De empresarios boicoteadores a presos políticos

El cinismo de la derecha venezolana, pudiera conseguir límite o comparación solo en la insolencia imperial gringa. Quienes tienen años ocasionando daños espantosos al mundo, casi sin pagar un precio por ello. Solo en Vietnam se pudiera decir que fueron obligados a morder el polvo. Porque en términos generales casi todo lo hacen sin poner en riesgo a sus hombres. Y cuando requieren entrar en combates terrestres, allí salen a relucir los billetes verdes, para pagar los servicios de mercenarios del mundo. Son inolvidables las voces colombianas que se dejaron oír cuando se capturó y torturó hasta la muerte al Coronel Gadafi. Un ejemplo más claro sobre lo que quiero desarrollar, es la inmunidad de la que gozan los efectivos norteamericanos que prestan servicios en las bases militares que el Estado colombiano solicitó colocar, para evitar ser barridos por las guerrillas revolucionarias. Son incontables las denuncias de violación a niños y otros abusos, que son revelados por las victimas colombianas, sin recibir respuesta alguna, debido al beneplácito casi divino, del cual gozan estos. Esa impunidad quieren trasladarla a Venezuela, a pesar de que hemos estado en contra en todo momento. Los gringos pretenden que sus peones en el país, puedan hacer y deshacer en nuestra nación, como hacen sus efectivos en Colombia, sin que haya ningún castigo. Desde hace meses, de la manera más burda y descarada, han estado emitiendo sanciones contra funcionarios en el país, por el simple hecho de que se le ha venido aplicando la ley a sus soldaduchos. A pesar de que es pública y notoria la muerte de 43 personas, en las protestas que ellos insisten grotescamente en llamar "pacificas", convocadas, dirigidas y aprovisionadas por Leopoldo López y su camarilla, reitera la condición de preso político de su cachorro y sostienen que hay violación de los Derechos Humanos contra él. Llegando al descaro de sancionar a funcionarios del país, por no permitírsele a Leopoldo, la posibilidad de jugar tiro al blanco, contra nuestra gente, como hace la policía contra los ciudadanos negros en los Estados Unidos. Vienen utilizando la presión de las sanciones, como escudo para proteger de la aplicación de la justicia, a sus combatientes de pacotilla. Con la misma cobardía que los llevó a participar en la segunda guerra mundial, sólo cuando se percataron que el sacrificio de millones de rusos garantizaba la victoria, hoy pretenden golpear o mandar a golpear, sin recibir la respectiva respuesta. Como niños mimados que se llevan las metras, luego de haberlas perdido.

La misma situación se ve con el grupo de empresarios que decidió emprender una confrontación contra el pueblo y la revolución, boicoteando a los venezolanos, a pesar de recibir dólares preferenciales por parte del Estado. Desoyendo las advertencias y las oportunidades recibidas, han decidido continuar especulando, acaparando, retrasando la distribución y venta de los alimentos, bajando el número de operadores en las cajas y todo tipo de iniciativas que conlleve a generar desasosiego y desconcierto en la población. Las instituciones del estado, entendiendo que intentar derrocar a un gobierno no es un juego, sino un delito consagrado en nuestras leyes, han emprendido acciones contra empresarios políticos, que han desvirtuado el papel que deben jugar en la economía. Porque no puede ser que el asaltante que fastidia a una persona, deba ir preso y estos grupos que de manera orquestada y constante vienen fregándole la vida a medio mundo, haya que comprender que simplemente se les había perdido la llave del depósito o que se les dañó el camión en la mañana. Hoy Fedecamaras y algunos partidos políticos opositores, han elevado sus voces en contra del Estado venezolano, porque este ha emprendido acciones legales contra estas personas. Dejando en evidencia, a quienes responden y defienden estos sectores. Es mas doloroso para ellos que una de sus fichas vaya preso, a que nuestro pueblo deba padecer la carencia de un producto o una larga permanencia en una cola. Estos bárbaros no critican el acaparamiento ni la especulación, pero si un acto de justicia. Posiblemente por esto, los gringos emitan otro grupo de sanciones. Pero bueno, que preparen todas las que puedan, porque lamentablemente para ellos, la inteligencia social esta activada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 969 veces.



Pedro Figueroa


Visite el perfil de Pedro Figueroa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a202458.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO