Después de la tempestad viene la calma

Dice el refrán que “QUIEN SIEMBRA VIENTOS COSECHA TEMPESTADES”, algo así le puede pasar a los comerciantes que conscientes o inconscientemente, se han plegado a la intencionadas acciones de los sectores empresariales que abiertamente están conspirando contra el pueblo venezolano, utilizando los alimentos y artículos de uso personal como arma política.

De verdad que no le arriendo las ganancias a esa actitud de lucrarse con el hambre del pueblo, más temprano que tarde ese mismo pueblo expoliado por esos inescrupulosos comerciantes les puede pasar factura.

Están calculando mal, si creen que van a salir gananciosos de producirse en Venezuela una reacción del pueblo que mayoritariamente esta consciente, que un sacudón como el sucedido el 27 de febrero del 89 no le conviene a nadie y que ha demostrado que aprendió a resistir y no caer en provocación, pero si a diferenciar entre quienes, tienen interés en ejercer su profesión de comerciantes decentemente, obteniendo ganancias tolerables y los que están pretendiendo doblegar al pueblo, desapareciendo los alimentos, para provocar alzas desmedidas de sus precios, para que los sectores populares resulten los ms afectados por esta guerra económica, que tiene por finalidad política hacer pasar hambre al pueblo, para que se arreche contra el gobierno.

Pues que se olviden, que esa estrategia no le funcionara, tengan la seguridad que cada especulador tiene su sello de marca. Aquí todos sabemos quienes están especulando deliberadamente, el pueblo pacientemente se está dejando robar, pero a la hora de cobrar la factura viene completica.

De tal manera que como el pueblo sabe que esta guerra la tienen montada con el propósito de utilizarlo como tonto útil de sus propios verdugos, lo más probable es que sus acciones se conviertan en un boomerang.

Apelando al refranero popular voy a mandar este mensaje a los opositores de este régimen democrático, “EL QUE JUEGA CON CANDELA TARDE O TEMPRANO SE QUEMA”. O “JUEGUENSE CON EL SANTO PERO NO CON LA LIMOSNA” El santo es el Gobierno y la limosna es el pueblo, jodándole la paciencia que Uds. quieran a Maduro, pero dejen tranquilo al pueblo. No abusen de su paciencia y su conciencia.

Por otra parte un llamado al gobierno del Presidente Maduro, métale presión a su gabinete, para que corran o se encaramen, que este pueblo paciente y consciente está esperando acciones contundentes para meter en cintura a esos comerciantes que se han convertidos en delincuentes sin pistolas.

Y por otro lado que activen todos los mecanismos necesarios para poner a producir a los sectores que han recibido y están recibiendo divisas del gobierno.

Mientras el gobierno aplica la máxima autoridad para impedir que los sectores conspiradores sigan castigando al pueblo, se active el aparato productivo del país, se mete a la cárcel a los hambreadores del pueblo y a los corruptos de adentro y fuera del gobierno, el pueblo consciente y paciente seguirá resistiendo, hasta que pase la tempestad.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1392 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a201555.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO