositoras se darán su banquete con la sangre y el cuerpo de gente inocente, cuyas almas quizás sean tiradas como escombros en los abismos profundo de la MUD. De verdad, cuánto daría para que este 1 de septiembre sea un día normal, de respeto a la paz y la tranquilidad de este noble pueblo, de respeto a las leyes y a la Constitución Nacional.

Pero entre rumores, sombras y candela, solo la cuchara conoce lo que hay dentro de la olla. De allí la necesidad urgente de abordar en todos los espacios de análisis y discusión cuál pudiera ser la agenda oculta que tienen preparado los grupos opositores para este jueves 1 de septiembre, máxime teniendo en cuenta el carácter violento, golpista y asesino de la derecha, que ha dado claras muestras de asaltar el poder por la vía que sea y generar a partir de allí el caos y el terror en todo el territorio nacional. Ya lo hemos visto actuar y nadie debe olvidar eso, cuando el 11 de abril del 2002 contrataron a francotiradores para asesinar a más de una decena de sus propios seguidores. ¿Quién asegura que no harán lo mismo para este comienzo de mes? Son interrogantes que tendrán sus propias respuestas después de esta fecha, donde los signos de interrogación vibran de incertidumbre y los puntos suspensivos se extienden hasta los suspiros del dolor por lo que pudiera ocurrir.

He consultado a varias personas sobre lo que pudiera ocurrir ese dia y con palabras de optimismo, algunos han manifestado que no pasará nada, porque si bien es cierto que la oposición es de naturaleza asesina, también en el fondo es cobarde y carece del respeto a la vida y muchos de sus líderes son gente trastornada, algunos con los cromosomas atrofiados y de cutis dermis-epidermis. Gústele o no les guste, los seguidores de la oposición saben de esa realidad, de esa escasez de liderazgo en esa fauna, donde abundan los fascistas, los guarimberos y violentos. Esa es una realidad que no pueden negar y es por ello que apelan a este tipo de eventos marcados desde el inicio por la violencia y la muerte.

Ahora bien, conociendo todas esas realidades, ¿significa esto la confrontación final este evento del 1 de septiembre? Pudiera ser que eso estén pensando, o tal vez obedeciendo los convocantes de la MUD, porque como lo dijimos más arriba, las conspiraciones se juntan y vienen de todos los flancos y apuntan a un solo objetivo: el derrocamiento del Presidente Nicolás Maduro y el barrido al proyecto revolucionario, no sin antes haber provocado un baño de sangre en las calles y avenidas de Venezuela.

Y si esa es la agenda oculta de la oposición, entonces por cuestiones elementales de la supervivencia humana y política, diría Charles Darwin, habría que estar preparado para el ataque y la defensa, porque sería tonto esperar ahí a ver que deciden los escuálidos. No, la pelea es peleando y si es la confrontación final, no tengamos miedo, vamos a defendernos como nos enseñó Chávez. "Unidad, lucha, batalla y victoria". Aquí estamos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1151 veces.



Eduardo Marapacuto


Visite el perfil de Eduardo Marapacuto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a233187.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO