En defensa de la mujer venezolana, bolivariana y revolucionaria

Necesario es sacar reluciente al Sol la Espada de Bolívar, ante los improperios, mentiras e insultos a la noble mujer venezolana lanzados al aire con el odio y rabia nauseabundas de una tal Diana D'Agostino. Esposa de otro tal R. Allup.
 
Que en esta lucha de clases sin cuartel, que desde tiempos de la colonia tienen contra el pueblo honesto y trabajador, hoy continúa y arremete D'Agostino con furia inusitada y con soeces palabras salidas de su boca.
 
Frases que no vale la pena repetir por falsas y mentirosas, y rebosadas por el odio que siempre han sentido por el pueblo venezolano humilde y trabajador estos oligarcas injustos dueños de valles y haciendas. Pero no así, de almas y sueños de libertades.
 
Aquí te menciono D'Agostino el nombre de algunas mujeres venezolanas que valen mil veces más que tú, por su nobleza y su aporte solidario al compañero, mujeres heroínas de esta patria que forjó Bolívar, mujeres patriotas que supieron luchar por defender sus ideales libertarios al lado de sus sueños y de sus esposos e hijos, de sus novios y amantes compañeras de lucha, de esta lucha diaria que no termina nunca todavía, mientras existan godas como tú, D'Agostino.
 
Honor y gloria a la mujer venezolana bolivariana, patriota, madre y compañeras de esta lucha de clases: Luisa Cáceres de Arismendi, Josefa Joaquina Sánchez, Eulalia Ramos de Chamberlain, Juana Ramírez, Teresa Heredia, Ana María Campos, Cecilia Mujica, Consuelo Fernández,  Luisa Arambide de Pacanins, Josefa Camejo, Leonor Guerra, María del Carmen Ramírez,   Livia Guberneur, Lina Ron.
 
 
Va también este artículo, en honor muy merecido a la mujer venezolana luchadora, bolivariana y chavista, como un desagravio más, va unido este excelente artículo de la amiga y mejor periodista revolucionaria C. Castillo Travieso.
 
A ti mujer bolivariana y chavista, "desgreñada, sucia" y sin maquillaje tal como te señala la infame D'Agostino. Pero se olvidó decir que estas olorosa a pólvora de las armas de combate, manchada de sangre de la patria que has parido los héroes de tus entrañas, olorosa sí, pero al sudor del compañero con el que compartes mano a mano sus luchas por la vida, por un mundo mejor y de justicia pleno.
 
Mujer revolucionaria, Revolucionaria por bolivariana, compatriota, y compañera venezolana,  mujer del Mundo, llena de amor y belleza, de corazón noble y valiente, hoy como todos los días, tus compañeros de lucha, rendimos eterno homenaje a tu valor, y a tu corazón de mujer, y amante compañera, esposa y madre de los hijos de esta patria, de las patrias libres, tus compañeros bolivarianos, te rendimos eterno homenaje, en tu ejemplar combate por la vida.
 
Por un día que amanezca el Sol, sin nubes que lo oscurezcan.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1436 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor