…..Por eso es que estamos como estamos…..

C... voy a ser crítico, disculpen si voy a ser duro en mis apreciaciones. Pero primero creo que tenemos que sincerarnos: Estamos en una guerra, sea de cuarta o de primera generación.estamos en una guerra.

De ahí tenemos que partir. En una guerra no se pueden dejar las armas en manos de cuartas columnas y ahoraaunque sé que lo que diré, traerá murmullos, hay que ponerle el cascabel al gato: Estamos rodeados de majunches que hacen lo posible para enterrar la revolución bolivariana.

Lo más grave es que dentro de las compañías claves como lo son  CADELA, CANTV, MERCAL, Contralorías, SENIAT, cuerpos de seguridad, alcaldías, concejos municipales, PEDEVAL, HIDROANDES, Defensoría, misiones,  poder judicial y pare de contar.

Hay que ver el  daño que esos infiltrados han hecho a la revolución y creo que ellos son culpables de los espacios que hemos perdido, que aunque nos cueste, tenemos que reconocerlo.

Hoy en conversación tempranera con un compadre; hombre comprometido con esta revolución; comentábamos la necesidad de que ya en este país paguen los responsables de este golpe suave. Conversabamos la muerte del Capitán Guillén Araque.

Es necesario que el Poder Judicial sancione con todo el peso de la ley contra los que de una manera irresponsable trataron de llevar a este país a una guerra civil.

Imprescindible es; sin lugar a duda; que se siente un precedente sobre sanciones con todo el peso de la ley; sin contemplaciones; contra los asesinos de nuestros integrantes de la Guardia Nacional Bolivariana, que se deslastraron de ser los matones de la cuarta república, para ser ahora las victimas en la quinta república y siendo una institución demasiado respetuosa de los derechos humanos, lo vi muy claramente en Valera y no dudo que haya sido igual en los municipios en donde se realizaron estas alteraciones de la paz ciudadana.

Aquí no puede haber actuaciones complacientes con los que guarimbearon, sin  justificaciones ni actitudes de traiciones justificando o perdonando a los que llenaron nuestras calles de sangre y tragedia.  No hay perdón para los traidores.

Igualmente es; en este conflicto; necesario revisar, de manera exhaustiva, el papel realizado en los diferentes organismos del personal para con el pueblo, con la intensión de rectificar para hacer más accesible la relación Poder Popular-instituciones ya que eso es revolución.

 Hay que estar claros los gringos no dejaran de tratar de volver a  Venezuela a ser su patio trasero.

 El golpe suave seguirá, han llenado nuestras calles de disociados, que creen que luchan contra una invasión cubana; lo he visto, he sido testigo de eso.

He visto a estos locos luchar una guerra desde sus casas, encerrándose en una ratonera, para; supuestamente; defender lo de ellos. En esta guerra hay que pelear desde cualquier sitio y la táctica ganadora es no dejar que el enemigo nos penetre nuestras posiciones o sea nuestras instituciones.

Ya es la hora de dejar de decir: por eso es que estamos como estamos..



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1359 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas