Pildoritas 58 (año VIII)

La oposición dice: salario de hambre

Es lo que sale a decir la oposición sobre el aumento, porque ese es su papel, aquí, como bien sabemos, tenemos, una oposición insensata que no es capaz de reconocer los logros, por supuesto sin dejar de señalar los errores que los hay en todas partes donde las decisiones estén en manos de seres humanos, pero sería mucho pedir y es por ello que nadie les cree simplemente porque mienten descaradamente a sabiendas de que el pueblo que palpa la realidad, no solo les va a desmentir sino que les va a juzgar con rechazo y privación de confianza.

Salario de hambre no es más que una expresión peyorativa, para un aumento que no dicen es el tercero en los últimos meses lo cual suma más del 52 por ciento, salario de hambre, por supuesto que premeditadamente elude lo que se ha llamado salario integral, simplemente porque aquí, lo cual es difícil encontrar en otro país, existen las llamadas misiones que le garantizan a cualquier venezolano salud gratuita, por lo que hay que sumarle al salario lo que la familia venezolana deja de gastar en esta área, así como en educación, alimentación subsidiada a precios regulados, acceso a la vivienda etc.,. por ello afirmar lo que afirma la derecha venezolana, no es más que para tratar de engañar a quienes por desinformación o envenenamiento mediático, no tienen ni manejan la herramientas que le permitan conocer la verdad total y no la que a medias le venden los medios y los voceros contrarrevolucionarios.

Le oí a un oposicionista, precisamente conocido por montar mentiras como la que dijo a través de CNN cuando la aprehensión de Ledesma, que por cierto fue desmentida con el video de todo lo que allí sucedió, y que dejaba clara la falsedad de violencia, de empujones, o de un "gorila grandote con una mandarria" como dijo el famoso Ismael.

Pues bien este opositor cuando le piden opinar sobre el aumento de salario da como ejemplo el caso de quien quiera estudiar en una Universidad privada en las que como sabemos un semestre llega a costar hasta 30.000 bolívares, lo dice él, como si en esta revolución la solución al problema del cupo no hubiese sido precisamente una de las conquistas más importantes, con una aumento sin precedentes en el abanico de opciones, a través de la creación de múltiples casas de estudios superiores que ya pasan de 30, todas gratuitas pero además el aumento de los montos y la cantidad de becas.

Obvia por supuesto, este y cualquier otro declarante opositor, que es llamado cesta ticket, por ciento recientemente aumentado, forma parte del salario integral y que si es verdad que existe una alta inflación, esta es totalmente artificial e inducida por la aplicación de un plan perverso, que lamentablemente y aprovechando que un alto porcentaje de la economía, especialmente la distribución y otros eslabones de la cadena de comercialización, está en manos de fichas opositoras que han logrado ponerse de acuerdo para tratar, ellos sí, de matar de hambre al venezolano, colocando precios inalcanzables pero además desapareciendo múltiples rubros, de la noche a la mañana, de los sitios de expendio autorizados, para que aparezcan en manos de revendedores a quienes les proveen los llamados bachaqueros, con lo cual empujan hacia arriba el índice de inflación, precisamente, entre otras cosas, para alimentar el discurso opositor con el cuento de que es el gobierno el culpable de la inflación y que por ello los aumentos de salario no alcanzan o son salarios de hambre.

Es muy fácil pues, hacer oposición, sinónimo de negación de todo, lo que hace que aquí exista un sector de pueblo, que engañado por los medios y bajo un discurso mentiroso, de falsos líderes, cree todo lo que oye y lee, sin hacer un mínimo esfuerzo por confirmar las cosas viendo la realidad, que a veces está en su entorno y no se ha percatado.

Es por ello que hay gente que por ejemplo le cree a quien se ha hecho famoso, por mentir sobre la Misión Vivienda, llamado Julio "matemático" Borges quien se atreve a afirmar que solo se han construido 35.000 viviendas en los años que lleva la Misión Vivienda.

Y lo de este mentiroso compulsivo, lo repiten muchos que por nada del mundo reconocen ni reconocerán los logros del gobierno, simplemente porque están haciendo el mandado que les toca, mentir, denigrar, tergiversar, calumniar, dolorosamente arropados bajo el manto de la más grande impunidad que se haya conocido jamás.-



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1507 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: